Meatzaldea se suma a la red vasca de ekoetxeak

El centro ambiental, que integra el de Peñas Negras, será la puerta de entrada al Biotopo de Meatzaldea

09.02.2020 | 04:33
Representantes institucionales, en el exterior del edificio que acogerá las oficinas de la nueva Ekoetxea.Foto: Ihobe

Abanto Zierbena - El Parque Cultural y ambiental de la Minería del País Vasco es cada vez una realidad más tangible y relevante de cara a implementar la estrategia de puesta en valor de la imponente huella que dejó la minería en Meatzaldea y propiciar un desarrollo turístico de los municipios que soportaron esta actividad económica que dio relumbre a Bizkaia y Euskadi. En este sentido, ayer se dio un paso importante con el anuncio realizado por el consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, quien desveló la incorporación de la Ekoetxea de Meatzaldea a la red de centros ambientales del Gobierno vasco. Esta red, integrada por las ekoetxeas de Urdaibai, Txingudi, Azpeitia y Peñas Negras, ha sido visitada por más de ochocientas mil personas en la última década.

Una inclusión que fue celebrada por la alcaldesa de Abanto-Zierbena, Maite Etxebarria, que definió al parque como "símbolo de reconocimiento histórico y apuesta de futuro". La nueva Ekoetxea, ubicada en el Edificio Corta de Gallarta del futuro parque minero, se suma al centro de interpretación ambiental de Peñas Negras en Ortuella, pasando a funcionar ambas infraestructuras como un único centro de educación ambiental, en el que Meatzaldea será la puerta de entrada al Biotopo de la zona minera.

Referente "Es importante reconocer y resaltar que la semilla de este centro se encuentra en toda la actividad que ha desarrollado Peñas Negras desde su creación en 1994. Un centro que fue pionero en su época y que se ha convertido en un referente, tanto para los centros escolares de Euskadi como para la población local y el público en general" indicó Arriola. Ekoetxea Meatzaldea cuenta con un auditorio con capacidad para un centenar de personas y una vista privilegiada sobre la Corta Bodovalle, que también puede verse desde el exterior del edificio. Así mismo dispone de una zona de talleres para la realización de actividades con escolares. "El centro contará con una exposición permanente que mostrará la enorme influencia del ser humano sobre el medio natural y lo importante que es la participación de todas las personas para su conservación", señaló Arriola.