Horkasitas abre sus puertas al comercio local

La aduana de Balmaseda muestra su aspecto tras la rehabilitación en un encuentro con emprendedores

09.02.2020 | 02:25
El diputado Imanol Pradales acudió al encuentro. Fotos: E. Castresana

La aduana de Balmaseda muestra su aspecto tras la rehabilitación en un encuentro con emprendedores

Balmaseda - A punto de concluir las obras de rehabilitación con el acondicionamiento del jardín exterior que lleva el nombre de la pintura Mari Dapena, el palacio Horkasitas de Balmaseda ha desvelado su renovado aspecto en una jornada sobre innovación comercial organizada por el Ayuntamiento, Enkartur y Caixa Bank. Intervino en el encuentro el diputado de Promoción Económica, Imanol Pradales, que anunció que "estamos pensando extender a Güeñes y Zalla el programa dirigido al sector dentro del plan de estímulo probado en la villa con carácter piloto" ante los buenos resultados logrados.

El Ayuntamiento ha invertido "700.000 euros" en acondicionar el inmueble para albergar eventos temporales, según explicó el alcalde, Álvaro Parro, "gracias a los remanentes de tesorería logrados esta legislatura". El proyecto que ha apuntalado las instalaciones eliminando los elementos provisionales , además de facilitar la accesibilidad persigue "devolver este edificio a la ciudadanía de Balmaseda y uno de los ejes serán, sin duda, las actividades de la asociación Balmadenda".

En este sentido, tres comerciantes de la villa relataron sus experiencias a las personas congregadas en el patio central del edificio. Trini Arce regenta la tienda DT Balma, accesible también a través de Facebook. "Vender por Internet me resulta muy útil. Mediante una aplicación los pagos se pueden efectuar al momento", detalló. Salomé Picasarri ha logrado que la vinoteca Días de vino y más se haga un hueco en la ruta de poteo por el casco histórico de la villa. Ofrece "productos especiales, gourmet, de denominación de origen que se pueden consumir en el propio local". "No existía ningún establecimiento así en el municipio y de ese concepto inicial han surgido más iniciativas", añadió. Y el chocolate con pistacho caramelizado de Kaitxo Balmaseda puede considerarse el mejor del mundo tras alzarse con un premio internacional.

"Trabajamos mucho con otras empresas de la comarca. No se conocían las especialidades del café ni del cacao fino, al contrario que en Estados Unidos y el norte de Europa", contó Mikel González, artífice de la marca junto con su tía y experta catadora, Raquel González. Los tres invitaron a consumir en el ámbito local. Tras ellos tomó la palabra Jorge Aio, gerente de la asociación Bilbao Centro, quien destacó cómo "los comerciantes hemos pasado de ser colaboradores a tener voz y voto".

Por su parte, el diputado Imanol Pradales hizo balance de las actividades promovidas desde su departamento en relación a los retos que afronta el comercio. "Aunque la competencia en la materia corresponde al Gobierno vasco, en 2012 en plena crisis, decidimos invertir para impulsar a los negocios locales hasta cinco millones de euros en bonos denda, campañas, ayudas a la transmisión empresarial ahorro energético, gestión o mercado digital", enumeró.