ezkerraldea

Ondas para la solidaridad

La muskiztarra Sandra Garay Martínez elabora un proyecto técnico para una radio en Gambia

Alumna del C.F. Somorrostro, la joven ha debido demorar sus prácticas por cuestiones de salud

09.02.2020 | 00:24
Sandra Garay acabó el ciclo de Sistemas de Telecomunicaciones e Informática y aborda su prácticas con este proyecto de radio comunitaria para una ONG de Gambia.Foto: E. Z.

Muskiz - Sandra Garay Martínez está estos días en pleno proceso de ebullición intelectual, con sus cinco sentidos centrados en culminar para el próximo mes en junio el proyecto técnico que posibilitará la futura puesta en marcha de una emisora de radio comunitaria en la ciudad africana de Bijilo en Gambia. Un proyecto que como define esta joven treintañera muskiztarra supone más que un reto académico "un acicate personal". No en vano, esta joven, que cuenta con el apoyo incondicional de su tutora de la asignatura de Formación en Centro de Trabajo, Eztizen Fajol, está poniendo alma, corazón y vida para fijar las condiciones y equipamiento técnico necesarios que permitan la creación de este importante avance en la comunicación social de esta localidad costera de apenas 100.000 habitantes.

"Sandra tenía pendiente esta formación para culminar su proceso de aprendizaje del segundo ciclo debido a que tuvo problemas de salud que truncaron esa posibilidad y gracias a la propuesta de un compañero del centro que ha estado ligado al mundo de la comunicación surgió esta iniciativa que le va a Sandra como anillo al dedo porque es una alumna brillante y además va a realizar las prácticas en el centro donde ha estudiado toda su vida", señala Eztizen Fajol que valora sobre todo la capacidad de lucha de esta joven. No en vano, Sandra, afectada por un fibrosis quística que le hizo tener dificultades para seguir el proceso formativo y que le obligó a tener que renunciar a las primeras prácticas ante la falta de empatía de la empresa que la seleccionó ante las ausencias derivadas de episodios relacionados con su afección, no dudó ni un momento en aceptar la oferta del proyecto Sonu Buga Buga que lidera en el país africano la cooperante vasca, Verónica Ormaetxea. "Incluso les acredité mis ausencias con los informes médicos pero poco más que se pensaban que eran falsos", recuerda Sonia. Ahora, de la mano del proyecto que llegó al centro a través del también profesor del centro diocesano Vicente Llarena, ha encontrado en este proyecto técnico de radio en FM un reto del que destaca la dimensión solidaria con los habitantes de este pequeño enclave.

Alumna de Sistemas de Telecomunicaciones e Informática, Sandra Garay hizo con anterioridad un ciclo de mecánica. "Mi llegada a las telecomunicaciones fue un poco por casualidad y en este proceso me llegó esta posibilidad de la que me llamó la atención sobre todo el trasfondo solidario de esta prepuesta que surgió de la ONG Sunu Buga Buga que puso en marcha hace unos años Verónica, una mujer de Getxo que era azafata de vuelo en una aerolínea y que se quedó embaucada con el lugar y decidió quedarse a vivir allí y crear una comunidad que es la que da nombre al proyecto", reseña Sandra Garay, responsable del proyecto técnico de la futura radio.

"Tendremos que presentarlo a la ONG y confiar en que lo aprueben y luego ver cómo puede ponerse en marcha", comenta esta joven luchadora a la que le encantaría poder ir a Gambia para poder acompañar el proyecto en su puesta en marcha.

"Como en comunidades cercanas hay proyectos similares, todo apunta a que pudiera hacerse realidad", sugiere Eztizen, la tutora de esta alumna dedicada que anda rastreando por el centro muskiztarra todas la pistas para dar forma a la iniciativa. "Se trata en definitiva de implementar un proyecto participativo que en un medio plazo tuviera una capacidad de autogestión a todos los niveles con el apoyo que hiciera falta, incluida la formación. Es decir poner a disposición de Bijilo un instrumento que posibilite su desarrollo, capacidades y habilidades con implicación por parte de la población para que sienta la radio como algo suyo", plantea esta joven cuya enfermedad ha sido un obstáculo temporal en su desarrollo académico pero en forma alguna ha logrado vencer su determinación.

"Para mí es un proyecto muy querido sobre todo por el carácter social que tendría su puesta en marcha. Me gustaría poder ir allí", sueña.

noticias de deia