El arte de vivir la esencia rural

Una de las obras resultantes de la beca promovida por Mutur Beltz fue seleccionada en 2018 para el festival de cine europeo de Sevilla. La asociación lanza otra convocatoria con el fin de plasmar la identidad local tras una semana de convivencia en Karrantza

08.02.2020 | 22:13
Joseba Edesa y Laurita Siles, con los artistas Onintza Etxebeste, Bruno Delgado e Itxaso Díaz. Fotos: Mutur Beltz

LOS fotogramas en Súper 8 retrotr n a épocas pasadas y, sin embargo, las escenas se filmaron en el valle de Karrantza hace un año. El trabajo realizado por el artista Bruno Delgado durante su estancia en el valle para la beca Residencia del buen vivir, otorgada por la asociación Mutur Beltz, fue elegido en noviembre para su proyección en el festival de cine europeo de Sevilla. El mejor aval posible para la convocatoria que el colectivo defensor de la forma de vida rural reeditará por tercera vez. Hasta el 31 de marzo se pueden presentar las solicitudes.

El objetivo es guardar testimonio de la identidad del campo de la mano de tres artistas guiados entre el 23 de abril y el 5 de mayo por los fundadores del Mutur Beltz, Joseba Edesa y Laurita Siles. El proyecto pretende "ampliar el espacio de reflexión, debate y difusión sobre la situación del mundo ovino y pastoril, ofreciendo espacios y momentos para que los pastores convivan con los artistas", explican. Las iniciativas "pueden estar encuadradas en artes plásticas, visuales, danza, literatura, música, bertsolarismo... individual o en grupo".

Los creadores podrán visitar caseríos de Karrantza, conocer cómo se elaboran los productos típicos y empaparse de las costumbres que les inspirarán sus trabajos posteriores. Para completar la formación, la organización invitará "a agentes teóricos relacionados con los temas que nos inquietan, como sociología, antropología, historia del arte y ganadería, entre otros sectores".

En contraprestación a la beca recibida, "cada artista deberá dejar una pieza significativa de su creación para que forme parte de la colección del archivo de la residencia artística del buen vivir. La organización se reserva el derecho a mostrar ese material "con el objetivo de enriquecer tanto la difusión del trabajo desarrollado como al propio valle de Karrantza". Los aspirantes disponen de plazo hasta el 31 de marzo para enviar la documentación requerida por la asociación Mutur Beltz. Junto con nombre, apellidos y datos de contacto ha de figurar una memoria explicativa de los proyectos y un dossier con su trayectoria anterior, en euskera y castellano. Un equipo de expertos reunidos por la asociación resolverá el 7 de abril quiénes son los beneficiarios, incluyendo suplentes por si alguno decidiera renunciar.

En 2018 tomaron parte tres artistas. Bruno Delgado tituló Bovinas ovinas a su audiovisual que "explora la relación entre la hierba, las ovejas, el alimento, la lana, la leche, el queso o el hilo", según describe el propio autor, inspirándose "en el recuerdo de las primeras imágenes en movimiento de ovejas tomadas por los hermanos Auguste y Louis Lumière en 1896 y con el correlato entre el hilado de la lana y el ritmo de enrollado de las bobinas". El corto se proyectó en el festival de cine europeo de Sevilla en noviembre. Itxaso Díaz presentó una serie de retratos que suponen "un esbozo audiovisual de lo que probablemente se conforma como un entramado tejido a lo largo de una acumulación de experiencias, históricas y contemporáneas, que representan parte de una identidad de un territorio". Por último, Onintza Etxebeste llevó a cabo una instalación sonora que "promueve una conversación entre los contrastes inter-generacionales, temporales y funcionales de los caseríos y su entorno".

Oveja cara negra Joseba Edesa y Laurita Siles constituyeron Mutur Beltz hace cuatro años "como un pequen?o proyecto de vida que ha evolucionado hacia una asociación agroecolo?gica, artística y cultural para promover la oveja carranzana cara negra, en peligro de extinción, de la misma forma que el propio oficio de pastor", explican.

Además, colaboran con la asociación vasca para la defensa y protección de la crianza de ganado ovino cara negra (Avascane) en la organización del encuentro artístico agro pastoril que se celebra en Karrantza y venden artículos confeccionados con lana autóctona para devolverle su valor al comprársela a los pastores a un precio justo.