Barakaldo rastrea más puntos negros para las mujeres

El Ayuntamiento volverá a salir con las vecinas para escrutar las zonas inseguras y erradicarlas

08.02.2020 | 17:17

Barakaldo - El Ayuntamiento de Barakaldo organizará nuevas rutas por las calles y rincones de la localidad fabril con el objetivo de detectar nuevos puntos inseguros en el municipio y, de esta manera, poder actuar en los mismos para hacer de estos lugares unos puntos más seguros. Esta iniciativa está impulsada por la Mesa de los Puntos Inseguros, órgano en el que están presentes los partidos políticos con representación en el pleno municipal y diversas asociaciones de Barakaldo.

Esta no será la primera vez que se lleve a cabo una acción similar en el municipio, ya que en 2017 se hicieron una serie de rutas en base a las que se detectaron varios puntos que, a juicio de las propias barakaldarras, eran inseguros. "Creemos que fue una experiencia muy positiva ya que las mujeres, y los hombres, pudieron conocer de primera mano el trabajo que realizan los técnicos del Ayuntamiento para revisar los puntos que ellas mismas señalan en la mesa como puntos potencialmente inseguros", aseguró Rakel Olalla, edil de Mujer del Ayuntamiento de Barakaldo. Esa buena experiencia ha facilitado que, ahora, menos de dos años después, vuelvan a realizarse estas rutas en las que la ciudadanía analizará, in situ, los aspectos a mejorar de los lugares que crean convenientes. Dichas sugerencias serán analizadas y tratadas posteriormente por los técnicos municipales, quienes harán un análisis pormenorizado de cada lugar. La inscripción para estas rutas se abrirá próximamente y se podrán reservar las plazas llamando al 94 478 94 35 o enviando un correo electrónico al correo igualdad@barakaldo.org.

Iluminación Las primeras rutas de este tipo que acogió Barakaldo en 2017 no solo sirvieron para hacer un análisis pormenorizado y buscar solución a los puntos inseguros de la ciudad. También fueron muy útiles para que la institución local conociese de primera mano qué es lo que más preocupa a la ciudadanía, especialmente a las mujeres, en materia de seguridad. Así, en aquella primera experiencia los técnicos municipales constataron que el principal elemento que genera la sensación de inseguridad en ciertos puntos es la falta de iluminación.

En este sentido, el Consistorio fabril ha invertido 1,8 millones en los últimos años para mejorar el alumbrado público de las calles de la localidad. "El alumbrado público de Barakaldo es muy antiguo y se ha invertido muy poco en su mantenimiento, por eso desde que llegamos al gobierno hemos trabajo en la búsqueda de una solución que permita a las y los barakaldeses contar con una iluminación óptima", indicó Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo, un municipio que volverá a hacer rutas para detectar puntos inseguros. - M. A. P.