Sopela contará con 53 nuevas viviendas protegidas en alquiler

Las primeras viviendas serán las 23 de Loiola, cuyas obras empezarán en 2022; las 30 de Asu, en 2026

30.06.2021 | 12:14
El edificio de Loiola que se levantará a finales de 2022 albergará un centro de día.

Más de medio centenar de familias podrán acceder a una vivienda asequible en régimen de arrendamiento en los próximos años en Sopela. El Ayuntamiento y el Gobierno vasco firmaron ayer miércoles un convenio mediante el cual el Departamento de Vivienda construirá 53 viviendas protegidas en alquiler en los sectores de Asu y Loiola. Se trata de una fórmula que reclaman un total de 440 sopeloztarras que están dados de alta como demandantes de vivienda en Etxebide, puesto que "el 66% solicitan el régimen de alquiler", según explicó el consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola. Gracias al acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento con Lakua y a otro firmado en marzo con la sociedad pública Visesa, se levantarán 30 viviendas en el sector de Asu y 23 en Loiola.

Con esta medida, Sopela prioriza la garantía de acceso a un hogar por parte de la ciudadanía y para la ejecución de ambas actuaciones, dirigidas a personas y unidades convivenciales inscritas en Etxebide con ingresos de entre 9.000 y 39.000 euros, la inversión total prevista por el Departamento asciende a ocho millones de euros. "Es una inversión muy importante y una apuesta firme por dar respuesta a las demandas de la ciudadanía", valoró el alcalde de Sopela, Josu Landaluze.

En este sentido, de la treintena de viviendas que se edificarán en Asu, un total de 26, junto con sus correspondientes garajes y trasteros, serán de titularidad municipal, mientras que el resto será propiedad del Departamento de Vivienda. La gestión de todos los pisos correrá a cargo de Alokabide y se priorizará el acceso a personas que, cumpliendo con los requisitos de renta, cuenten con una antigüedad mínima de tres años de empadronamiento en la localidad. La inversión estimada ronda los 5 millones de euros y se prevé que la ejecución de las obras comience "en 2024 y termine en 2026", apuntaron. Además, el 80% de las viviendas serán de dos dormitorios y el 20% de tres.

Por otro lado, el convenio firmado en marzo entre el Ayuntamiento y Visesa prevé la construcción de 23 viviendas en el sector de Loiola. En este caso, el Consistorio cederá la parcela y su edificabilidad, mientras que la sociedad pública construirá en el edificio un local destinado a un nuevo centro de día de aproximadamente 190 metros cuadrados construidos con dos plazas de garaje que será gestionado por los servicios municipales. El 30% de las viviendas serán de un dormitorio, el 50% de dos y el 20% restante de tres. La obra se licitará en 2022 y las obras comenzarán a finales del mismo año o principios del siguiente. La inversión estimada de esta promoción será de 3,14 millones de euros e incluyen los trabajos de urbanización del entorno.

Además de este convenio, Arriola detalló que el Departamento de Vivienda gestiona en Sopela por medio de Alokabide cinco viviendas, todas ellas de particulares que han cedido a través del programa Bizigune sus residencias en alquiler para favorecer su arrendamiento protegido. Asimismo, 12 jóvenes reciben apoyo para sufragar su renta de alquiler mediante el programa Gaztelagun, que ha abonado 28.600 euros y tiene comprometidos otros 103.300 euros para los próximos años. Desde el año pasado, 23 familias de Sopela han recibido una prestación para costear el pago del alquiler.

noticias de deia