Sopela reduce el parking de las playas para habilitar una zona de esparcimiento

La reforma del aparcamiento de Barinatxe y Arriatera incluye un nuevo paseo

23.04.2021 | 01:01
La remodelación del aparcamiento se está ejecutando en dos fases para garantizar el estacionamiento mientras duren las obras.

Sopela ha iniciado las obras para remodelar el parking de acceso a las playas de Barinatxe y Arriatera. Las máquinas comenzaron a trabajar sobre el terreno la semana pasada y la previsión municipal es que los trabajos estén concluidos para finales de mayo si no hay ningún contratiempo.

Mediante esta intervención, el Consistorio sopeloztarra remodelará una área que presentaba diversos desperfectos debido al uso y al paso del tiempo, y que resulta especialmente concurrida durante la temporada estival puesto que presta servicio a los numerosos usuarios que acuden a los arenales del municipio.

En cuanto a la ejecución de los trabajos, se ha planteado en dos fases, para garantizar el estacionamiento en la zona mientras las máquinas trabajan sobre el terreno. Para ello, se ha dividido el aparcamiento en dos sectores.

Al mismo tiempo, el Consistorio sopeloztarra acometerá también una reforma del sistema de recogida de aguas pluviales para acabar con los problemas derivados del estancamiento de agua cuando se producen fuertes precipitaciones. "Con esta actuación se evitará que se generen esos grandes charcos y balsas, además de barro cuando llueve", explica el alcalde de Sopela, Josu Landaluze.

Respecto a las plazas de aparcamiento, se mantendrá la distribución actual en el óvalo, instalando traviesas para separar la zonas de estacionamiento de vehículos y se mantendrá el área sin asfaltar.

No obstante, aunque la estructura del parking seguirá como hasta ahora, se modificará la ubicación de las plazas reservadas para personas con movilidad reducida a "un espacio más cercano y asfaltado" próximo a la entrada a los arenales, según explica Landaluze. Con esta actuación se persigue "facilitar" en la medidad de lo posible su acceso a las playas.

Por otra parte, el proyecto contempla el cierre de la zona de aparcamiento superior al óvalo, que se convertirá en área de esparcimiento. "Será una zona de recreo en donde se habilitará un nuevo paseo", apunta el regidor. En este sentido, este espacio supone un balcón desde el que observar todo el litoral costero y permite contemplar los acantilados de la playas de Barinatxe y Arriatera-Atxabiribil. Sin embargo, esta intervención supondrá, según los cálculos municipales, la eliminación de 300 plazas de las 1.200 que disponía en total este área de estacionamiento. Al mismo tiempo, también se retirará la señal de gálibo del acceso a la parte superior del óvalo y se instalará un barrera automática que permitirá la entrada y salida de vehículos únicamente para los vecinos de la zona.

Autocaravanas
 

Por otro lado, antes del inicio de las obras, a raíz de una petición vecinal, el Consistorio estudió la posibilidad de incluir un área de estacionamiento para autocaravanas en la zona, para lo cual se barajaba reservar una veintena de plazas para este tipo de vehículos e incluir una reglamentación de reservas de hasta un máximo de 48 horas de pernocta, al igual que existe en otros municipios de la comarca de Uribe como, por ejemplo, en Bakio, pero finalmente se acabó descartando el proyecto.

Por último, para llevar a cabo esta reforma integral del aparcamiento de las playas, el Ayuntamiento de Sopela ha destinado una partida presupuestaria que ronda los 150.000 euros.

 
noticias de deia