Sopela instala dos carpas en Zipiriñe para ampliar el espacio al aire libre

El Consistorio invierte 70.000 euros para habilitar un área de control de acceso y otro para hacer deporte

05.09.2020 | 04:00
Carpa de 20x40 metros instalada en el patio del centro.

El colegio público Zipiriñe de Sopela ganará este curso espacio al aire libre gracias a la instalación por parte del Ayuntamiento de dos carpas en el patio y en la zona de juegos del centro escolar. El objetivo de esta iniciativa es "garantizar la seguridad del alumnado de Zipiriñe" y contribuir al "buen desarrollo del nuevo curso escolar y dar cumplimiento a las condiciones de salud requeridas por el Departamento de Educación" con motivo de la crisis sanitaria, según anunció ayer el Consistorio sopeloztarra.

En este sentido, el Ayuntamiento de Sopela ha invertido cerca de 70.000 euros para la instalación de las carpas que "garantizan la escolarización presencial de la infancia y adolescencia y su seguridad", apuntan.

Cabe recordar que, ante el inicio del curso escolar, el pasado 26 de agosto, la Asociación de Municipios Vascos, Eudel, remitió una carta a todos los Ayuntamientos informando sobre la solicitud que realizaba el Departamento de Educación del Gobierno vasco a las entidades locales para colaborar a fin de identificar espacios municipales para la escolarización presencial, y poder reubicar al alumnado según se requiera cumpliendo las medidas de Salud.

De esta manera, "tras analizar múltiples ubicaciones y debido a la ausencia de espacios públicos municipales idóneos en el centro del municipio" -aclaran-, el Consistorio decidió ubicar dos carpas en Zipiriñe.

La primera de ellas, de 20x40 metros, para la cual se han invertido 40.000 euros, se instalará en el patio del colegio. Su objetivo principal es disponer de un espacio habilitado para ordenar la entrada y salida de los estudiantes, evitando así las aglomeraciones que se puedan dar en los alrededores del centro escolar.

Esta zona, que contará en el suelo con señales direccionales para recordar el mantenimiento de las distancias, servirá para que al alumnado se le tome la temperatura antes del entrar al centro y puedan acceder de manera escalonada y de forma más segura. Así mismo, durante el resto del día y, sobre todo, en caso de que la climatología no acompañe, este espacio cubierto podrá ser utilizado también como zona de recreo durante todo el curso.

En cuanto a la segunda carpa, de 15x20 metros, se instalará al lado de los columpios. En este caso, el Ayuntamiento ha destinado cerca de 30.000 euros para acondicionar el terreno, colocar una tarima y construir la carpa. Esta segunda zona será utilizada como gimnasio o espacio para hacer deporte al aire libre, ya que el actual gimnasio se utilizará como comedor, para que el centro cumpla con las medidas correspondientes de seguridad que exigen las autoridades sanitarias. Ambas carpas funcionarán "hasta el final del curso 2020-2021", concluyen. - C. Zárate