Amorebieta denuncia el "ambiente agresivo" que vive la localidad en las últimas fechas

Un joven se encuentra ingresado en el hospital tras una pelea multitudinaria

28.07.2021 | 00:32
Amorebieta vivió ayer martes una nueva manifestación de condena contra la violencia.

Los vecinos de Amorebieta comienzan a estar hartos de los episodios agresivos que se dan últimamente con frecuencia en la localidad. Una pelea multitudinaria que acabó con el ingreso de un joven en el hospital de Cruces movilizó en la noche de ayer martes a la ciudadanía zornotzarra. Hosteleros de Luis Urrengoetxea y otros colectivos locales convocaron una concentración con el propósito de denunciar "el ambiente agresivo" que sufre la localidad en las últimas fechas.

En lo que a la pelea multitudinaria se refiere, los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado domingo, junto al embarcadero del parque de Jauregibarria. Al parecer y según testigos de la pelea, un joven de Lemona fue atacado por un grupo de chavales de Barakaldo que le golpearon con violencia en repetidas ocasiones. La secuencia fue recogida en un vídeo que circula por redes sociales. Al lugar de los hechos acudió una UCI móvil que trasladó a la víctima centro hospitalario, donde el joven sigue recuperándose de la brutal paliza. Desde el Consistorio zornotzarra informaron que "la investigación está abierta entre la Ertzaintza y la Policía Municipal de Amorebieta para esclarecer los hechos".

Al margen de esta agresión, el fin de semana estuvo marcado por otras peleas en diferentes puntos del municipio. "Este último fin de semana hemos llegado a un caso extremo. Un chico apaleó y dejó inconsciente a una chica por razones absurdas y ridículas. El mismo chico golpeó a otro joven por la mañana y un grupo de chicos propinó una paliza colectiva a otro chico. Hay muchas versiones sobre este enfrentamiento, pero una cosa está clara: todos los agresores del fin de semana son hombres. Estas actitudes no las determina la raza, sino el género. Tenéis una masculinidad demasiado débil. Sois ridículos", defendieron los impulsores de la concentración, añadiendo que "en la construcción de un pueblo feminista y plural, seguiremos haciendo frente a vuestros discursos y actitudes machistas. Para ello necesitamos proyectos de educación y prevención serios, integrales y honestos, que incidan en la transformación social".

Este tipo de agresiones comienzan a ser frecuentes en la localidad. En la madrugada del 19 de junio la zornotzarra Maider Uribarri salió en defensa de un joven que sufrió una agresión homófoba en la calle Luis Urrengoetxea. En consecuencia, ella también fue agredida verbalmente. "Eran las 2.30 horas y ya habían cerrado los bares. Fue entonces cuando presencié la agresión a este chico. Rápidamente fui a defenderle y me dijeron textualmente: Te voy a reventar, puta gorda, bollera de mierda. Le pedí explicaciones al agresor de por qué le había pegado al chaval y su respuesta fue: A mí un maricón no me mira", explicó la zornotzarra incrédula e incapaz de entender la actitud del agresor.

Con el propósito de denunciar lo ocurrido y respaldar a las víctimas, un centenar de zornotzarras se concentraron el 21 de junio en la plaza Referéndum. Fue la plataforma por la Diversidad Akelarre la que denunció los hechos ocurridos, convocando una concentración silenciosa en la que tomó parte también Zornotzako Talde Feminista. Además de estos dos ataques homófobos, esa misma madrugada también se dio una agresión machista.

Las concentraciones de repulsa volvieron a darse el pasado día 19 para denunciar un ataque machista y otro homófobo que tuvieron lugar el fin de semana anterior en las calles del municipio. Al parecer, y según denunció el movimiento feminista de la localidad, un menor fue increpado por un grupo de jóvenes, que "le echaron piedras al grito de puto maricón y otra chica tuvo que soportar diferentes descalificaciones", denunciaron.

noticias de deia