Un estudio detecta altos picos de benceno en el aire de Durango

Según el informe realizado por Tecnalia, el origen se encuentra en industrias ubicadas en Iurreta

25.09.2020 | 01:12
Julián Ríos, Ima Garrastatxu y Aitor Larrucea.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Durango, liderado por EH Bildu y Herriaren Eskubidea, ofrecieron ayer una comparecencia de urgencia para dar a conocer los resultados del estudio de identificación de las causas de los malos olores en Durango. El informe recogió altos niveles de benceno en el aire provenientes de oeste o noroeste de Durango, es decir, de puntos ubicados en el municipio de Iurreta. Lo preocupante: episodios puntuales de 700 ug/m3 de benceno, cuando la normativa vigente relativa a la calidad del aire establece de media anual 5ug/m3. En Durango, la media anual de 2019 se situó en 0,58ug/m3, por ello, "sorprenden y preocupan" los niveles de hasta 700ug/m3 detectados en momentos puntuales. "No solo son malos olores, se dan picos altísimos de benceno, un componente cancerígeno", valoró Ima Garrastatxu, alcaldesa de la villa.

El estudio, realizado por el área de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Fundación Tecnalia Research&Innovation, perseguía dar respuesta a las quejas y episodios de olores sintomáticos, apreciados por la población desde mediados de 2018. El objetivo era elaborar un estudio de identificación de potenciales fuentes de olor en Durango y su entorno.

Realizado entre junio de 2019 y mayo de 2020, el análisis no solo se ha centrado en los posibles focos ubicados en la villa, sino que se han recopilado, caracterizado y analizado 65 posibles fuentes potencialmente generadoras de malos olores de los municipios de Durangaldea (Elorrio, Iurreta, Berriz, Zaldibar, Abadiño, Ermua, Atxondo, Mañaria, Izurtza, Amorebieta-Etxano y Mallabia). Asimismo, el estudio ha contado con la participación ciudadana, a través de un sistema de quejas, recibiéndose entre octubre 2019 y marzo de 2020, cerca de 40 avisos vecinales que permitieron activar diferentes captadores que recogían muestras de aire al instante del aviso. Así, se logró analizar 172 compuestos orgánicos volátiles (COV). Los análisis de dichos contaminantes se llevaron a cabo por el laboratorio acreditado Bioef (Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias), contando con la colaboración de Salud Pública del Gobierno vasco.

"Lo preocupante es que se dieron episodios puntuales de hasta 711 ug/m3 en diciembre"; niveles nunca vistos por los profesionales de Tecnalia", explicó Aitor Larrucea, técnico de Medioambiente de Durango, añadiendo que "el origen se sitúa desde después de la variante, hasta más allá de la papelera".

Descartando que el benceno llegue de Amorebieta, el informe recoge que el posible origen se puede dar en la quema de combustibles de procesos industriales. Preocupados por los resultados, miembros del equipo de gobierno convocarán a la Mesa de Calidad del Aire y enviarán los resultados del estudio al Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco y al Ayuntamiento de Iurreta. "Son ellos ahora los que deberán hacer el estudio para ver de dónde proceden esas partículas y qué empresa está haciendo esas emisiones", añadió Garrastatxu, que culpó al anterior equipo de gobierno de "mirar hacia otro lado" en este asunto.