Iñaki Totorikaguena | Alcalde de Iurreta

"Hemos hecho lo más complicado, pero no podemos ni debemos relajarnos"

05.05.2020 | 00:21
Iñaki Totorikaguena

El alcalde de Iurrera, Iñaki Totorikaguena, repasa la situación actual y detalla las medidas adoptadas para paliar la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas

Iurreta – Desde el inicio de la crisis sanitaria, en Iurreta solo se han registrado 12 casos positivos por covid-19. Pese a que la transmisión del virus ha sido menor que en otros municipios de la comarca, su alcalde, Iñaki Totarikaguena, asegura que el Ayuntamiento no ha bajado la guardia y sigue impulsando medidas para frenar el virus y favorecer la reconstrucción económica.

¿Cómo está llevando y viviendo la situación actual?

—Hasta ahora tengo que decir que lo hemos llevado bien. La gran mayoría de la ciudadanía ha respetado las restricciones y por ello nos tenemos que felicitar. Pero todavía debemos continuar, en este momento de cierto alivio de las medidas, cumpliendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Hemos hecho lo más complicado, pero no podemos ni debemos relajarnos.

¿Cómo se está desarrollando la actividad municipal?

—Es una situación extraña, a veces un poco frustrante, pero nos hemos tenido que amoldar a nuevas formas de trabajar. La mayoría de la plantilla municipal ha estado trabajando en teletrabajo y solo aquellos servicios necesarios para garantizar la seguridad y la higiene pública se han mantenido. Mantenemos la atención a la ciudadanía en el SAC de forma telefónica y telemática, y para casos urgentes, sobre todo de emergencia social también de forma presencial. Nos hemos centrado en conseguir que los servicios esenciales hayan seguido activos y tratar de ofrecer atención y seguridad a la ciudadanía de Iurreta.

¿Qué medidas se han adoptado para evitar la expansión del virus?

—Desde el primer momento pusimos el máximo de los recursos del servicio de limpieza municipal y de la propia brigada de obras en higienizar lugares de mayor tránsito y todavía lo seguimos haciendo. Por otra parte, al pequeño comercio que ha permanecido abierto en el pueblo durante todo este tiempo se les ha instalado mamparas de protección y facilitado máscaras protectoras para minimizar el riesgo de contagio, tanto para los comerciantes como para sus clientes.

¿Y para minimizar el impacto económico y social?

—La primera medida fue la suspensión de los plazos de pago de tasas y tributos hasta el término del estado de alarma. A nadie se le va a exigir el pago de ningún impuesto hasta que esto termine y vuelva una cierta normalidad. También se han incrementado las Ayudas de Emergencia Social y las ayudas por alimentos básicos. Aquellas personas y familias más afectadas por la situación están siendo atendidas a través de los servicios sociales y por tanto ninguna persona va a estar desatendida. Pondremos todas nuestras capacidades y recursos para poner en marcha las medidas oportunas para salir de esta situación sin que nadie se quede atrás.

En este sentido, ¿se ha planteado realizar alguna modificación presupuestaria o posponer algún proyecto para ayudar a las familias más necesitadas y reactivar la economía local?

—Tenemos que valorar la situación con calma. La verdad es que tenemos pocas certezas y mucha incertidumbre, pero la situación económica del Ayuntamiento es buena y podremos atender los proyectos que teníamos previstos para este año, sin olvidarnos de que nos vamos a enfrentar a una situación complicada en los próximos meses y que nuestra prioridad será atender la inversión y el gasto social y la reactivación de nuestra hostelería y comercio. Ahora mismo estamos valorando una serie de medidas para ayudar al comercio y la hostelería. Vamos a ver si a mediados de mayo podemos presentarlas al resto de grupos políticos municipales, valorar sus propuestas y con todo ponerlas en marcha cuanto antes.

En cuanto a la atención al colectivo de personas mayores, ¿cómo está funcionando y respondiendo?

—Desde el principio fue una de nuestras prioridades. Así junto con los servicios sociales y de mayores de la Mancomunidad implementamos un sistema de acompañamiento telefónico y de apoyo domiciliario, primero a los y las mayores de 80 años y luego con todo el resto. Queríamos conocer las necesidades que podían tener, sobre todo los más vulnerables, hablar con ellos, ayudarles en todo lo que pudieran necesitar y acompañarles.

Por otro lado, y como una alternativa de ocio y entretenimiento, desde el Ayuntamiento se ha impulsado la creación de un blog virtual. ¿Este nuevo escenario nos va a obligar a reinventarnos?

—La situación nos ha obligado a ello y hemos hecho un esfuerzo importante para tratar de mantener en la medida de lo posible los servicios que se ofrecían desde la Casa de Cultura y la Biblioteca tanto para adultos como niños y niñas. La plataforma Iurreta Kultura nos ha servido para ese fin y hemos tratado de llegar a todos y a todas. El camino ya está iniciado y son alternativas que las seguiremos manteniendo a futuro compatibilizándolas con los medios tradicionales.

Por último, ¿qué mensaje le gustaría lanzar a la población iurretarras?

—En primer lugar, felicitarla porque en su gran mayoría, ha seguido de forma ejemplar las recomendaciones de las autoridades. Por otro lado, cuando salgamos de esta situación no debemos olvidar lo que hemos pasado estas semanas para valorar y disfrutar de esas cosas pequeñas que, a veces, no les damos importancia pero que se echan mucho de menos.

"Nos hemos centrado en conseguir que los servicios esenciales hayan seguido activos y en tratar de ofrecer atención y seguridad"

"La situación económica del Ayuntamiento es buena y podremos atender los proyectos que teníamos previstos para este año"