Elorrio acerca el euskera a mujeres migrantes

23.02.2020 | 10:20
Algunas de las mujeres participantes del programa AISA de Elorrio

Con cursos en los que veinte vecinas de entre los 18 y 45 años tienen un primer contacto con el idioma

Mujeres de Senegal, Marruecos, Argelia, Honduras, Bolivia, Ecuador y Rumanía tienen la oportunidad de conocer el euskera por medio del programa AISA impulsado por el Ayuntamiento de Elorrio. Se trata de cursos gratuitos de 60 horas de duración que se imparten dos veces por semana siguiendo una metodología muy visual, práctica y sencilla.

Las lecciones que se ofrecen mediante el euskaltegi de AEK, consisten en varios cursos de acogida lingüística para personas migrantes, donde se trabajan temas sencillos para facilitar su integración como los saludos, números, familia, escuela, salud, etc. El objetivo primordial es poder ofrecer un primer contacto con el euskera y facilitar el que puedan seguir aprendiéndolo en los euskaltegis. En este sentido, Izaskun Gisasola, profesora de estos cursos en el euskaltegi Abizari en Elorrio, comenta que "el objetivo de estas clases es que puedan tener un primer acercamiento y que al finalizar sigan en el euskaltegi continuando su proceso de euskaldunización".

En total son 20 mujeres, de edades comprendidas entre los 18 y los 45 años, las que participan en los dos cursos ofertados a través del programa AISA. Algunas son estudiantes, pero todas trabajan en el cuidado de personas dependientes, por lo que disponen de muy poco tiempo para realizar tareas fuera de clase. A pesar de ello, reconocen que ha sido un descubrimiento y están muy contentas con el resultado por la posibilidad de conocerse y relacionarse entre ellas y que ahora incluso "nos saludamos en euskera", explican. A pesar de que algunas llevan varios años en Elorrio, el proceder de países sudamericanos y saber castellano ha hecho que muchas no hayan sentido tanta necesidad de acercarse al euskera, pero ahora reconocen que les gusta, aunque les cuesta mucho hablarlo, ya sea por vergüenza o por miedo a hacerlo mal. La formación de estos grupos tiene su origen en un proyecto comunitario dirigido a mujeres migrantes empleadas en el cuidado de personas dependientes y promovido desde el departamento de Igualdad del Ayuntamiento de Elorrio. - .