Fallos técnicos y dudas en la nueva expansión de la OTA en Bilbao

San Ignacio, Ibarrekolanda y La Peña han estrenado este lunes la ordenanza con muchas plazas de aparcamiento libres

02.05.2022 | 12:45
Un viandante pasea por la avenida Zarandoa, en San Ignacio, a media mañana de ayer con dos hileras de estacionamiento de OTA casi todas libres.

Muchas incógnitas entre los usuarios, varios fallos técnicos en parquímetros, otras máquinas inutilizadas, muchos estacionamientos libres y vecinos agradecidos. Son las pinceladas básicas de las primeras horas de la extensión del servicio municipal de la OTA en Bilbao a los barrios de San Ignacio, Ibarrekolanda y La Peña que se ha hecho efectiva desde esta mañana de lunes.

Una expansión solicitada por los habitantes de estos barrios periféricos de la villa que ya estaban hartos de que sus calles y plazas se convirtieran en estacionamientos gratuitos para miles de conductores que, provenientes de otras localidades vizcainas, aparcaban sus vehículos en muchos casos todo el día en estos barrios a primera hora de la mañana para acercarse luego al centro de la capital en transporte público o andando.


Un escenario que esta mañana de lunes no existía, por ejemplo, en el barrio de La Peña. No habían dado las once de la mañana y las parcelas libres en el gran estacionamiento en batería del parque Ibaieder se contaban por decenas, lo mismo que al final de la calle Zamakola, cerca de las escuelas públicas del barrio, también mostraba mucho asfalto delimitado por rayas verdes. Los vecinos de San Ignacio también estaban sorprendidos por ver casi sin coches la fila de estacionamientos normalmente saturada en el tramo de la avenida Zarandoa cercano a la sede de la ingeniería Idom.

Tramo de la avenida Zarandoa cercano a la sede de la ingeniería Idom.

MÁQUINAS INUTILIZADAS

Pero también ha habido sorpresas negativas. Los nuevos parquímetros ubicados en las nuevas zonas con OTA han amanecido esta mañana inutilizados al estar cubiertos con plásticos. Una acción reivindicativa calificada como "muy civilizada" por parte del comite del empresa del servicio de la OTA con la que querían denunciar "la falta de la firma de un convenio desde hace once años que nos tiene sin subida de suelgo desde entonces", han comentado fuentes de ELA, sindicato mayoritario en el comité. La medida de protesta se ha plasmado en las aproximadamente 80 máquinas expendedoras de tiques que se han instalado nuevas en las tres zonas de expansión.

También en La Peña otras máquinas simplemente carecían de energía como, por ejemplo, los ubicados en la calle Arginao o en la rotonda que sube a la zona de Buia. Así mismo había parquímetros que, aún funcionando y apareciendo la pantalla inicial, después no estaban operativos aportando un mensaje que decía "No disponible". Esto ocurría, por ejemplo, en el parquímetro ubicado en el cruce de las calles Abusu con Malmasin.

Fuentes municipales del área de Movilidad y Sostenibilidad han indicado esta mañana a DEIA los problemas técnicos acontecidos "y ya hemos enviado técnicos para que solucionen las máquinas que están apagadas".

Desde el Ayuntamiento comprendían las dudas de los conductores aunque también informaban que "esta primera semana es de adaptación para todos, los usuarios, las máquinas o los residentes de los cuales todavía estamos recibiendo estos días peticiones de tarjetas para el estacionamiento de vehículos".

De hecho en los expendedores de tiques se podía leer el siguiente mensaje en las pantallas. "Inicio del servicio OTA el 2 de mayo de 2022. La primera semana será informativa". Una leyenda que para muchos potenciales usuarios ha provocado más dudas que certidumbres por falta de concreción.

Muchos conductores no sabían qué hacer en caso de que la máquina estuviera operativa porque, sobre todo, "no quiero ser multada", ha comentado a DEIA esta mañana Victoria, una asidua del barrio que varias veces a la semana viene con su coche hasta La Peña para atender a su madre vecina del barrio.

Nuevas zonas de OTA

A pesar de la incertidumbre puntual ha calificado la medida de "fantástica". Ha comentado que "nunca había visto tantas plazas libres y ya era hora de que pusieran la OTA". También ha considerado que "no me importa pagar un euro pero tener asegurado que puedes aparcar es una gozada".

Lo mismo han opinado Milagros Vázquez y su hija Sheila Flores que se habían acercado a otro máquina expendedora "para comprobar que la matrícula de nuestro coche como residentes está metida en el sistema".

Desafortunadamente no han podido constatarlo ya que la máquina no ofrecía esta opción. Milagros, vecina de toda la vida de La Peña, ha mostrado su apoyo a la expansión de la ordenanza de aparcamiento "porque esto era una vergüenza siempre lleno de coches y hasta los fines de semana con muchos camiones y furgonetas que creían que el barrio era su parking privado". Por su parte, su hija ha dejado patente su satisfacción con una frase redonda. "Esto da gusto verlo, es una gozada".

noticias de deia