Comerciantes de Bilbao: "La apertura de Primark nos lo va a poner más difícil, pero no van a poder con nosotros"

La apertura este jueves del gigante del low cost en Bilbao genera expectación entre los comerciantes por las consecuencias que provocará en sus negocios

17.05.2021 | 14:11
Cola para entrar en la tienda Primark en Bilbao

Con la apertura de Primark este jueves 20 de mayo en Bilbao se abre la puerta a otra forma de comprar y de consumir, caracterizada por la venta de productos baratos. El low cost ha irrumpido con fuerza en la industria internacional y, a través de los más jóvenes, –su público mayoritario–, Primark ha conseguido llegar a todo el mundo.

Su incursión en la capital vizcaina ha despertado expectación, no solo entre sus clientes más fieles sino también en el sector comercial de la capital vizcaina que consideran que su apertura en la villa conllevará el cierre de muchos pequeños negocios. El presidente de Bilbao Dendak, Rafa Gardeazabal no tiene dudas y es contundente: "Hay que aceptar lo que nos viene. Como negocio no tenemos nada que decir, pero sí pensamos que como modelo comercial para la ciudad es negativo", sentencia. El modelo comercial que caracteriza a Primark es la venta de productos baratos y en grandes cantidades. "El pequeño comercio de Bilbao lo que pretende es todo lo contrario, precio razonable, con una calidad razonable y con una atención personalizada", concreta.

Primark abre este jueves en Bilbao su tienda más grande de Europa. O. GONZÁLEZ

Según Gardeazabal que Primark abra la persiana en Bilbao supondrá "ahogar aún más a las pequeñas tiendas" que no tienen posibilidad de competir con los precios y ve complicado frenar una cascada de cierres los próximos meses: "¡Quién puede competir con una empresa que vende ropa interior tirado de precio?". No hay duda de que los negocios dedicados al equipamiento de la persona deberán sortear otro golpe más en un año complicado y marcado por la pandemia del coronavirus. "El comercio ya venía tocado. Los cambios en la forma de consumo, así como las ventas por Internet han puesto a los negocios pequeños al borde del precipicio. La apertura de esta empresa no es más que una piedra más en el camino", lanza Gardeazabal. 

Sin embargo, esta nueva apertura del monstruo del low cost no va acabar con los pequeños negocios cuyas mayores herramientas son la cercanía y la calidad. "La apertura de Primark nos lo va a poner más difícil, pero no van a poder con nosotros. Quienes consigan sobrevivir, saldrán fortalecidos de esta locura realidad comercial a la que se tienen que adaptar diariamente los pequeños comerciantes", apunta esperanzando.

Por eso, el presidente de Bilbao Dendak apela a la responsabilidad de los clientes y anima a seguir consumiento en los negocios de Bilbao de toda la vida: "Es tan respetable el cliente de esta empresa low cost como la de otro pequeño negocio, pero debemos reflexionar sobre lo que se pierde si compramos en empresas como esta y dejamos de consumir en los negocios locales".

BOOM DE APERTURA

Rosa Pardo Santamaría regenta desde hace años la boutique de la media en pleno Casco Viejo. Pardo asegura que la próxima apertura de uno de los reyes del low cost en la villa le genera incertidumbre y también le quita el sueño. "Soy consciente de que me va a perjudicar", confiesa. Sobre todo –asegura– en artículos como pijamas, ropa interior y camisetas que en Primark se vende a un euro: "¿Si una empresa vende bragas a 1 euro, nadie se pregunta lo que hay detrás? ¿Dónde está la ganancia?", plantea.

Rosa Pardo Santamaria, responsable de la boutique de la media

Rosa cree que sobre todo en un primer momento, en el boom de apertura Primark va a revolucionar el consumo en la villa en detrimento de los más pequeños. "Mucha gente compra aunque no lo necesite movidos por los precios baratos. Luego se terminan desencantado porque se dan cuenta que lo que han comprado se rope con la primera lavada".

En su caso, tiene claro que su objetivo va a seguir siendo la cercanía hacía sus clientas y la calidad de los productos que vende. "Nuestra baza no es el precio, sino esa atención personalizada que no te ofrece ninguna de las grandes del textil", apunta.

Janire Matilla, diseñadora y responsable de la tienda Sweety Glory, en la calle Iparraguirre Kalea, 33, la apertura de Primark la ve más como una oportunidad. Según Matilla esta nueva marca va a atraer más gente a la capital vizcaina y como consencuencia traerá más clientes al resto de los negocios. "La apertura de Primark no me da miedo", asegura. La diseñadora considera que el tipo de cliente que acude a esta empresa del textil no tiene por qué restarle clientes al suyo. "La tarta se puede repartir. Mis diseños y los complementos que yo vendo en mi tienda no hay en Primark. Creo que hay clientes y consumidores para todo. Por eso, debemos ser positivos y pensar que esta apertura va a atraer más gente a Bilbao y por lo tanto más movimiento para el resto de los negocios".


Janire Matilla, responsable de la tienda Sweety Glory

En relación al flujo de clientes, el propio Rafa Gardeazabal considera que los más beneficiados en toda esta realidad comercial de Bilbao van a ser los negocios hosteleros. "La gente viene a comprar y de paso se toman un café o se quedan a comer. Esperemos que además, se den una vuelta por el resto de los negocios, bajen al Casco Viejo o se muevan por otras zonas comerciales como Abando, repletos de grandes negocios", explica el presidente de Bilbao Dendak.

LAS CLAVES DEL FENÓMENO PRIMARK

El auge de Primark no es un fenómeno aislado en el Estado. El low cost ha ido acaparando cada vez más cuota de mercado. Actualmente el low cost copa el 3,7% del mercado textil (incluyendo hogar, íntimo y calzado) en valor y el 11% en volumen, es decir, en número de prendas, siendo especialmente fuerte en íntimo e infantil, según los informes de Kantar Worldpanel, que incluye en la categoría low cost a Primark, Kiabi, Lefties y Shana.

La principal clave del éxito de Primark es el volumen. En la industria de la moda, hay empresa que apuestan por vender pocas unidades con mucho margen o por extremar sus márgenes pero centrarse en el volumen. Solo es necesario darse una vuelta por una tienda de Primark para darse cuenta de cómo está expuesta la ropa que consigue que el comprador recorra cada rincón y cajas registradoras en fila, una tras otra, con turno incluido.
La propia Primark intenta explicar a los consumidores el modo en que consigue unos precios tan bajos en su página web. La cadena lo resume en tres "datos".

El primero es que, a diferencia de otras marcas, no gasta dinero en campañas de comunicación, salvo en el caso de las nuevas aperturas. El segundo son volúmenes muy amplios, márgenes bajos. "Realizamos pedidos de nuestros artículos más demandados con mucha antelación, lo que hace que nuestros proveedores puedan ofrecer el mejor precio posible. Minimizamos nuestros costes, con lo que nuestro ahorro llega hasta el cliente", explican desde la compañía.

noticias de deia