Las cofradías bilbainas se adaptan a una Semana Santa sin procesiones

Piden que se amplíen los aforos "insuficientes" del 35% en los templos

07.04.2021 | 12:50
Manuel Urretxaga y Javier Diago han realizado un balance de la Semana Santa bilbaina

Las cofradías bilbainas han tenido que adaptarse a celebrar una nueva Semana Santa sin procesiones ni actos multitudinarios. Y lo han hecho con nota, aunque lamentan que los aforos máximos permitidos en las iglesias, el 35%, han impedido a muchos fieles seguir los actos organizados para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias. "Para un año que no llueve ni un día no ha salido ni una procesión", ha destacado a modo de paradoja el responsable de comunicación de la Hermandad de Cofradías Penitenciales de Bilbao, Javier Diago.

Según ha explicado Diago en el balance de la Semana Santa bilbaina, "las cofradías bilbainas se han sabido adaptar y sacar el mejor partido posible a la adversidad, cumpliendo rigurosamente la normativa establecida para la salvaguarda de la salud de cofrades y fieles". En lugar de las clásicas procesiones, suspendidas debido a la pandemia por segundo año consecutivo, los cofrades "han realizado un brillante y variado despliegue de actos de culto", como vía cruces, eucaristías, actos de oración y una procesión del silencio estática en la catedral de Santiago.

El único "punto negro" de la Semana Santa bilbaina de 2021, ha lamentado el representante de las cofradías, ha sido el "evidentemente insuficiente" aforo permitido dentro de los templos, de un 35%. "Esto ha hecho que un gran número de cofrades y fieles tuviera que volverse a casa al ver completo el aforo desde la entrada del templo y a otros hubo que impedirles la entrada por el mismo motivo, que se ha producido también en numerosas eucaristías por todo Bizkaia", ha explicado Diago.

Por ello, las cofradías han pedido que "se estudie seriamente" la posibilidad de ampliar los aforos del 35 al 50%, "teniendo en cuenta que no todos los lugares de culto tienen las mismas características y el gran volumen espacial del que disponen los templos católicos, como por ejemplo Begoña, la catedral, San Vicente o Santos Juanes, que fueron diseñados con sus alturas precisamente para prevenir contagios".

Por último, la Hermandad ha destacado que por primera vez en su historia el Museo de Pasos ha estado abierto durante toda la Semana Santa –otros años la visita es imposible porque los elementos están en procesión– y ha valorado "muy positivamente" el esfuerzo de la hostelería ofreciendo una oferta gastronómica acorde a estos días festivos, como la Ruta del Pintxo Nazareno, en la que han participado 21 locales de San Francisco, Bilbao La Vieja y Zabala.