La pandemia deja también sin romería a la Amatxu de Begoña

La basílica sí celebrará el próximo día 11 siete eucaristías aunque volverán a ser con cita previa

30.09.2020 | 07:17
Pilar Merino, Javier Diago y Javier Goitia.

No hubo peregrinaciones el 15 de agosto y la pandemia ha obligado a suspender también la tradicional romería con la que los fieles homenajean a la Amatxu de Begoña en su día por primera vez en 23 años. Sí se celebrarán, no obstante, siete eucaristías en la Basílica, para las que será necesario apuntarse previamente, el próximo día 11. "Será una romería sin romería", resumió Javier Diago, de la Cofradía de Begoña, ya que el día mantendrá su espíritu festivo.

Cada 11 de octubre, desde 1997, los fieles de la Amatxu acuden en peregrinación desde el Teatro Arriaga y hasta el templo subiendo por las calzadas de Mallona. No podrá ser este año. Por eso habla Diago de "romería sin romería", ya que, aunque la fiesta se mantendrá en la basílica y sus alrededores, con todas las limitaciones exigidas, "no se podrá celebrar el pasacalles para evitar aglomeraciones". Como el 15 de agosto, la cofradía vuelve a hacer suyo el lema "cuidarnos este año para vernos el que viene", por lo que tampoco se instalará la ciudad infantil ni el Gargantua, y no habrá concierto de la Banda de Música, fuegos artificiales ni reparto de chocolatinas.

Sí se mantendrán, sin embargo, las eucaristías, que se celebrarán a las 8.00, 10.00, 12.00, 13.00, 16.00, 18.00 y 20.00 horas, suficientemente espaciadas para poder desinfectar el templo entre celebración y celebración. Este año, como novedad, se ha sumado una celebración más, la más temprana, ya que "hay muchas personas madrugadoras que asisten diariamente a misa a esa hora en otros templos bilbainos; poder hacerlo ese día a los pies de la Amatxu nos parece una idea muy acertada", consideró Diago. El obispo Mario Iceta presidirá la Misa Mayor de mediodía y será la de las 20.00 horas a la que acuda el Romero de Honor de este año, el alcalde Juan Mari Aburto. "Hemos pensado, en este año tan difícil para mucha gente, que sería importante que fuera el propio alcalde, desde su posición institucional, el que dirigiera unas palabras de aliento a los pies de Begoña", explicó el cofrade sobre la elección de este año. Aburto realizará un pequeño recorrido por el pasillo central, desde la sacristía hasta el presbiterio, antes de la intervención que precederá a la misa.

Para poder mantener las distancias, el aforo estará limitado a 255 por misa, por lo que será necesario reservar previamente en el propio teléfono del santuario 94 412 70 91 y portar el DNI el mismo domingo. Por su parte, el personal del santuario, con la colaboración de miembros de la cofradía, garantizará las filas de entradas a las misas -la entrada será por la puerta de la derecha y la salida, por la izquierda- así como que no se produzcan aglomeraciones para visitar la imagen de la Amatxu, permitida únicamente en el atrio.

Además, la cofradía de Begoña ha querido plantear algunas novedades. Por una parte, han puesto a la venta unas mascarillas de tela blanca con la imagen de la Amatxu, a un precio de tres euros, así como los tradicionales pañuelos, que en este ocasión se tendrán que entregar embolsados por lo que tendrán un precio de un euro para poder sufragar ese coste.