Bilbao desea usar sus 110 millones de remanentes para no endeudarse

El Ayuntamiento prepara ya los presupuestos para 2021, unas cuentas marcadas por el virus

20.08.2020 | 00:13
La llegada del TAV a Abando es un proyecto estratégico que puede requerir endeudamiento. Foto: Pablo Viñas

Bilbao – El Ayuntamiento de Bilbao prepara ya sus presupuestos para el próximo año, "unas cuentas que van a ser muy difíciles", reconoció a DEIA en exclusiva el alcalde de la villa, Juan Mari Aburto. Todo por un coronavirus que seguirá entre nosotros en 2021 e influirá en el Consistorio con la llegada de menos ingresos debido al hachazo que la pandemia supone en la economía local y la necesidad de más gastos e inversiones para alentar cuanto antes la recuperación de la ciudad.

El alcalde apuesta por no endeudarse, para lo que espera tirar de los remanentes que mantiene la institución en caja. Unas cantidades generadas al no culminarse todavía algunos proyectos, finalizarse otros con un coste menor al presupuestado o que han quedado aparcados durante los últimos años y que Aburto desveló a este periódico "ascienden en la actualidad a 110 millones de euros".

El primer edil bilbaino indicó que "somos como una familia: hay que ver qué necesidades tenemos y qué recursos son posibles para cubrirlas".

Las primeras, las tiene definidas ya el equipo de gobierno. "Son tres –indicó–, el mantenimiento de los servicios básicos de la ciudad; después, queremos que los barrios sean una prioridad, con las obras e inversiones del Auzokide Plana y, claro está, las necesidades de las personas en lo que al tema social se refiere".

Por debajo de estos tres imprescindibles vendrán el apoyo a la actividad económica y las inversiones. "Si el Ayuntamiento y las instituciones no invierten, la economía se resiente", apuntó el alcalde antes de anunciar que "no vamos a dejar ningún proyecto estratégico. Alguno puede demorarse, pero no se aparcará ninguno".

Afrontar la situación futura 

A esas iniciativas vitales como, por ejemplo, la llegada del Tren de Alta Velocidad, avanzar en el desarrollo de Zorrotzaurre o continuar apoyando las iniciativas de emprendimiento, quiere destinar Aburto los 110 millones de remanentes de manera que "podamos así afrontar esta situación adecuadamente, sin deuda", reflexiona el alcalde jeltzale.

Para el primer edil "estos proyectos estratégicos son muy importantes porque aportan valor añadido a la ciudad", aunque también es consciente con su equipo de que "una parte de esos remanentes tendrán que ser utilizados para atender y aliviar esta situación de pandemia". Además, este año no se generarán estos restos o sobrantes: "Es más, acabaremos con déficit", augura el alcalde.

Además hay un obstáculo que no depende del Ayuntamiento. "Nos tienen que dejar usar esos remanentes", en referencia a cambios legales que tienen que llegar del Gobierno central, lo mismo que para aumentar la capacidad de endeudamiento por si hay que acudir finalmente a una fórmula que hace años no usa el Consistorio pero que no le intimida al alcalde. "Si fuera necesario endeudarse, lo haremos. Yo lo hice para comprarme un piso y después lo he pagado. No pasa nada. Lo peligroso de la deuda es cuando es una losa que no te deja moverte, pero una deuda proporcionada a la cual puedas hacer frente, puede ser una ayuda", concluyó.

Que permitan la llegada de los fondos de Bruselas

Preparando proyectos europeos

Petición. Tener más fondos para afrontar mejor la crisis dependerá también de que los Ayuntamientos puedan acceder a parte de los 140.000 millones de ayudas europeas otorgadas a iniciativas concretas. "Nos tienen que decir cómo acudir a esos fondos", exige Aburto y reveló que "cada área municipal está preparando proyectos para poderlos presentar". Recordó que el Gobierno vasco, a través del lehendakari, ya ha planteado sus proyectos al ejecutivo de Madrid. "Adelantarse está bien y nosotros queremos tener avanzados los proyectos para las primeras semanas de septiembre y poderlos presentarlos deba hacerse", apuntó.

Al detalle

Cifra jugosa

110 millones de remanentes. Es una cantidad muy importante, ya que supone casi una quinta parte de los presupuestos aprobados para el presente año, que ascienden a 576,3 millones de euros. Una cifra que puede suponer que en 2021 Bilbao siga siendo una ciudad sin deuda.

Ingresos

Aportaciones fiscales. La bajada de la actividad económica en Bilbao reducirá la generación de impuestos y tasas locales, que el Ayuntamiento ha decidido congelar para 2021 como instrumento "para ayudar a los negocios y a las familias", razonó Aburto

Iniciativas

No se paralizarán. Los presupuestos para 2021 continuarán con el gasto previsto en obras y proyectos plurianuales porque el Ayuntamiento ya que la institución local quiere ser tractor de inversiones para que la economía local no se resienta todavía más.

Permisos

Tienen que venir de Madrid. Los Ayuntamientos del Estado, y también Bilbao, requieren que el Gobierno central permita legalmente utilizar los remanentes y ampliar la capacidad de endeudarse, así como aclarar como se podrá acceder con proyectos a la financiación europea.