#Bilbao Aurrera

Bilbao destina 885.000 euros para actuaciones dirigidas a personas vulnerables

Plan Extraordinario Municipal #Bilbao Aurrera que busca paliar las consecuencias del covid-19

25.06.2020 | 14:15
Un hombre pide en plena calle en Bilbao

El pleno del Ayuntamiento de Bilbao de este jueves ha aprobado cinco nuevas partidas económicas, valoradas en 885.000 euros, para impulsar actuaciones dirigidas al colectivo que vive en una situación de vulnerabilidad que recoge el Plan Extraordinario Municipal #Bilbao Aurrera que busca paliar las consecuencias del covid-19 en los sectores y colectivos más afectados.

Del total de 15 millones de euros reservados en el presupuesto municipal para afrontar este Plan Extraordinario para paliar las consecuencias del covid-19 en los sectores y colectivos más afectados, la cantidad de 2,2 millones de euros se han reservado para actuaciones que significan un "escudo social" a todas aquellas personas que, debido a la actual coyuntura, se han visto afectadas y requieren de atenciones específicas. Asimismo, el Consistorio cuenta con otras partidas económicas concedidas por el Gobierno Vasco (3.460.000 euros) y por otras Instituciones (1.000.000 euros) para este fin.

Con el objetivo de atender a los colectivos en riesgo o situación de exclusión, que han visto agravada su situación por la emergencia sanitaria, o que han sido atendidos en dispositivos municipales habilitados, el Ayuntamiento ha aprobado cinco subvenciones nominativas, con un importe total de 885.000 euros.

La partida aprobada este jueves en el pleno se destinará a la ampliación del programa municipal de acompañamiento de personas mayores "Urrats bat gehiago" (150.000 euros); para desarrollar medidas dirigidas a personas en exclusión y para la dotación de un fondo especial para alojar a personas sin hogar (375.000 euros); y, por último, para medidas dirigidas a familias, adultos e infancia, mediante la dotación de un fondo que garantice su atención (360.000 euros).

En cuanto a las medidas excepcionales dirigidas a las personas con riesgo o en situación de vulnerabilidad, en el caso de ausencia de ingresos el Ayuntamiento ha reforzado la cuantía anual de las Ayudas de Emergencia Social (AES) (4,9 millones de euros) con una dotación adicional de Gobierno Vasco, valorada en 3.460.000 euros, para poder afrontar necesidades básicas de alimentación, de productos de aseo e higiene, y de mantenimiento de los hogares.

Con cargo a este fondo excepcional, se han repartido más de 4.150 "Tarjetas Solidarias" a personas sin recursos y que hagan la compra por la vía normal de supermercados de Villa.

El Ayuntamiento de Bilbao tiene comprometida la totalidad de este fondo destinado a paliar las consecuencias del covid-19 entre las personas y familias en situación de vulnerabilidad de la Villa.

Asimismo, el Consistorio trabaja ya en la reducción de la brecha digital (100.000 euros) con la ampliación de la red gratuita "Bilbao WiFi" en barrios con menor cobertura. Se prevé reforzar la señal en los distritos de Deusto, Uribarri, Otxarkoaga-Txurdinaga, Begoña, Ibaiondo, Errekalde y Basurtu-Zorrotza.

PERSONAS MAYORES

En cuanto a las personas mayores en situación de vulnerabilidad, el Ayuntamiento ha ampliado la dotación económica del programa municipal de acompañamiento a personas mayores "Urrats bat gehiago" (150.000 euros). Se trata de un servicio que proporciona acompañamiento a aquellas personas que se encuentran solas, sin apoyo familiar o sin compañía durante periodos de tiempo prolongado, cuyo objetivo es fomentar su autonomía, favoreciendo sus relaciones con el entorno y evitando situaciones de soledad.

El Ayuntamiento va a prestar atención también a las personas mayores en riesgo de soledad que han sido detectadas a raíz de las llamadas telefónicas realizadas durante la crisis sanitaria.

Para personas en exclusión se ha creado un fondo especial para alojar a personas sin hogar, en colaboración con otras instituciones, para poder garantizar un alojamiento temporal con manutención incluida que posibilite a las administraciones competentes la generación de recursos sociales específicos adecuados a la diversidad de perfiles diagnosticados a raíz de la situación de confinamiento con el coronavirus, con una aportación de 375.000 euros (Ayuntamiento de Bilbao) y de 1.000.000 euros (interinstitucional).

Sobre las medidas dirigidas a familia, mujeres e infancia, el Ayuntamiento de Bilbao, en el momento que se decretó el Estado de Alarma, tomó la decisión de garantizar las ayudas económicas municipales destinadas a cubrir las necesidades básicas de las mujeres víctimas de violencia de género que residen en los pisos de acogidas municipales. De esta manera, se les adelantó el abono de las mensualidades de los meses de abril y mayo. Asimismo, se han facilitado los trámites y procedimientos de ayudas económicas a estas mujeres víctimas de violencia de género.

Con el objetivo de garantizar la atención de las familias se ha aprobado una subvención nominativa valorada en 360.000 euros para reforzar y adecuar los programas existentes para detectar y atender situaciones de desprotección y de conflictos intrafamiliares agravadas por el confinamiento y que requiriesen de una intervención psicosocial o socioeducativa.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Bilbao está trabajando en la creación de un fondo de vivienda comunitaria (560.000 euros) para aquellas personas mayores que requieran de un alojamiento alternativo, para solicitar su ingreso en una vivienda comunitaria o en otro recurso habitacional tras su valoración por parte de los Servicios Sociales de Base, cuya finalidad es prevenir situaciones de aislamiento y de tránsito hacia la dependencia.

Por otro lado, el Ayuntamiento llevará a cabo la creación de un programa extraordinario de Ayudas Especiales Municipales No Periódicas, con 625.000 euros. Se trata de un programa de financiación 100% municipal para atender a aquellas personas que no dispongan de ingresos o cuyos ingresos hayan disminuido por la situación de coronavirus, pero que no cumplan los requisitos de las AES.

Finalmente, se va garantizar el acceso a los recursos económicos a todas las mujeres víctimas de la violencia de género y de sus personas dependientes (50.000 euros).