en los fines de semana

Bilbao reforzará con 330 plazas las aulas de estudio

Un equipo de expertos y usuarios realizará un estudio sobre la función que deben tener las bibliotecas municipales

17.12.2019 | 19:52
Biblioteca municipal de Bidebarrieta en la que el libro y el ordenador conviven como dos herramientas de un mismo espacio.Foto: Borja Guerrero

Un equipo de expertos y usuarios estudiará la función que deben tener las bibliotecas municipales

BILBAO - Las bibliotecas vuelven a convertirse en uno de los lugares mas visitados en las fechas de Navidad. Los estudiantes que preparan sus examen cuatrimestrales acuden a sus aulas en busca de concentración y no siempre con la garantía de encontrar una plaza. Conocedores de esta demanda, el Área de Juventud del Ayuntamiento de Bilbao ha decidido ampliar en 330 plazas la oferta para estudio durante los fines de semana a partir del próximo sábado día 14. La importancia de este servicio, así como la necesidad de repensar las funciones de las bibliotecas, será objeto de un estudio por parte de un equipo en el que participarán expertos, usuarios, ciudadanos y responsables políticos con el fin de responder a los retos sociales y culturales a los que se enfrentan en la actualidad.

El trabajo que fue presentado por PNV, PSE y EH Bildu quiere optimizar la función de estos centros para responder de manera efectiva a los retos sociales y culturales a los que se enfrentan en la actualidad. La era digital es una realidad que no admite discusión pero que no está en contraposición con la lectura y el préstamo de libros en papel. Los datos así lo avalan. El pasado año se realizaron 184.964 préstamos de documentos impresos y las visitas a las bibliotecas han subido un 1,95% de enero a octubre. En la actualidad, 15 centros extendidos por toda la ciudad ofrecen una serie de servicios como hemeroteca, préstamo de libros, acceso a Internet, reprografía... que aún siendo valorados de manera muy positiva por la ciudadanía, no por ello deben ser ajenos a los cambios sociales.

El estudio, en el que coinciden tanto PNV, PSE como Bildu, será el primer paso para la elaboración de un Plan Estratégico de la Cultura de Bilbao que incluirá a la Red Municipal. Además, este trabajo abundará en una función que en los últimos tiempos complementa la función de estos centros convertidos en un apéndice de las universidades donde los estudiantes consiguen la concentración necesaria para preparar sus exámenes.

El punto de partida es la consideración firme de que las bibliotecas son indispensable en la sociedad, pero el debate surge sobre el papel que deben jugar y su lugar en el mapa cultural. Según justifica el concejal de EH Bildu Bruno Zubizarreta "no hay una imagen clara de qué contenidos o funciones les corresponde asumir, porque algunas de las atribuciones originales que tenían como espacio de información y documentación apoyado en los libros han sido desbordadas por el acceso a Internet y por lo nuevos formatos digitales". Pero, según el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao, Gonzalo Olabarria, "el hecho de que el libro en papel no sea ya el único soporte de información no inhabilita en absoluto a las bibliotecas".

Lo que está claro es que deben convivir varios aspectos municipales en un mismo edificio por lo que habrá que arbitrar sus funciones. Mientras, y para dotar de espacio suficiente de estudio a la comunidad de estudiantes de Bilbao y también de muchas localidad de los alrededores, desde mediados de diciembre a las 217 plazas que habitualmente se habilitan, los sábados y domingos, se suman otras 330 plazas repartidas entre el Centro Municipal de Distrito de Deusto, Basurto y Santutxu para responder a la necesidad de espacio.