resuelven los problemas de accesibilidad

Tres nuevos ascensores municipales en Mirador, Montaño, Abasolo y Ciudad Jardín

09.02.2020 | 06:30
El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha inaugurado esta actuación acompañado por el concejal de Obras y Planificación Urbana, Asier Abaunza; y el Concejal de Movilidad y Sostenibilidad, Alfonso Gil; entre otros representantes municipales.

Las rampas conectan las plataformas a diferentes alturas en las que se ubican las viviendas

BILBAO. El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha inaugurado esta actuación acompañado por el concejal de Obras y Planificación Urbana, Asier Abaunza; y el Concejal de Movilidad y Sostenibilidad, Alfonso Gil; entre otros representantes municipales. Su ejecución se enmarca dentro de las prioridades definidas técnicamente por el plan de Áreas de Oportunidad y Medios Mecánicos y Accesibilidad de Bilbao (PAOMMA).

El Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto ha destacado que "estas obras dan respuesta a una demanda vecinal de mejora de la accesibilidad universal a través de una solución compleja formada por un conjunto de actuaciones adaptadas a la realidad de cada calle. En concreto, se han ejecutado tres ascensores y varias rampas."

Dos de esos ascensores se enmarcan en el proyecto de transformación del Corazón de Barrio de Uribarri-La Pinza y dotan de accesibilidad universal a la calle Damián Gonzalez y los barrios de Ciudad Jardín y Montaño.

El primero es un ascensor vertical panorámico con salida junto al encuentro con la calle Tíboli que conecta la calle Damián González hasta el nivel del futuro paseo y de la zona estancial. El ascensor salva 6 metros de desnivel y tiene capacidad para 16 personas.

El segundo ascensor conecta la plaza con la Avenida Maurice Ravel con parada intermedia en La Pinza. Salva 13 metros de desnivel y tiene capacidad para 13 personas.

Hay un tercer ascensor, ubicado en la trasera del portal nº 12 de la calle Etxezuri que desemboca en la calle Abasolo, salva un desnivel de 8 metros y tiene capacidad para 16 personas. La salida superior del ascensor se realiza a través de una pasarela de unos 11 metros de longitud.

Los tres elevadores se enmarcan dentro de las prioridades definidas técnicamente por el plan de Áreas de Oportunidad y Medios Mecánicos y Accesibilidad de Bilbao (PAOMMA).

RAMPAS Y RECORRIDOS PEATONALES

Los tres ascensores se complementan con una serie de caminos peatonales que mejoran la accesibilidad del Grupo Mirador y la calle Abásolo desde Maurice Ravel y, por tanto, su comunicación con el resto de Bilbao y en concreto con las zonas más habituales de sus desplazamientos en el barrio de Uribarri. La ejecución de las nuevas rampas según los parámetros de accesibilidad ha tenido como consecuencia las modificaciones en algunos tramos de escaleras de acceso al Grupo Mirador.

La actuación de mejora de la accesibilidad mediante rampas se divide espacialmente en tres grupos. La actuación nº 1 ejecuta una rampa con pendiente del 4,8% para dar acceso al portal nº1 del Grupo Mirador. La actuación nº2 incluye la mejora de la accesibilidad a los números 3 y 4 del Grupo Mirador mediante rampas con pendientes variables entornoo al 6,5%. Finalmente, la actuación nº3 junto con el ascensor vertical de la calle Abásolo resuelven la accesibilidad a los portales nº 21 y 22 de la calle Abásolo.

La accesibilidad del nº2 del Grupo Mirador ya quedó resuelta con el ascensor que une Maurice Ravel con la calle Etxezuri y que se realizó en el marco de la promoción de viviendas de Doce Amigos.

Todos los caminos tienen una anchura de 1,5 metros, nuevos puntos de luz y barandilla de acero inoxidable. La ejecución de las rampas se enmarca dentro del Auzokide Plana.

LA ACCESIBILIDAD, UNA DEMANDA VECINAL

Antes de optar por esta solución, el Ayuntamiento de Bilbao estudió otras posibilidades, como la ejecución de una parada intermedia en el funicular de Artxanda. La estación se situaría en la zona intermedia del recorrido, en el lugar donde, por cruzarse las dos máquinas que prestan servicio, existe doble vía.

El estudio realizado desde el punto de vista sociodemográfico analizó cuatro parámetros: el área de influencia, la población a la que da servicio, la conectividad con el transporte público y los tránsitos peatonales. Tras su análisis, quedó descartada por ser únicamente útil para el Grupo Mirador y dotar sólo de accesibilidad universal a uno de los cuatro bloques que lo conforman. Es decir, la alternativa resolvía únicamente la accesibilidad de 99 de las 383 personas que viven en el Grupo Mirador.