Semana Santa bilbaina

El Nazareno acabará su procesión en la plaza Corazón de María

El tramo de San Francisco será suprimido en la noche más emotiva de la Semana Santa bilbaina

08.02.2020 | 23:29
Luis Olaortua, Miguel Zugaza, pregonero de la Semana Santa, y el presidente de la Cofradía de Begoña, Javier Diago. Fotos: Pablo Viñas

El tramo de San Francisco será suprimido en la noche más emotiva de la Semana Santa bilbaina

BILBAO - La cuenta atrás para la Semana Santa bilbaina ya ha comenzado. Sin duda, esta nueva edición está cargada de novedades según adelantaron ayer en rueda de prensa, el presidente de la Cofradía de Begoña, Javier Diago; el vicepresidente de la Hermandad de Cofradías, Luis Olaortua, y el presidente del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza, que este año será el encargado de dar el pistoletazo de salida de esta festividad, con un pregón en el que fusionará religión y arte, el próximo lunes, a las 20.00 horas, en la catedral de Santiago y de esta manera se dará inicio, del 12 al 21 de abril, a diez días de actos.

Con el paso del tiempo, la Semana Santa de Bilbao ha introducido nuevos recorridos durante sus procesiones. Este año, El Nazareno, por primera vez, no terminará su recorrido en la Quinta Parroquia como lo hacía tradicionalmente, sino que lo hará en la plaza Corazón de María. El nuevo itinerario discurrirá por Hurtado de Amezaga, Zabalburu, San Francisco, Cortes, Cantalojas, Conde Mirasol, San Francisco y plaza del Corazón de María. "Serán todo ventajas porque de esta manera se acorta la procesión y esto permitirá que los cofrades puedan llegar dentro del horario del metro. También se elimina así el tramo de San Francisco en el que, por las horas que eran, había menos público y de esta manera se termina en un espacio amplio", comentó Diago. Las saetas, tanto en castellano como en euskera, serán cantadas durante todo el recorrido para lo cual habrá una plataforma a la que los cantores se subirán para que el público les escuche.

Además, la Cofradía del Nazareno ha recuperado una tradición que abandonó en 2007, que es la de invitar cada año a la imagen de la Virgen de una cofradía bilbaina, que este año corresponderá a Nuestra Señora de la Soledad.

Por su parte, la Cofradía de la Santa Eucaristía celebra su sesenta aniversario y este año protagoniza el cartel de la festividad con la fotografía de la imagen de Jesús atado a la columna con el fondo de la imagen de la Virgen de Begoña.

Otra de las novedades que destacó el presidente de la Cofradía de Begoña es la restauración del paso de las Tres Cruces. "Esta restauración ha consistido en la limpieza, consolidación y reintegración de la policromía de las esculturas, así como el dorado de las andas. Ha sido financiado internamente por una familia de devotos de la Vera Cruz y se ha escogido el Miércoles Santo para poder presentarlo en sociedad", explicó.

Con el cometido de seguir realizando mejoras para que no falte detalle a las procesiones, este año se ha completado también la primera fase de renovación del paso de palio de Nuestra Señora de la Soledad, siendo la primera regeneración de importancia de esta talla desde su construcción en 1943. "Esta primera fase consiste en la sustitución de las ocho barras que soporta el palio que han sido realizadas en la Orfebrería Sanlúcar, de Sanlúcar de Barrameda, y mantienen el estilo neoclásico del paso que conocemos hasta ahora", adelantó Diago.

Asimismo, también ha sido renovado el vestuario de la escolta de la Virgen Dolorosa, inspirada en la tradicional, consistente en tela de tergal y terciopelo morado, para la procesión de la Virgen Dolorosa en la noche del Viernes de Dolor.

Todo listo para seguir manteniendo un tradición que une a miles de feligreses bilbainos y que atrae a multitud de gente provenientes de diferentes puntos del mundo.

Gastronomía Las rutas y concursos gastronómicos también ocuparán, como es costumbre, un espacio importante en la agenda de estas fechas señaladas. Por tercer año consecutivo, vuelve la Ruta del Pintxo Nazareno a los barrios de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala, que tendrá lugar el próximo día 15, aprovechando la procesión del Cristo de Medinaceli y en la que colaborarán 24 locales hosteleros.

Además, el Café Lago obsequiará el clásico potaje de vigilia, a base de garbanzos, espinacas, bacalao y huevo cocido desde el Viernes de Dolores.