Basauri quiere congelar las tasas e impuestos y bonificar el reciclaje

El equipo de gobierno ha propuesto al resto de grupos no subir los tributos municipales en 2022

02.10.2021 | 01:08
Impuestos como el IBI podrían no subir en 2022.

El equipo de gobierno de Basauri quiere congelar de nuevo los impuestos y tasas municipales. Así lo ha propuesto de cara a la aprobación definitiva de las ordenanzas fiscales del año próximo. Tal y como explicaron ayer responsables municipales, el equipo de gobierno presentó en la Comisión de Hacienda su propuesta de ordenanzas fiscales para 2022, en la que plantea precisamente congelar un año más los impuestos y tasas municipales. Asimismo se mantendrían también las bonificaciones para colectivos desfavorecidos y estudiantes introducidas en ejercicios anteriores. De aprobarse la propuesta del equipo de gobierno, impuestos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) o el Impuesto de Actividades (IAE) y tasas como la de la prestación de Servicio de Ayuda a Domicilio se mantendrán igual que en 2020, mientras que "sobre estos gravámenes congelados, las bonificaciones para colectivos desfavorecidos y estudiantes introducidas en ejercicios anteriores continuarán vigentes", indicaron.

Así, seguirán aplicándose las bonificaciones y descuentos para personas desempleadas, perceptoras de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y estudiantes en diferentes tasas y precios públicos de organismos como Casa de Cultura, Basauri Kirolak, Euskaltegi, etc. Se trata de una medida, la de congelar tasas e impuestos, así como introducir distintas bonificaciones, que el Ayuntamiento de Basauri ya ha tomado en más de una ocasión. Y es que la idea es aliviar en parte el gasto de las familias y personas residentes en el municipio, más aún en una época, la que se ha vivido debido a la crisis provocada por el covid, en la que muchas personas se han visto afectadas económicamente.

Bonificación por reciclaje 

El Ayuntamiento de Basauri está apostando en los últimos años por mejorar en lo relativo al reciclaje y la recogida de residuos en el municipio. Además de dar pasos en ese sentido, se ha apostado también por involucrar a la ciudadanía, que al fin y al cabo es la que puede reciclar comenzando en sus casas.

Por eso, en el caso de la tasa de basuras, además, en el pleno celebrado el jueves se aprobó la modificación de la ordenanza para "posibilitar la aplicación de bonificaciones por reciclaje de residuos, que empezará a aplicarse en la de orgánicos y progresivamente se irá extendiendo al resto de recogida". "Como punto de partida se propone una bonificación del 10% para la orgánica que, en función de los resultados, se podría llegar a incrementar hasta el 30%", explica Berta Montes, concejala de Hacienda. El resto de partidos políticos podrán presentar sus enmiendas a esta propuesta de ordenanzas fiscales hasta el 15 de octubre.

noticias de deia