Arratia-Nerbioi

Una ruta por Gorbeia propone un viaje a la esencia de Euskadi

Parte del menhir de Kurtzegan y se adentra en Itxina y las hayas trasmochas

05.03.2021 | 01:28
La experiencia Un viaje de regreso a los orígenes arranca en el mágico menhir de Kurtzegan.

Un viaje de regreso a los orígenes. Es la novedosa propuesta que lanza Destino Turístico Gorbeia para dar a conocer el atractivo, los rincones y la belleza del parque natural a través de un recorrido por el pasado, presente y futuro de Euskadi que muestra cómo se ha forjado su identidad a partir de una combinación de elementos como la piedra y la madera, las razas autóctonas de ganado en pastos expansivos de montanña y los herri kirolak.

La experiencia comienza en el mágico paraje donde se alza el menhir de Kurtzegan, en el término municipal de Orozko. Desde allí, los participantes se adentrarán en un contexto histórico en el que los terrenos se identificaban con grandes construcciones megalíticas dando a conocer un lugar fúnebre, una civilización o un asentamiento de prosperidad gracias a que los pastos que ofrecía el terreno garantizaban el crecimiento del ganado de aquellas tribus nómadas. Y es curioso que, después de milenios, y en este mismo lugar, se puedan continuar observando rebaños de ovejas o manadas de vacas y de caballos.

La ruta se adentra por lo imponentes hayedos de Gorbeia.

Desde el imponente menhir de Kurtzegan, el recorrido prosigue observando el segundo macizo kárstico más grande de Europa, Itxina. Con una altitud media de 1.100 metros y un perímetro de 12 kilómetros, su magestuosidad transporta el visitante a un mundo de mitología y leyendas, pero también es el origen de la explotación de canteras para la extracción de piedra, uno de los elementos esenciales para que, hace cinco siglos, se pudieran empezar a construir los caseríos vascos. Y de esas piedras surgió también el deporte rural en forma de harrijasotze.

Los pasos de este viaje de regreso a los orígenes se adentrarán, después, por el interior del Parque Natural de Gorbeia atravesando inmensos bosques de grandes hayas trasmochas, una especie de arbolado que los antepasados empleaban como materia prima para la elaboración de carbón en las txondorrak y que surtían a las ferrerías de Euskadi. La madera era, además, un elemento esencial para muchísimas necesidades del día a día ya que la leña se utilizaba para alimentar el fuego que calentaba los hogares o permitía cocinar y también para la construcción de caseríos o de barcos.

Esta iniciativa de Destino Turístico Gorbeia se adereza con la gastronomía que cuidan los productores locales gracias a materias primas de gran calidad, sin mucho decoro y sin muchas especias, pero con gran atención e interés por lo ofrece la tierra y la mar. Y tras situar al visitante en el contexto adecuado, podrá ver y probar de primera mano los deportes que han derivado de aquellos trabajos que en su día dieron prosperidad y, por consiguiente, evolución y vida. Sin duda, una experiencia con los mejores ingredientes: un entorno natural inigualable, una cultura antigua con tradiciones milenarias y una de las mejores gastronomías.

Dos posibilidades

Un viaje al origen se presenta en dos versiones de día completo o un programa combinado de 3 a 5 jornadas que incluye experiencias complementarias en relación a la naturaleza y a la promoción de la cultura vasca. El alojamiento tradicional desde el que se realizan los programas de salidas es la casa rural Ulle Gorri Baserria, un alojamiento sostenible con etiqueta Ecolabel de la Unión Europea e incluido en la selecta red Rusticae. Se trata de una iniciativa que nace del propósito de actualizar la imagen del deporte rural en Euskadi, además de captar nuevo público y generar interés entre la población infantil y juvenil.

noticias de deia