Las obras de la exposición 'Héroes con Arte' lucen ya en Etxebarri

Es uno de los pasos previos antes de que sean colocadas definitivamente en distintos centros médicos de Bizkaia

26.01.2021 | 00:59
La inauguración contó con la presencia de los dos artistas etxebarritarras que han colaborado con el proyecto.

Parece que fue ayer cuando, en pleno confinamiento, durante lo peor de la pandemia, el basauritarra Javi Conde ponía en marcha una iniciativa para agradecer la labor del personal sanitario durante aquellos meses. Hoy más que nunca, el proyecto de Conde cobra relevancia, dada la situación que se está viviendo nuevamente. Denominada Héroes con Arte-Artedun Heroiak, representa un trabajo colaborativo organizado por la Asociación Maratones Solidarios Javi Conde - Basauri en el que el atleta residente en Etxebarri, junto a su compañero Jon Salvador, ayudados por once artistas, dan vida a una exposición con cuadros y fotografías que simbolizan de uno u otro modo, el agradecimiento general de la sociedad a quienes luchan día tras día contra el virus.

En esta ocasión, y tras su paso por Basauri, la muestra recala en el polideportivo de Etxebarri, donde se dieron cita hace escasos días entre otros, los propios impulsores, Javi Conde y Jon Salvador; el alcalde de Etxebarri, Loren Oliva, y dos de los artistas que han donado sus obras para la causa: Manu González y Raúl Antón. La exposición en Etxebarri supone uno de los pasos previos antes de que, cuando la situación lo permita, se lleve cada obra a un centro médico de Bizkaia. De hecho, la primera idea era que las pinturas y las fotografías donadas por diferentes artistas, se trasladasen directamente a hospitales y ambulatorios.

Tal y como indica Javi Conde, "en cuanto se pueda se hará así, pero hasta entonces hemos pensado que era buena idea mostrar los trabajos en distintos municipios". La exposición se puede admirar en el polideportivo de Etxebarri hasta el 22 de marzo. El propio Conde explicó hace un tiempo que la idea surgió en los tiempos de encierro: "Cuando estábamos inmersos en el confinamiento había horas para pensar, reflexionar sobre qué podíamos hacer, cómo podíamos poner nuestro granito de arena en esa situación".

Once artistas se han prestado desinteresadamente, cediendo sus obras para que cuelguen en las paredes de los hospitales de Galdakao, Basurto, Urduliz, San Eloy y los ambulatorios de Basauri, Etxebarri y Erandio. Estas personas han sido Esperanza Yunta, Tere Ormazabal, Pedro Luis Ajuriaguerra, Juan Armentia, Agustín Sagasti, Juan Gómez, Jesús Lizaso, Rodri, Koldo Etxebarria y los etxebarritarras Manu González y Raúl Antón.

Cuadro y fotografía
 

Manu González, junto a su fotografía. Foto: I. Ugarte

Precisamente, estos dos últimos asistieron a la inauguración, que se llevó a cabo de una manera muy sencilla debido a la actual situación. Por un lado, Manu González, que ha donado una fotografía, y por el otro Raúl Antón, que ha hecho lo propio con un cuadro. En el caso de González, Conde "contactó conmigo y me pareció un proyecto muy bonito", cuenta. El atleta paralímpico ya conocía el trabajo de González, por lo que "me lo comentó y le dije que sí enseguida". En su caso, optó por una fotografía que "ya tenía hecha, porque me apetecía elegir una que resultara especial". Tras darle muchas vueltas, escogió una fotografía tomada en el flysch de Sopela. La obra lleva por título Eutsi, y hace alusión "a esa resistencia que está mostrando tanta gente para luchar contra el covid-19". La idea consistía en "encontrar una foto que diese contexto a la situación y en esta aparecen elementos que me parecían representativos, como la tormenta que amaina, la luz que empieza a vislumbrarse al fondo y la roca que incide sobre esa zona", describe.

Raúl Antón posa al lado del cuadro que pintó. Foto: I. Ugarte

El caso de Raúl Antón es muy curioso. Durante el confinamiento, muchas personas salieron a sus balcones a infundirse fuerza mutuamente. Algunas cantaban, otras tocaban el piano y, en el caso de Antón, colocó varios de sus cuadros en el balcón para "animar a la gente de algún modo". Fue en uno de esos días cuando Javi Conde vio una de las obras en el balcón y "aunque no nos conocíamos me llamó y me comentó el proyecto, para ver si quería participar". Antón no lo dudó y se puso manos a la obra, para dar vida al cuadro titulado Vidas de la mano. Su obra muestra dos manos posadas en un bastón, y hace alusión "al lazo entre personal sanitario y las personas mayores", que han sido uno de los colectivos más afectados.

Ambos cuadros descansarán para siempre en algún centro médico, en el caso de Antón en el ambulatorio de Etxebarri, aunque eso será cuando las circunstancias lo permitan y los héroes y heroínas hayan salido victoriosos en esta dura batalla, que sin duda, se va a ganar.