Zirzira Ahots Taldea graba un videoclip para ayudar a Zaporeak

El coro femenino de Basauri pretende visibilizar la labor de la ONG, que trabaja para mejorar la situación en Moria

26.10.2020 | 02:10
El coro femenino de Basauri hará un videoclip para ayudar a la ONG.

Zirzira Ahots Taldea va a grabar un videoclip con la intención de ayudar a dar visibilidad a la labor que lleva a cabo la ONG vasca Zaporeak, que trabaja para mejorar la situación de Moria, el campamento para personas refugiadas en Grecia. En esta edición del Fair Saturday 2020 "tan especial, Zirzira quiere aportar sus voces de una forma diferente para dar a conocer este fantástico proyecto que se ha fraguado desde nuestros fogones con la mayor de las ilusiones y esperanzas de conseguir que todas esas familias tengan una dignidad arrebatada por tantos cómplices que prefieren mirar a otra parte", han explicado desde el coro de mujeres de Basauri.

Para ello, el sábado 28 de noviembre a las 18.00 horas se estrenará un videoclip grabado por este grupo de voces femeninas, "donde se podrá conocer de primera mano el trabajo de Zaporeak en Lesbos y especialmente en el campamento de Moria", indican. El videoclip se podrá visualizar desde la plataforma digital fsnext.org, creada por la organización Fair Saturday para hacer llegar al público el trabajo de tantos artistas y entidades culturales solidarias.

En dicha plataforma "se podrán recoger las aportaciones voluntarias que cada persona desee destinadas íntegramente a la labor humanitaria que está haciendo la ONG Zaporeak". El objetivo de las integrantes de Zirzira Ahots Taldea es animar a la gente a colaborar, dando a conocer la labor de la ONG, que, "entre tanta desesperación, Zaporeak ha conseguido abrir una cocina en la isla de Lesbos desde donde preparar y repartir más de 2.000 raciones de comida diarias".

Pero se necesitan muchos alimentos y también fondos económicos para sufragar el envío a la isla, los gastos de reparto, el mantenimiento de la cocina, por lo que desde Zirzira animan a colaborar con la ONG vasca. Actualmente, en este campamento construido para menos de 2.000 personas alberga a unas 8.000. A la falta de servicios básicos se le ha sumado un incendio que ha complicado mucho más la situación para las personas refugiadas.