La galerna es un fenómeno meteorológico con sello de indentidad vasco dada su excepcionalidad, ya que solo se produce en la costa cantábrica, sobre todo en las costa de Bizkaia y de Gipuzkoa, si bien siempre entra desde Asturias, por el oeste.

La galerna es un fenomeno costero que consiste en un giro brusco del viento de oeste a noroeste que se intensifica y trae consigo un descenso de las temperaturas, un aumento de la humedad, un empeoramiento del estado de la mar y en ocasiones viene acompañado de nubes y lluvia.

Así se genera una galerna

Así se genera una galerna

La galerna más común en el Golfo de Bizkaia es la galerna "típica". La galerna típica se producen en días soleados de calor y sin viento o viento sur. Este fenómeno, entra por la costa oeste de Bizkaia y se va desplazando hacia Gipuzkoa, intensificándose generalemente en el camino, y muere al llegar a la costa de Lapurdi.

Este fenómeno se produce porque la costa vasca tiene una cadena montañosa paralela al litoral. Al final, la galerna es una perturbación que se queda atrapada entre la costa y esa cadena montañosa.

PELIGROSIDAD DE LAS GALERNAS

Estas galernas típicas, que suelen darse entre los meses de mayo a septiembre, pueden llegar a superar vientos de 90 km/h y hasta 120 km/h y las temperaturas pueden descender en apenas diez minutos entre 8 y 10 grados. Cuando todo esto se conjuga, la mar pasa de estar en calma a estar revuelta.

La peligrosidad de las galernas reside sobre todo en brusquedad del cambio con el que se generen, por todo ello es importante seguir las indicaciones si una galerna nos sorprende en la playa: hay que salir del agua, abandonar las playas y retirar todo tipo de sombrillas y demás enseres.