Trabajadores de Mercabilbao: "Madrugaré más para ir a por el pescado a Ortuella"

El cambio de ubicación de Mercabilbao de Basauri a Ortuella afectará a los clientes dependiendo de su lugar de residencia

14.05.2022 | 15:38
Adolfo Ruiz es el responsable de la pescadería Askao, ubicada en el Casco Viejo de Bilbao

No siempre llueve a gusto de todos y tampoco en lo que se refiere al traslado de Mercabilbao de Basauri a Ortuella en 2027.  Al responsable de la pescadería Askao, de Bilbao, Adolfo Ruiz, la mudanza de los mayoristas a Ezkerraldea le supondrá levantarse antes y realizar más kilómetros para llegar a la nueva ubicación prevista para dentro de cinco años. "Ahora vivo en Usansolo y para mí Basauri ha sido un chollo. Ortuella me queda bastante más lejos. No me quedará más remedio que madrugar más para ir hasta Ortuella", apunta el propietario de la pescadería, ubicada en la calle Askao de Bilbao.

El cambio de ubicación le supondrá más gastos semanales, ya que tendrá que hacer más kilómetros con el camión y, por lo tanto, el depósito de gasoil  le aguantará menos. "Eso no falla, más kilómetros, más costes a los que ya tenemos", lamenta Adolfo. "A los llegan de la zona de Barakaldo, Sestao... la nueva ubicación les quedará mucho mejor", apunta el pescatero.

Ahora, según explica Ruiz, la hora de acceso en Mercabilbao para los responsables de pescaderías es sobre las 5.30. Es a partir de esa la hora cuando tienen permitida la entrada a los pabellones donde compran el pescado que luego venden a sus clientes en la villa. "Hasta las ocho de la mañana no podemos acceder al Casco Viejo y tenemos que dejar el camión aparcado el algún sitio hasta que descargar el pescado", cuenta Adolfo. Aunque todavía queda mucho tiempo y las noticias sobre el futuro Parque Tecnológico aseguran que "estará bien ubicado" a Adolfo le preocupa el tráfico que se registrará entre la localidad de Ortuella a Bilbao una vez que el nuevo Mercabilbao esté en marcha. "Habrá mucho más movimiento de camiones, furgonetas... Esperemos que eso lo tengan controlado", apunta.


A MITAD DE CAMINO


La mudanza del Mercabilbao de Basauri a terrenos de Ortuella no será lo mismo para un cliente que resida en Ezkerraldea o para los que vivan en Arratia-Nerbioi. Tampoco para las empresas cuya gran parte de la plantilla es de la zona y a la que ahora, una mudanza, les supondrá un importante agravio. "Mucha gente va andando o en bicicleta hasta Basauri. Muchas de las personas contratadas son de la zona y una vez que se traslade Mercabilbao les supondrá un gasto añadido", apuntan.

Para los que no cambiará su día a día será para quienes viven a medio camino. A los clientes que residen en Bilbao no les generará grandes cambios en los actuales horarios o costumbres. Es el caso de Rosa y José que con su puesto de frutas y hortalizas en el Mercado de la Ribera llevan desde hace 38 años comprando en el MercaBilbao. "Todo depende de dónde viva cada uno. A muchos, la ubicación de Ortuella les vendrá mucho mejor. En nuestro caso, al vivir en Bilbao nos da igual tirar para Basauri que para el otro lado. Nos que dada a mitad de camino", apunta.

José y Rosa regentan un puesto de fruta y hortalizas en el Mercado de la Ribera. Jose Mari Martínez

De todos modos, José, a sus 58 años y tras toda una vida trabajando ya tiene puesta la mirada en su jubilación. "No sé si llegaré a ver el nuevo Mercabilbao. Me quedan pocos años para jubilarme y con unos ahorros los autónomos nos podemos jubilar unos años antes", explica el responsable de la frutería, sita en la segunda planta del Mercado de la Ribera.


ANTES DE MERCABILBAO


Se da la circunstancia que fue en el mismo Mercado de la Ribera de Bibao donde, antes de la apertura del Mercabilbao en Basauri, se subastaba el pescado. José Antonio, vecino de Bilbao y de origen andaluz, siendo un niño de 14 años recuerda cómo solía ir al Mercado de la Ribera para adquirir el pescado que luego se distribuía por bares, restaurantes y a particulares. "Todo eso fue antes de que se construyese el Mercabilbao que ahora conocemos. Ya han pasado muchos años. Aquello fue allá por los años 70", relata el hombre, mientras seleccionada unos tomates en una frutería de las Siete Calles.

Eran otros tiempos y existían otras necesidades: "El consumo ha cambiado mucho. Han abierto muchas cadenas y ya no se vende como hace unos años. Todo ha bajado", dice Jose. Tanto es así que desde después de la pandemia decidieron dejar de abrir por las tardes. "A las seis de la mañana tenemos que estar en Mercabilbao. Si además del madrugón tampoco tenemos la tarde libre, ¿qué nos queda?", plantea. En lo que sí coinciden Adolfo, Rosa como José es en que el nuevo Parque tecnológico de Ortuella será un salto positivo para los mayoristas que continúen con sus negocios. "Les abrirán nuevas oportunidades para crecer. Ahora mismo, las instalaciones están bastante deterioradas. Ya han cumplido su ciclo. Ahora hay que seguir avanzado", apunta. De hecho, no todos los mayoristas que ahora trabajan en Mercabilbao se mudarán a Ortuella. "Los que ahora tiene 60 años se jubilarán en la actual ubicación en Basauri. Esta nueva fase es para los jóvenes. Ellos tendrán que seguir luchando y trabajando", concluyen.

noticias de deia