Un canal en el río Ibaizabal evitará sus crecidas en Galdakao

URA duplica su cauce de 40 a 80 metros en Bengoetxe para mantener el puente de Mercadillo del siglo XVI

27.09.2021 | 01:11
Arriba, el cauce natural del río que está separado por un dique, se ha construido en paralelo y supone duplicar la anchura del Ibaizabal en este tramo.

Tres máquinas picando piedra del fondo a destajo, cuatro retroexcavadoras cargando material de rocas y tierra, un carrusel constante de media docena de camiones con volquetes vacíos y llenos, tres dumpers de 25 toneladas capaces de transportar piedras de más de media tonelada de peso, una veintena de operarios a pie de obra... Esta era la intensa actividad el pasado martes por la mañana en los trabajos de encauzamiento que está ejecutando la Agencia Vasca del Agua (URA) en un kilómetro y medio de recorrido del río Ibaizabal a su paso por Galdakao.

Una intervención de gran importancia para la localidad ya que evitará los efectos de las avenidas e inundaciones que bien conocen sus vecinos en las últimas décadas. Aitziber Urkijo, responsable de Obras Hidráulicas de URA, explicó in situ a DEIA cómo son varias las acciones en las que están trabajando ya en más de un kilómetro de río destacando sobre todo la creación de un canal en paralelo al cauce natural a la altura del puente de Bengoetxe. "Se ha empezado por la zona donde hay que meter más maquinaria para doblar la anchura del cauce con el nuevo canal y pasar de 40 a 80 metros", explica Urkijo.

El puente de Bengoetxe se ampliará con una extensión. Foto: Borja Guerrero

Para ello se ha mantenido el recorrido natural del río efectuándose un espectacular desmonte en la margen izquierda a la altura del viejo puente, conocido en la zona como Mercadillo, para ir creando el canal en terreno seco. Este nuevo trazado artificial, por el que discurrirá a partir de ahora el río, está prácticamente finalizado y recoge la medida clave para que el Ibaizabal no cause daño en sus embestidas invernales, rebajar la cota del lecho rocoso hasta tres metros de profundidad. Se observa ya perfectamente como ambos cauces, el natural más elevado, y el artificial más bajo, corren paralelos separados por una lengua de tierra que permanecerá en el futuro a modo de dique longitudinal entre ambos tramos. Un parapeto con orillas inclinadas generado con grandes rocas graníticas alineadas que se están trayendo de una cantera de Arrigorriaga.

Los trabajos iniciados en diciembre pasado transcurren según lo pautado. Solo ha habido un inconveniente surgido a la hora de excavar el nuevo recorrido artificial, "un tipo de roca más dura del previsto que nos va a obligar a demorar algo más la finalización de las obras", reconocía Aitziber Urkijo. Este hándicap supondrá que si los trabajos estaba previsto que se prolongaran 15 meses y acabaran en marzo-abril próximo puedan demorarse hasta el verano.

Los técnicos de URA y de la empresa contratada, Viuda de Sainz, esperan que el otoño y el invierno próximos sean tan benignos como los pasados "ya que no se puede trabajar bien en un río con mucho caudal", como han experimentado estos últimas días de aguaceros, explicaba la responsable de Obras Hidráulicas. Un buen clima permitiría trabajar sin problemas en el adecentamiento de la margen derecha, la cual ya se ha iniciado aguas abajo retirando maleza y restos depositados hace décadas.

Trasvase de agua


Antes de fin de año, y una vez finalizado el canal, se procederá a trasvasar las aguas por el nuevo itinerario de manera que quede seco el cauce natural y se pueda continuar ensanchando y limpiando la orilla derecha en dirección aguas arriba "en unos trabajos que serán, lógicamente, mucho más rápidos que en la margen derecha", apostillaba la responsable de URA. Se conseguirá generar taludes nuevos con una altura que oscilará entre los siete y los once metros.

Tras terminar de adecentar estos dos primeros tercios del itinerario fluvial quedará acometer otras acciones aguas arriba, desde donde se encuentra el nuevo BricoMart hasta llegar casi al puente de Torrezabal.

Y no son intervenciones baladí. Por ejemplo, habrá que demoler el frontón de Santa Bárbara que se asoma peligrosamente sobre la curva del río en Zuhatzu. La nueva planificación prevé el derribo a primeros de año próximo. Después se procederá a retirar el vial que separa el río del campo de fútbol de Santa Bárbara y derribar la parte del parque de Plazakoetxe que invade con varias estructuras la orilla derecha del Ibaizabal. Además se aprovechará para recalzar el puente adyacente que posibilita el tráfico peatonal y viario en dirección a Arkotxa y Basauri.

Junto a estas acciones drásticas se continuará con el dragado del cauce hasta los tres metros de profundidad sobre el actual fondo y "allá donde podamos se ensanchará algo el río pero no todo lo que quisiéramos porque no hay espacio", explica la responsable de URA. La colonización de las orillas en este tramo del río desvela que, incluso, existen bloques de viviendas con sus pilares anclados en el mismo lecho del río.

Que llegue URA con el tajo a la zona de Zuhatzu también permitirá poco después iniciar las obras de tendido por encima del río del nuevo puente viario previsto por el Ayuntamiento entre la rotonda generada recientemente en la N-634 y las inmediaciones del mencionado BricoMart.

A la vez que se crean los nuevas orillas en forma de taludes se procederá a su revegetación con diferentes especies locales de arbustos y árboles, entre ellas distintas variedades de sauces, alisos, fresno, sanguino y arraclán. En esta labor necesaria de paisajismo que dote al cauce de unos márgenes lo más naturales posible, además se están extrayendo árboles de gran porte de especies invasoras como nogales chinos, fallopias japónicas y falsas acacias. También se dejará el terreno listo para evitar su futura propagación hasta el punto de controlar el origen de la tierra a emplear, la cual se acopiará bajo plásticos opacos para evitar que se contamine con semillas de estas especies.

Con el proyecto de encauzamiento culminado se va a conseguir, según explica la responsable de URA que "en caso de avenida el nuevo cauce asumirá toda la corriente fuerte, la que se denomina zona de flujo preferente" con lo que si a pesar de todo se desbordara el río la acción del agua en las orillas y alrededores sería leve.

Algunas magnitudes

1.654 m.

Trazado del río en obra. La actuación se desarrolla desde una pequeña presa ya retirada en Zaratamo hasta casi el puente de Torrezabal en Galdakao.

Sección

Insuficiente. El Ibaizabal cuenta con una sección insuficiente para contener los caudales de las crecidas del río cantábrico más caudaloso de Euskadi.

20.000

Camiones. Cuando concluyan la obra se habrán extraído 90.000 m?3; de roca y 110.000 de tierra, el equivalente a 20.000 camiones con volquete.

De 7 a 11 m.

Altura de los taludes. Las orillas generarán taludes de hasta once metros de alto, casi como un bloque de cuatro pisos.

"Allá donde podamos se ensanchará el río pero no todo lo que quisiéramos porque no hay espacio"

Aitziber Urkijo

Responsable de Obras Hidráulicas de URA


Noticias relacionadas

noticias de deia