El coronavirus se hace fuerte en Bizkaia y se dispara en Bilbao que pasa a zona roja

os bilbainos no podrán entrar ni salir de la villa y tendrán cerrada la hostelería desde el viernes

19.01.2021 | 21:04
Viandantes con sus mascarillas cruzan el puente del Ayuntamiento de Bilbao.

Unos 350.000 bilbainos estarán desde el viernes, muy probablemente, confinados dentro de la Villa, sin poder salir ni entrar, con sus bares y restaurantes cerrados y sin poder practicar deporte en grupo. Los 182 nuevos contagios registrados en la capital vizcaina el lunes la abocaron, sin remedio, a la zona roja tras presentar una tasa de incidencia de 506,53 casos en 14 días por 100.000 habitantes.

De mantenerse esta tendencia, la mayor capital vasca se cerrará este viernes perimetralmente y clausurará por unos días su hostelería, aunque todavía quedan unas horas donde está permitida la movilidad y la actividad hostelera ya que los cambios previstos por el Gobierno vasco solo se hacen dos veces por semana, y no se aplicarían en la villa hasta la medianoche del viernes.

Con el coronavirus campando a sus anchas por Euskadi, la peor situación se encuentra en Bizkaia, con nueve localidades de más de 5.000 habitantes con el semáforo rojo activado, que en total alcanza a municipios que suman más de 455.000 habitantes y una incidencia de 459,1 positivos.

La evolución epidemiológica es muy negativa en el conjunto de Euskadi, donde la incidencia en catorce días también ha crecido y se sitúa ya en 430,87 casos por cada 100.000 habitantes, casi 19 más en un solo día, con peor situación en Bizkaia, donde se llega a los citados 459,1 casos, que en Araba (393,6) y Gipuzkoa (385). Sin embargo, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui asume que la situación va a ir a peor. "Los indicadores muestran una evolución preocupante, la tasa de incidencia sigue creciendo y es probable que siga al alza en los próximos días". Y es que en las últimas 24 horas han aparecido 894 infectados con una positividad del 8,3%, rozando niveles de máxima alerta.

Preguntada por la situación de Bilbao, la consejera, se mostró convencida de que, al igual que la población de municipios con datos similares, los bilbainos son "conscientes de que deben adecuar sus costumbres y su movilidad". En alusión a las concentraciones que se produjeron el lunes con motivo de la recepción de los jugadores del Athletic, tras ganar la Supercopa, Sagardui realizó un llamamiento a que se den "la menor de las concentraciones posibles".

A sabiendas de que el confinamiento obliga un nuevo cierre de los negocios de hostelería, la titular de Salud eludió "estigmatizar" a ningún sector económico y recomendó a los ciudadanos que "sigan en alerta y respeten las medidas preventivas".

Con la ciudadanía resignada, los que no se resignan son los hosteleros, unos profesionales especialmente castigados que atraviesan una situación muy dura ya que sus locales llevan desde marzo sufriendo restricciones, abriendo y cerrando, y cuando abren lo hacen con menos aforo y menos volumen de negocio.

Hospitales saturados


La gravedad de la situación se ha trasladado ya a los hospitales que asisten a un incremento notable de la presión asistencial y de hospitalizados. El número de personas ingresadas en planta vivió el martes un importante incremento, ya que fueron 82, la cifra más alta de las últimas semanas. Las Unidades de Críticos vuelven a rozar los cien enfermos con 96 pacientes muy graves. En total hay ingresadas por covid en los hospitales de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa 544 personas, cuando hace dos semanas la cifra era de 352. En este sentido, Sagardui destacó que Euskadi se encuentra en estadio 4 de transmisión alta. Además, señaló que los hospitales todavía permanecen en el escenario 3 de los 5 previstos en el Plan de Contingencia de Osakidetza. El aumento de contagios también hace mella en las UCI que ya tienen una de cada tres camas ocupadas con enfermos muy graves por los efectos del virus.

"Seguimos, por lo tanto, en un contexto de incertidumbre y riesgo, y es prioritario que sigamos actuando con responsabilidad para contener y, en la medida de lo posible, reducir la transmisión del virus", destacó Sagardui.

Con la cifra de contagios por las nubes, la más alta desde mediados de noviembre, la consejera de Salud reclama mecanismos para adoptar nuevas decisiones "con inmediatez". Preguntada por si cree que hay que modificar el Decreto del Estado de Alarma para aplicar los instrumentos que mejoren la situación de la pandemia, trasladó la cuestión al Gobierno central. "Nosotros lo que hemos solicitado es tener la capacidad de poder tomar aquellas decisiones más adecuadas en cada momento a la situación epidemiológica de Euskadi y poder hacerlo con inmediatez", subrayó.

Toque de queda


En esta línea, indicó que, en la reunión del Consejo Interterritorial de esta tarde, planteará que se facilite a las comunidades autónomas la posibilidad de poder adecuar y adoptar "todo tipo de medidas conforme a la situación epidemiológica del momento con rapidez".

Sobre un posible adelantamiento del toque de queda aseguró que "no es un hecho nuevo. En otras comunidades parece haber surgido ahora esa petición al Gobierno. Es una petición que nosotros llevamos trasladando al ministro de Sanidad desde hace meses", afirmó, remarcando que siempre han solicitado "tener una mayor autonomía para adoptar medidas". No obstante, Sagardui no precisó hasta qué hora exacta planteará Euskadi la ampliación del toque de queda. El lehendakari, Iñigo Urkullu, la situó el lunes, en una entrevista radiofónica, en torno a las 20.00 horas, a la espera de conocer la propuesta concreta del comité técnico del Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi que, en principio, no tiene previsto reunirse hasta el 27 de enero.

Localidades en rojo


Bilbao se unió el lunes a las localidades que ya estaban en código rojo. En concreto otros ocho municipios de más de 5.000 habitantes; Amorebieta-Etxano (1.176,78 casos), Balmaseda (615,34), Bermeo (786,52), Durango (850,08), Gernika-Lumo (874,58), Lekeitio (844,06), Markina-Xemein (975,12) y Muskiz (1.123,14).

En una de las localidades confinadas desde el martes, Balmaseda, su alcalde, Aitor Larrinaga, se lamentaba de que "no queda más que cumplir con responsabilidad" y pedía a la población tener "paciencia y tranquilidad". Por segunda vez en zona roja, Larrinaga recordó que Balmaseda es un pueblo "muy compacto con una gran densidad de población" y que, como hay "más contacto entre la gente, los contagios igual se producen con más facilidad". Sin embargo, aseguró que "a la hora de la verdad, el número de casos tampoco sube demasiado y están en índices de otros pueblos de la comarca, como Zalla o Güeñes, que son núcleos más diseminados y, por ello, tardan un poco más en llegar al nivel rojo.

Los datos


544 pacientes

96 en UCI. Los hospitales acusan la grave situación. Y en un solo día han aumentado en 37 los entermos que estaban ingresados por covid en los hospitales vascos, de 507 el domingo a 544 el lunes, día en el que necesitaron hospitalización 82 personas, cuando el día anterior solo fueron 40. Además ya hay 96 pacientes en UCI.

Tasa de 8,3%


Positividad. El lunes se realizaron 10.755 pruebas diagnósticas, casi 3.000 más que el día anterior, en las que dieron positivo 894 personas, 246 más. La tasa de positividad sigue subiendo en Euskadi, y llega al 8,3%, un nivel de transmisión peligroso.


430,87 casos


Alerta naranja en la CAV. La incidencia acumulada en catorce días también crece y se sitúa ya en 430, 87 casos por cada 100.000 habitantes en la CAV, con peor situación en Bizkaia, donde se llega a los 459, 1 casos.

95 aulas

Clases suspendidas. Un total de 95 aulas están clausuradas en Euskadi tras detectar algún caso de covid, lo que supone 40 más que el pasado lunes y representa el 0,54% de las clases desde 2 años hasta educación no universitaria postobligatoria.