El temporal amaina

La ausencia de nieve de 'Filomena' da paso al aviso amarillo de heladas

La avalancha de ciudadanos el domingo en busca de nieve colapsó la Arboleda y el monte Oiz

11.01.2021 | 01:09
Uno de los camiones del servicio de limpieza de Bilbao habilitado para quitar nieve apenas tuvo trabajo el sábado por la noche.

La borrasca Filomena apenas ha incidido en Euskadi, donde el mayor efecto se ha notado estos días en que siguen cortadas las comunicaciones en el transporte público con Madrid. Parece que lo peor ha pasado, sin embargo, el aviso amarillo por nieve da paso este lunes a heladas que se mantendrán al menos hasta mañana.

Por eso seguirá activo el aviso amarillo por temperaturas mínimas con riesgo de heladas débiles a moderadas en el interior, desde las 00.00 hasta las 10.00 horas de esta mañana. El aviso se reactiva a las 18.00 horas y durará hasta las diez de la mañana del martes. En la noche del martes también se prevén heladas.
 


El Departamento vasco de Seguridad ha dado por finalizado el aviso amarillo por nieve tras registrase en las últimas horas mínimas de -4,4 grados en las zonas alavesas de Kapildui y Herrera. No obstante, el temporal bautizado como Filomena ha tenido un impacto notablemente menor en Euskadi que en otros puntos del Estado. La nieve solo se ha podido ver en cotas altas, condicionando la circulación en los puertos vascos de la red secundaria. En las capitales, la nieve se limitó a caer ligeramente en Gasteiz –a 540 metros de altura–, sin llegar a la costa. Con ello, el domingo había seis puertos de montaña cerrados, pero la red de carreteras principal no se vio afectada.

El Ayuntamiento de Bilbao de todas formas siguió esparciendo sal y salmuera en las calles de los barrios altos para evitar la aparición de hielo. Además puso en marcha el operativo especial de nevadas y preparó 180 toneladas de sal para evitar colapsos en las carreteras en el caso de que la nieve llegara a cuajar en la capital.

Barrios altos
 

De forma preventiva se echó sal y salmuera en las zonas más vulnerables de la villa como son Artxanda, Enekuri, Alto de Miraflores, parte alta de la calle Zabalbide, a la altura de Arabella, Zurbaranbarri y el entorno de Vía Vieja de Lezama, parte alta de Otxarkoaga y distintas zonas de los barrios elevados, con especial atención a la carretera de acceso al Hospital de Santa Marina.

La cara amable de Filomena, hizo que muchos ciudadanos aprovecharan para ir al monte a pisar la nieve, hasta el punto de que hubo zonas, como la Arboleda o la subida al monte Oiz, que tuvieron que cortar sus accesos para evitar la avalancha de visitantes, una "invasión" que se dio también en varios puntos de Araba de las estribaciones del Gorbea, como Gopegi o Murgia. Ayer todavía siete altos se encontraban completamente cerrados al tráfico mientras que en la mayoría se pedía precaución para circular. En el resto de zonas la nieve no cuajó lo que evitó que se produjeran graves problemas de movilidad.

Renfe tuvo que cancelar cuatro trenes en las rutas de Bilbao con Madrid y Barcelona. Estos cuatro trenes cancelados se suman a los otro cuatro que también tuvieron que ser suspendidos el sábado en las mismas conexiones, debido al efecto de la nieve. En concreto, el domingo se canceló un tren Bilbao-Madrid y otro que hacía el recorrido desde la capital de España hasta la estación de Abando. Los otros dos trenes suspendidos son también ida y vuelta, en este caso en la ruta Bilbao-Barcelona. En la red de Cercanías del País Vasco no hubo incidencias.

Así mismo, en principio, se mantienen los planes para recuperar a partir de hoy la conexión de Euskadi con Galicia y Salamanca. Adif informó de que trabaja, junto con Renfe, para poder restablecer algunas relaciones ferroviarias. Desde la tarde del domingo, según precisó, efectivos de mantenimiento de infraestructura llevaron a cabo trabajos de limpieza de algunas agujas en determinadas estaciones de la red de alta velocidad, así como del núcleo de Cercanías de Madrid.

Datos

El ocio

Invasión. Muchos ciudadanos aprovecharon para ir al monte a pisar la nieve, hasta el punto de que hubo zonas que tuvieron que cortar sus accesos para evitar la avalancha de visitantes, una "invasión" al igual que en las estribaciones del Gorbea, como Gopegi o Murgia.

Afecciones

Seis puertos cerrados En las capitales, la nieve se limitó a caer ligeramente en Gasteiz –a 540 metros de altura–, sin llegar a la costa. Ayer había seis puertos de montaña cerrados, pero la red de carreteras principales no se vio afectada.

El hielo

Nueva situación. El aviso amarillo por nieve da paso hoy a heladas que se mantendrán al menos hasta mañana por lo que hay que tener cuidado.

noticias de deia