Muletas, sillas, grúas y cojines solidarios gracias al Banco de Ayudas Técnicas

El Banco de Ayudas Técnicas ha atendido a una treintena de familias con 36 préstamos en toda Bizkaia durante el estado de emergencia sanitaria

09.11.2020 | 01:19
La actual campaña de recogida de este tipo de aparatos y utensilios se prolongará hasta el próximo día 16.

Todas las grandes obras empiezan siendo pequeñas. Como por ejemplo la del Banco de Alimentos de Bizkaia, que en su primer año de vida entregó 30.000 kilos de alimentos y que cuando finalice el presente curso, el de sus bodas de plata, habrá repartido unos 4 millones de kilos de alimentos. Esa podría ser la senda que marque el destino de otro banco, el de Ayudas Técnicas Municipal, proyecto de naturaleza social nacido con los primeros compases de la pandemia.

Se trata de un servicio solidario basado en la donación –al que ya se han sumado una decena de ayuntamientos– de préstamo de muletas, sillas de ruedas, andadores, colchones y cojines antiescaras, grúas domiciliarias, camas articuladas,€ que prioriza la atención a las personas con menos recursos y que abre hasta el próximo 16 de noviembre una campaña de recogida de este tipo de artículos. El objetivo es claro: concienciar sobre otras realidades, animar a reutilizar y fomentar la solidaridad.

Según el Libro Blanco de la Discapacidad en Euskadi, en Bizkaia hay 40.832 personas con discapacidad y mayores de 65 años que manifiestan no haber podido disponer de artículos de apoyo para desarrollar su actividad. Y es que la labor de las instituciones "está muy bien, pero hay huecos", apunta Inés Venero, presidenta del Banco de Ayudas Técnicas (BAT). Principalmente, el tiempo que se emplea para resolver el papeleo y que, de normal, las subvenciones para la compra se agotan y hasta la nueva convocatoria pueden pasar meses,€

Por eso, como dicen desde el BAT, su actividad responde a una necesidad no cubierta. Amparados en su gestación por BBK, esta iniciativa ya ha dado sus primeros pasos y ha ofrecido sus primeros préstamos. Y lo ha hecho en todo Bizkaia (Bilbao, Santurtzi, Igorre,€), no solo en aquellos municipios adheridos a este proyecto: Txorierri, Zornotza, Ugao y Plen-tzia. Lo importante, subrayaba Venero, era contribuir a paliar los efectos de la pandemia. Han ayudado a una treintena de familias con 36 préstamos y 58 servicios.

Ahora trabajan para poder extender sus servicios a todas las localidades del Territorio Histórico "ante una previsible agudización de la situación y siendo conscientes de que las limitaciones y recortes afectan en mayor medida a los sectores más vulnerables", describía. De ahí la campaña de recogida de ayudas técnicas. El BAT tiene un catálogo con 28 referencias y un centenar de artículos, pero necesita más "para poder atender a la demanda que se prevé a corto plazo".

Higienización
 

Un equipo se encarga de recoger los artículos que se quieran donar y revisarlos. Si son aptos se les hace una puesta a punto y se higienizan. "Los préstamos se realizan tras la prescripción y con el asesoramiento de una terapeuta ocupacional", manifestaba Venero. La ayuda técnica es entonces entregada a la persona usuaria y, si es necesario, se deja instalada en el propio domicilio. Durante su utilización se atiende a las incidencias y se realiza el mantenimiento necesario sin coste alguno. Y cuando la persona usuaria ya no lo necesita, lo devuelve y el BAT lo recoge de nuevo.

"Pretendemos darles muchas más vidas a las ayudas técnicas que están sin usar en muchas casas y en muchas entidades", enfatizaba Venero durante la presentación de esta campaña, apadrinada por Nagusiak y por el Banco de Alimentos de Bizkaia. El llamamiento del Banco de Ayudas Técnicas a quienes tengan este tipo de artículos y no los necesiten es donarlos para hacer préstamos a personas en situación de dependencia o con dificultades de movilidad; pero es también una oportunidad para adentrarse en el modelo de economía circular.

El servicio busca responsabilizar a la persona usuaria o cuidadora en el cuidado del aparato que se le presta. Y, para ello, establece una fianza de 50 euros en camas articuladas y grúas elevadoras, 20 en sillas de ruedas y 10 en el resto de piezas que se devuelve a la persona usuaria o a sus familiares a la conclusión del servicio. Y, además, una cuota al mes de 10 euros para camas con carro elevador y grúas domiciliarias, y de cuatro para una silla de ruedas, por ejemplo. "Un alquiler simbólico para evitar la gratuidad total que hace que el mundo se valore tan poco", apostillaba Venero.

Las necesidades más urgentes pasan, precisamente, por camas con carro elevador y grúas, y material antiescaras para cubrir situaciones de gran dependencia, aportaban desde el BAT. Se trata de artículos con un alto coste (por encima de los mil euros, aproximadamente) para los que efectivamente existen subvenciones, aunque no del cien por cien. "A pesar de que cada vez haya más ayudas por instituciones, quedan muchos vacíos y gente que no puede acceder", insistía Venero.

Los apuntes

Objetivo. El Banco de Ayudas Técnicas municipal nació en febrero con la misión de recoger camas articuladas, sillas de ruedas, andadores, muletas, grúas elevadoras, sillas de higiene, asientos giratorios, barandillas, alarmas con sensor de movimiento, bases antideslizantes, cojines antiescaras,€ entre particulares y organizaciones para poder realizar préstamos a personas vulnerables.

Campaña. El radio de acción es todo Bizkaia y el plazo, hasta el 16 de este mes. Para realizar donaciones hay que conectar con el Banco de Ayudas Técnicas en el teléfono 94 440 91 16 o enviar un correo electrónico a la dirección bat@fundacionabueloactual.org donde se indicará el sistema de recogida que resulte más cómodo.

La cifra

28

El servicio solidario de préstamo de ayudas técnicas para personas dependientes o con dificultades de movilidad del municipio arrancó con un centenar de artículos de 28 tipos diferentes para cubrir un amplio espectro de necesidades. Por ejemplo, para uso en el domicilio, camas articuladas, grúas elevadoras, colchones y cojines antiescaras, sillas de higiene,€ Para adaptación domiciliaria cuenta con asientos giratorios, barandillas, conos de elevación, alarmas con sensor de movimientos,€ Para facilitar la movilidad, sillas de ruedas, andadores y muletas, y para las personas cuidadoras, bandas de movilización, bases antideslizantes o cojines giratorios.

Las frases

"Hacemos una puesta a punto y las higienizamos para que las puedan usar otras personas que las necesitan"

Inés Venero

Banco de Ayudas Técnicas

 

"La gente no solo necesita alimentos; necesita todo tipo de ayudas. Hay que luchar contra el despilfarro"

Luis Crovetto

Banco de Alimentos de Bizkaia

 

"Esta iniciativa, aunque ha tardado en salir, espero que tenga una vida muy larga. Era muy necesario"

Roberto Martínez

Nagusiak