Las quitanieves contarán con cámaras para su "mayor eficacia"

El plan de viabilidad invernal de la Diputación estará activo entre este domingo y el 30 de abril

28.10.2020 | 01:14
Una máquina quitanieves trabaja en el puerto de Barazar durante un temporal en un invierno anterior.

El mantenimiento y la conservación de la red de carreteras es un "servicio esencial" incluso cuando la pandemia restringe el movimiento de los ciudadanos. Por ello, la Diputación Foral de Bizkaia mantendrá activo entre este domingo y el 30 de abril un plan invernal que contará con "cifras similares" a los años anteriores. Dotado con 400 profesionales, 82 máquinas quitanieves y 10 millones de kilos de sal, el objetivo del operativo consistirá en minimizar los riesgos de la nieve y el hielo y garantizar la seguridad de las personas usuarias de la red de carreteras. Como principal novedad, las máquinas quitanieves incorporarán nuevas tecnologías para que puedan posicionarse con "mayor eficacia" y actuar con "celeridad".

Durante la presentación del operativo, Imanol Pradales, diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, destacó la importancia de "mantener abiertas las carreteras, como elemento fundamental de movilidad y de la actividad económica en el territorio", incluso "en los momentos actuales de la pandemia". De esa forma, detalló que la campaña movilizará a 400 personas conductoras de quitanieves, acompañantes y vigilantes, a las que se suma el personal que coordina el plan en los centros de control de carreteras. Asimismo, se dispondrá de 82 máquinas quitanieves y 10 millones de kilos de sal "repartidos por toda Bizkaia" para esparcir en las carreteras evitando la formación de placas de hielo. "Tanto a nivel de personal como de recursos este plan se mueve en cifras similares a los de años anteriores", aseveró.

En lo que respecta a las novedades, indicó que, por primera vez, se podrá "posicionar las quitanieves con mayor eficacia en el lugar y en el momento preciso para actuar con celeridad ante una incidencia". Ello será posible gracias a las cámaras y sistemas de posicionamiento que incorporarán. En palabras del diputado, estos dispositivos enviarán "a los centros de control información en tiempo real sobre la actividad, la situación y el estado de la carretera por la que transitan". Esa información se sumará a la que aportan las estaciones meteorológicas (ubicadas en Arteaga, Autzagane, Balmaseda, Barazar, Erletxes y Zabalondo), lo que permitirá "gestionar la flota de quitanieves creando los recorridos más eficientes".

El objetivo de está "mayor y mejor información en tiempo real" será doble. Por una parte, buscará "activar actuaciones preventivas con mayor anticipación" y, por otra, permitirá "intervenir más rápidamente ante incidencias que deban resolverse de manera muy urgente". Según Pradales, este avance "es fundamental porque cuando se produce un bloqueo en la red en cadena, toda la red se ve afectada y anticiparse a ese potencial bloqueo o poder actuar de forma muy inmediata es un elemento crítico".

Por su parte, Jon Larrea, director general de Innovación y Gestión Viaria, especificó que contemplan cuatro niveles de condiciones de tráfico según la presencia de nieve y hielo en la calzada. En el nivel verde, nevando sin cuajar, se mantiene la circulación con prudencia; en el amarillo, la nieve comienza a cuajar y puede haber placas de hielo, por lo que se limita la velocidad y se prohiben los camiones y articulados; en el rojo, existe nieve y hielo, por lo que solo se puede circular con cadenas; finalmente, en el negro, la carretera está intransitable, por lo que se cierra al tráfico.

Asimismo, hay tres tipos de carreteras según su prioridad. De esa manera, en carreteras y autopistas de la red prioritaria y los accesos a centros hospitalarios, al puerto y al aeropuerto, "el objetivo es garantizar la circulación durante las 24 horas del día, aunque podría llegar a prohibirse para camiones y articulados". En los otros dos niveles, el objetivo es "impedir que la vía quede bloqueada en el peor de los casos, manteniendo la circulación con cadenas".

 

La campaña "más tranquila". Imanol Pradales señaló que "ojalá" se repita una campaña como la anterior, la "más tranquila" en los últimos años, ya que no se produjo ninguna alerta roja ni naranja y se registraron 15 avisos amarillos por nieve y 37 por bajas temperaturas. Por ello, las quitanieves solo sumaron 2.589 horas de trabajo y se repartieron 1.339 toneladas de sal, "cifras muy bajitas" respecto a la capacidad prevista. De hecho, señaló que solo se movilizó "una quinta parte de los recursos" empleados en 2017-2018.

En Breve

Recursos

Similares al año anterior. Con recursos similares a la campaña anterior, esta vez contarán con 400 profesionales, 82 quitanieves y 10 millones de kilos de sal.

Condiciones

En el tráfico. Se contemplan cuatro escenarios: desde el verde que es cuando nieva sin cuajar y se puede circular con prudencia, hasta el negro que corresponde a una carretera intransitable por el espesor de la nieve y el hielo.

Prioridad

En la intervención. Existen tres niveles de prioridad de intervención. Las carreteras y autopistas de la red prioritaria y los accesos a los centros hospitalarios, al puerto y al aeropuerto están en el nivel uno para garantizar la circulación las 24 horas del día.

Cautela

Responsabilidad de todos. La responsabilidad de los usuarios es primordial por lo que apelan a informarse de la situación meteorológica y de tráfico, además evitar ponerse al volante y optar por el transporte público cuando la situación lo requiera.