Alerta naranja

Registradas rachas de viento de 116,4 km/h en el monte Oiz

La alerta naranja por viento se prolongará hasta las tres de la madrugada del miércoles

20.10.2020 | 16:00
Imagen de archivo la playa de Ereaga con el mar revuelto

La estación meteorológica ubicada en el monte Oiz, en el municipio vizcaíno de Munitibar, ha registrado esta tarde rachas máximas de viento de 116,4 km/h, mientras en el monte Zaldiaran se han apuntado 110,1 km/h.

Por su parte, las rachas máximas de viento observadas en zonas no expuestas han alcanzado los 108,6 km/h en el alto de Bidania, 104,4 km/h en el de Navarrete y 80,4 km/h en el de Gasteiz.


GETXO, EN ALERTA


En este mismo orden de cosas, la alcaldesa de Getxo, Amaia Agirre, activaba esta tarde el Plan municipal de Protección Civil, en situación 0, ante la alerta naranja por viento anunciada por el Gobierno vasco desde las nueve de la noche de este martes.

Entre otras medidas, el ascensor de Ereaga sufrirá interrupciones en su servicio "en los momentos de impacto" del viento y se instalarán sistemas de sujeción de los contenedores de residuos.

La alerta anunciada por la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno vasco se prolongará hasta las tres de la madrugada del miércoles.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Getxo ha adoptado medidas preventivas como localización de grúas, torres instaladas y andamios, y ha informado a sus encargados de la situación de alerta. También ha trasladado el aviso a los locales de hostelería que dispongan de terrazas.

Asimismo, el ascensor de Ereaga sufrirá interrupciones en su funcionamiento en "los momentos de impacto del viento" y se instalarán sistemas de sujeción de los contenedores de residuos en los lugares habituales de las zonas expuestas.

Desde el Ayuntamiento han recomendado a la población cerrar puertas y asegurar ventanas y toldos en las viviendas, así como retirar macetas y otros objetos que puedan caer a la calle.

En la vía pública, se aconseja alejarse de cornisas, muros, árboles o vallas publicitarias y tomar precauciones delante de edificios en construcción o mal estado. También se recomienda alejarse de lugares que puedan ser afectados por las mareas y oleajes.

Es preciso evitar los desplazamientos por carretera y, en caso de hacerlo, extremar las precauciones. Del mismo modo, se debe evitar la utilización de embarcaciones y revisar sus amarras.