IV Jornada Mundial de los Pobres

La Iglesia de Bizkaia propone donar un día de salario para los más "golpeados" por el covid

19.10.2020 | 18:48
Un hombre pide limosna en plena calle en el centro de Bilbao

La Iglesia de Bizkaia ha propuesto donar un día de salario ante la IV Jornada Mundial de los Pobres, con el objetivo de compartirlo con las personas "especialmente golpeadas" por la crisis del covid-19 y que "más están sufriendo en este tiempo de pandemia".

Según ha informado la Diócesis de Bilbao, por cuarto año consecutivo, la Iglesia Universal celebrará el próximo 15 de noviembre la IV Jornada Mundial de los Pobres, respondiendo al llamamiento realizado por el Papa. Durante los últimos años, la Iglesia de Bizkaia ha respondido al llamamiento realizando dos gestos públicos.

El primero, al que se adherían varios centros educativos, consistía en la participación de los escolares en algunos talleres y en el segundo encuentro, dirigido a las comunidades parroquiales y las instituciones, se organizaba una comida intercultural multitudinaria.

Este año, con motivo de la situación sanitaria, la Diócesis de Bilbao adapta el Gesto a la realidad presente. Por una parte, los días previos a la Jornada se realizarán unos murales que se colocarán en los pórticos de las iglesias o por los municipios, en los que se escribirán algunos compromisos concretos que impliquen "tender la mano al pobre", tal y como se pide en el mensaje de este año.

Por otra parte, se solicita donar un día de salario y compartirlo con las personas que más están sufriendo en este tiempo de pandemia.

Desde la Diócesis de Bilbao han reconocido que, "si bien es cierto que la acción de la Iglesia durante la pandemia ha sido muy importante", se necesita "seguir dando respuesta a la crisis sanitaria, social y económica que vivimos".

Por esta razón, proponen compartir un día del salario con "las personas especialmente golpeadas por la crisis, personas sin hogar, desempleadas, migrantes, mayores sin recursos, enfermas y personas de los países del sur". Así, se invita a cada parroquia o Unidad Pastoral a presentar la propuesta y recoger los donativos y en cada lugar se decidirá a "qué proyecto solidario se quiere entregar".

CONSTRUCCIÓN DE UN MURAL

Además, se propone implicar a la comunidad en la construcción de un mural que se ubicará en el pórtico de la iglesia o en alguna zona del pueblo o del barrio. Durante los días previos a la jornada, 15 de noviembre, se invitará a participar en la iniciativa.

" Cada persona o grupo escribirá en una mano de papel o cartulina el compromiso que está dispuesto a asumir y las manos se irán pegando en un mural a lo largo de la semana", han explicado desde la Diócesis bilbaina, que ha habilitado en su web una plantilla descargable para poder participar. El domingo, tras la eucaristía, se invitará a las personas participantes a pegar sus manos de papel en el mural.