Durante la crisis

Ocho hoteles de guardia alojarán a sanitarios y profesionales esenciales

Los establecimientos, algunos ya con peticiones, no tenían aún ayer el permiso necesario para atender las demandas

24.03.2020 | 00:22
El hotel Ercilla es uno de los ocho establecimientos de guardia incluidos en el listado vasco y uno de los pocos que todavía atiende a huéspedes en Euskadi.

El Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno vasco hizo público ayer un listado de establecimientos hoteleros de guardia que podrán abrir sus puertas a profesionales de los servicios básicos esenciales que necesiten alojamiento.

La máxima demanda, ya solicitada días atrás a las asociaciones de hoteleros de Euskadi, es de personal sanitario que quiere evitar al máximo acudir a sus domicilios para evitar infectar a sus familiares como grupo de riesgo que son. Pero el espectro también está abierto a transportistas que, con sus camiones en ruta, no tienen lugares para descansar; personal desplazado para limpieza o desinfección, y otros profesionales esenciales "que pudiera ser necesario alojar en un momento concreto", indicaron fuentes del departamento que encabeza Sonia Pérez Ezquerra.

Los establecimientos en Bizkaia son el hotel Ercilla, los apartamentos turísticos Santiago y Abba Suites Bilbao City Center, también en formato de habitaciones con cocina. En Araba son los hoteles Jardines de Uleta y Ruta de Europa, mientras que en Gipuzkoa abrirán también tres centros: la pensión Legazpi, el hotel HK10 y los apartamentos Arima.

La activación de esta red hotelera de guardia se contempla en la orden del Ministerio de Sanidad 257/2020 y fue solicitada el viernes de la semana pasada por el Gobierno de Pedro Sánchez a las comunidades autónomas. Pérez Ezquerra explicó ayer que en la selección se ha "colaborado con las asociaciones de Hotelería y Hostelería de Euskadi", algo que confirmó Álvaro Díaz-Munío, presidente de Destino Bilbao, la entidad que reúne a los establecimientos de la villa.

Aunque de momento los hoteles mencionados no podrán abrir sus puertas, fuentes del Ercilla y el propio Díaz-Munío confirmaron a última hora de ayer que "nadie nos ha comunicado oficialmente nada y la orden vigente es que los establecimientos tienen que estar cerrados".

Fuentes del Gobierno vasco ratificaron la ausencia de ese aviso, ya que "la apertura no va a ser de la noche a la mañana" y eso que, según el responsable de Destino Bilbao, "hay mucha demanda, sobre todo por parte de médicos y enfermeras".

De hecho durante todo el fin de semana las peticiones a la asociación vizcaina fueron múltiples, igual que en la recepción del hotel Ercilla, el único que permanece aún abierto en la capital vizcaina. Su servicio a los pocos huéspedes que alberga se basa en las excepciones que permite la orden 257, al margen de los alojamientos de guardia, por las que pueden acoger clientes que, en el momento de declaración del estado de alarma, se hallaban hospedados de manera estable y de temporada. Estos ocupantes siguen alojados siempre que cuenten con las infraestructuras adecuadas, en sus propias habitaciones, para llevar a cabo las actividades de primera necesidad.

Desde el sector esperan la llegada "cuanto antes" de los permisos oficiales para abrir los ocho hoteles vascos seleccionados "y sobre todo conocer en qué condiciones se va a dar ese servicio, porque las casuísticas de los clientes son muy variadas en función de las diferentes necesidades de estos colectivos", reclamó Díaz-Munío.

Una de las condiciones más claras, especificada en las reuniones mantenidas por el Gobierno vasco con los empresarios, es que el servicio será solo de alojamiento, sin comidas ni tan siquiera desayuno, ya que "no se podrán activar ninguna zona común de esos establecimientos", apostilló el director del hotel Ilunion.

Sin embargo, aún quedan muchas incógnitas por despejar en la autorización de apertura que llegue de Madrid. Los hoteleros desconocen si tendrán que habilitar plantas específicas o podrán abrir todas, cuánto personal van a necesitar para cubrir una demanda que, a pesar de esas peticiones ya cursadas, es desconocida, y qué tarifas podrán aplicar por ocupar las habitaciones. También deberán conocer si el periodo de alojamiento tendrá límites en el tiempo, si se alquilará el espacio a personas que duerman solas o si una pareja que conviviera antes de que se declarara el estado de alarma por la pandemia del coronavirus podrá compartir una reserva.

Desde el Ejecutivo de Iñigo Urkullu también indicaron que, en caso de que estos establecimientos cubran sus plazas al completo, se podrán habilitar nuevos hoteles de guardia.

Camas disponibles 

Por otra parte, la Fundación BBK puso a disposición de Osakidetza más de 200 camas y de espacios acondicionados en sus instalaciones de Sukarrieta, destinadas a colonias infantiles, por si los efectos de la pandemia del coronavirus requirieran su uso.

Fuentes de dicha Fundación indicaron que el ofrecimiento de ayuda fue realizado hace días para unas dependencias que son las más grandes de todas con las que cuenta la BBK. Aunque el Gobierno vasco no ha comunicado a la Fundación BBK si hará uso del centro, el lehendakari, Iñigo Urkullu, se refirió ayer en una entrevista a que las instalaciones de Sukarrieta se encuentran en un listado de posibles espacios a utilizar, junto a la Clínica Quirón, en Gipuzkoa, y cinco plantas del edificio de consultas externas del Hospiral Txagorritxu, en Gasteiz. Desde la Fundación BBK especificaron que Sukarrieta está lista para su uso de forma inmediata, a falta de proveerla de material sanitario.