Resultados de las muestras recogidas entre el 10 y el 16 de febrero

Salud levanta las medidas preventivas en el entorno del vertedero de Zaldibar

Los análisis indican una "clara tendencia descendente" de los niveles de dioxinas y furanos

20.02.2020 | 17:39
Un trabajador del URA, Agencia Vasca del Agua, toma muestras donde se produjo el derrumbamiento.

El Departamento vasco de Salud ha levantado las medidas preventivas en el entorno del vertedero de Zaldibar tras recibir los resultados de los análisis de contaminación ambiental del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con muestras recogidas entre el 10 y el 16 de febrero, que indican una "clara tendencia descendente" de los niveles de dioxinas y furanos, tras la extinción del incendio.

Según ha anunciado el viceconsejero de Salud del Gobierno vasco, Iñaki Berraondo, en rueda de prensa en Bilbao, el descenso del nivel tanto de dioxinas como de furanos, unido al hecho de que el incendio en el vertedero está extinguido desde el pasado martes, "ha motivado la decisión de levantar la recomendación de prevención y prevención dadas la semana pasada".

El pasado 14 de febrero, Salud Pública del Gobierno vasco recomendó a los vecinos de Eibar, Ermua y Zaldibar que no ventilasen las viviendas, mantuviesen la ventanas cerradas el mayor tiempo posible, y redujeran las actividades deportivas intensivas al aire libre hasta nuevo aviso, debido a la presencia en el aire de furanos y dioxinas en cantidades entre 40 y 50 veces por encima de lo habitual.

Berraondo, ha comparecido ante los medios informativos junto a la investigadora del CSIC Begoña Jiménez y el biólogo, doctor en salud Pública y técnico del Departamento de Salud Koldo Cambra, después de recibir los resultados de los últimos análisis del Centro Superior de Investigaciones Científicas.

El viceconsejero de Salud ha explicado que, además de la muestra inicial del 9 de febrero, se han remitido al CSIC las muestras recogidas entre el 10 y el 16 de febrero, "con el fuego aún activo". Según ha afirmado, es "importante contar con todas esas muestras" porque "es lo que permite estudiar la evolución a lo largo de varios días y contextualizar los datos".

También ha recordado que las nueve nuevas muestras se tomaron -con el fuego todavía activo en el vertedero- en el Barrio de San Lorenzo en Ermua, con posterioridad en la plaza de Eibar y en el Barrio de Eitzaga de Zaldibar.

Una vez recibidos los resultados del CSIC, el grupo de expertos ha constatado que "los niveles de dioxinas y furanos han descendido" respecto a las últimas mediciones. "Es previsible que, desde la extinción del incendio, los niveles hayan bajado de forma rápida y drástica, ya que la fuente principal que las generaba ha desaparecido", ha añadido.

Los últimos resultados, ha puntualizado, indican que "los niveles de dioxina y furano tienen una tendencia descendente" que está "muy ligada a la combustión, la intensidad y el número de focos del incendio".

Berraondo ha insistido en que las medidas preventivas se adoptaron "en un momento en el que fuego estaba en máxima intensidad", pero, en la actualidad, "lo que hemos observado es que en Ermua los valores claramente han bajado del día 15 al 16 cuando ya se estaban extinguiendo algunos foco, y se ve la misma evolución tanto en Eibar como en Eitzaga".

"El hecho de que el fuego esté controlado nos hace pensar que estos valores son mucho más bajos por la evolución que estamos observando y, por eso, la recomendación que dimos el viernes pasado, en un contexto en el que el fuego estaba activo y se suponía que iba a durar durante muchos días, nos hace pensar que los valores en este momento serán ya mucho más bajos", ha insistido, para destacar que los valores han bajado del sábado al domingo en Ermua de 1.200 a 700 femtogramos de concentración en el aire de estos contaminantes.

Berraondo ha asegurado que, de reactivarse el incendio, se presentaría "otra situación y se darían las recomendaciones oportunas". Además, ha asegurado que los técnicos de Medio Ambiente y Salud Pública miden "constantemente" tanto la calidad del agua como la del aire de la zona afectada por el desprendimiento del vertedero "y van a continuar con estas mediciones". La próximas semana, ha afirmado, habrá más resultados de nuevas muestras.

El viceconsejero ha insistido en que "las recomendaciones preventivas se dieron ante unos valores elevados de dioxinas y furanos, en una situación de incertidumbre en cuanto a la evolución que iba a tener el incendio, y con un fuego activo", mientras que, en estos momentos, "el fuego, que es la causa de la combustión, se ha extinguido, y los valores han disminuido en Ermua, Eibar y Eitzaga, por lo que entendemos que la situación tiene que ser muchísimo mejor a día de hoy que la que refleja la última muestra que tenemos" que se hizo con focos de fuego activos.

Tras remarcar que "el peligro está asociado al tiempo de exposición, y no a una medida en concreto", Berraondo ha asegurado que no preveían "ningún tipo para la salud".

"DISMINUIR DRÁSTICAMENTE"

Por su parte, la doctora Jiménez ha precisado que las últimas mediciones reflejan que "nos estamos situando en un valor medio de unos 700 femtogramos". Así, ha indicado que "tenemos un intervalo que se sitúa entre 400 y 1.200 femtogramos", de forma que "hemos tenido un pico alto, un valor más bajo, y nos mantenemos actualmente en los 700 femtogramos en el barrio de San Lorenzo, en Ermua".

En Eibar y Eitzaga, donde el último día de medición analizado los niveles se sitúan en 20 y 100 femtogramos, respectivamente, ha indicado que "se está llevando a cabo un seguimiento temporal en el punto que resultó conflictivo el primer día y también, a la vez, un seguimiento espacial para tener un control".

Jiménez ha precisado que los valores recogidos corresponden a los días en los que se ha mantenido activo el incendio en el vertedero de Zaldibar, "por lo que cabe esperar que, una vez que ese incendio se ha sofocado, esos valores van a disminuir drásticamente". Esos valores, ha indicado, se conocerán tras los análisis de las muestras que han llegado este mismo jueves al laboratorio del CSIS, "todas ellas muestras de aires recogidas en condiciones en las que el incendio ya no estaba activo".

La doctora del CSIC ha reiterado que la decisión de retirar las recomendaciones "viene dada por el hecho de que el fuego ya está controlado, y esa era la fuente de emisión de estos contaminantes en concreto, por lo que, en lógica, no es esperable que actualmente se estén emitiendo esas dioxinas y esos furanos". No obstante, ha dicho que "para garantizar la calidad de las medidas y para tener datos que nos reaseguren a todos, se está llevando a cabo nuevas medidas".

noticias de deia