Desde 2021

Hacienda controlará las facturas de autónomos y empresas

Permitirá enviar a las 100.000 declaraciones hechas de IVA y Sociedades, y eliminar la 'caja B'

18.12.2019 | 11:18
Los inspectores forales acuden a los comercios y locales de hostelería para controlar la entrega de facturas y tiques.Foto: Jose Mari Martínez

BILBAO. Adiós a las cajas B en Bizkaia. Desde el 1 de enero de 2021, Hacienda controlará todas las facturas que emitan los autónomos y empresas del territorio, a través del sistema Batuz. A partir de esa fecha, todos los 100.000 contribuyentes que realizan actividades económicas deberán instalar un software que registrará todas su ventas, emitiendo una factura con código QR que permitirá a los consumidores comprobar si se ha declarado o no. La medida, que incluirá ayudas para la adaptación al nuevo sistema de los afectados, permitirá enviar a todos ellos también el borrador de las declaraciones de IVA y Sociedades, además de combatir el fraude fiscal que se lleva a cabo a través de la ocultación de ingresos. "Es un paso hacia lo desconocido porque hoy en día ninguna Hacienda del entorno ofrece este nivel de asistencia, pero tenemos la ventaja de estar muy cerca del contribuyente y la capacidad de afrontar un reto de este calado. Damos un paso muy positivo para mejorar la asistencia a los contribuyentes y cerrar los pasos al fraude fiscal", destacó ayer el diputado de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga.

El responsable foral recordó que declarar menos ingresos de los reales es una de las principales vías de fraude fiscal en el territorio, "ocultando facturas, cobrando en B, llevando una doble contabilidad, falseando facturas... Es una realidad que la Hacienda vizcaina conoce perfectamente: una parte del fraude reside en la ocultación de ventas en todo tipo de negocios, grandes y pequeños, de cualquier sector". De hecho, Iruarrizaga aseguró que una de cada cinco facturas es borrada, lo que supone no declarar el 20% de las ventas, entre los contribuyentes que presentan indicios de fraude, aunque no es un dato extrapolable al conjunto de la sociedad.

Será precisamente contra ese tipo de fraude contra el que luche el sistema Batuz, al incluir un sistema de facturación que garantizará que siempre que se emita un tique se declarará esa compra y ese IVA. Para ello, a partir del 1 de enero de 2021 todas los vizcainos que realizan actividades económicas, ya sean autónomos o empresas, en cualquier sector de actividad y de cualquier tamaño, deberán emitir sus facturas con un software específico. Al contener un código encriptado, que sigue una secuencia correlativa, se impedirá el fraude mediante la ocultación de ventas. Antes de que llegue esa fecha, el 1 de julio de 2020, se abrirá un periodo voluntario para todas aquellas empresas o profesionales que quieran implantar ya el sistema.

En palabras del diputado de Hacienda, Batuz conseguirá "equiparar" el tratamiento de trabajadores por cuenta ajena, autónomos y empresas. "Hoy en día, a quienes cobran una nómina o una pensión les podemos dar un nivel de asistencia muy alto, y a la vez nuestro control sobre el fraude es prácticamente total. Con las personas que realizan actividades económicas es prácticamente al revés: menos asistencia y menos control sobre comportamientos fraudulentos", reconoció. Y es que, gracias a la información recibida a través de los libros de registro -empresas y autónomos deberán apuntar sus ingresos y gastos en la sede electrónica de la Diputación-, Hacienda enviará ya hechas propuestas de declaración de IVA, IRPF e Impuesto sobre Sociedades a todas las empresas y autónomos. Hasta ahora no había hecho nunca borradores de IVA y Sociedades, como sí hace con el IRPF.

Deducciones fiscales

La adaptación al sistema supondrá un desembolso económico para los contribuyentes, ya que en algunos casos tendrán que adquirir el software -que no superará los 150 euros, según los cálculos de la Diputación-, renovar el terminal de ventas, PDA u ordenador que utilicen para registrar las facturas -unos 200 euros-, y adquirir una impresora para códigos QR -entre 50 y 100-. Por ello, además de que el coste sea deducible como gasto, la Hacienda vizcaina establecerá una deducción del 30% en la cuota del IRPF o del Impuesto de Sociedades. Así, por ejemplo, una persona que invierta 300 euros en la adaptación a Batuz y tribute al 24%, reducirá 72 euros su base y 90 su cuota, con un ahorro de 162. Estas deducciones solo se aplicarán para gastos asumidos a lo largo de 2020, como forma de incentivar su implantación en ese ejercicio.

El software se podrá adquirir en el mercado, al igual que cualquier otro programa de facturación o contabilidad. Según informó el director de Hacienda, Iñaki Alonso, entre abril y noviembre, 131 empresas y desarrolladores de software trabajaron en una prueba piloto para desarrollar los procesos informáticos necesarios. En la web foral se publicará un listado de todos los desarrolladores que adecuarán su software a los requisitos del sistema, que tendrán que registrarse en Hacienda.

Iruarrizaga volvió a apelar a la concienciación ciudadana para combatir el fraude fiscal, que, recordó, también afecta al ciudadano. "Si tú has hecho una compra y te han cobrado el IVA, ese IVA se va a quedar en el bolsillo de la persona que ha defraudado, en lugar de ir a Hacienda", señaló. Este nuevo sistema permitirá a los vizcainos comprobar si la factura se ha declarado o no en Hacienda, simplemente escaneando el código QR. Es más, solo con activar este código desde su móvil pondrán en conocimiento de Hacienda la existencia de esa factura. "Las personas que quieran una Bizkaia sin fraude tendrán en sus manos una herramienta para colaborar con Hacienda", finalizó el responsable del Departamento.

noticias de deia