La línea 3 crece un millón de usuarios en su segundo año

El trazado por el norte de la villa superó los 7,25 millones de viajeros en abril

09.02.2020 | 04:01
Las opciones de transporte que ofrece la línea 3 supone nuevos usuarios cada mes.

Bilbao - La próxima llegada de los usuarios del tramo de Euskotren que atiende a las localidades entre Bermeo y Amorebieta supondrá un nuevo empuje a la línea 3 en cuanto a estadísticas de usuarios se refiere. Y es que este nuevo trazado ferroviario está atrapando cada vez a más viajeros. Según los datos facilitados a DEIA por Euskotren, la compañía que gestiona la línea 3, en su segundo año de servicio ha sumado algo de un millón de pasajeros con respecto a su primer ejercicio.

Desde el 8 de abril de 2017, día en que se inauguró el trazado, hasta el mismo día de 2018, se validaron en el trazado entre Matiko y Kukullaga, en Etxebarri, un total de 6.152.263 viajes. En el segundo año, hasta abril pasado, los usuarios se elevaron a 7.259.040, es decir, casi un 18% de incremento de traslados.

Una subida de mucho peso que supone un aval para el planteamiento de este recorrido soterrado por los barrios del norte de la ciudad que cuenta con la estación de Casco Viejo-Zazpizaleak como epicentro por su conexión con las otras dos líneas del metro. Recogiendo la actividad en los días laborables, se ha pasado de un promedio de 18.567 viajeros en el primer año a más de 22.000 en el segundo.

Según los datos aportados por la compañía ferroviaria dependiente del Gobierno vasco, son los recorridos que conectan las estaciones construidas para servir la línea 3 los que más viajeros atraen. Si en el primer año fueron 4,40 millones de personas las que viajaron por este itinerario, en el segundo superaron los cinco millones. Por eso los recorridos más habituales entre los clientes de la línea 3 son los que se efectúan entre Otxarkoaga y Zazpikaleak y entre Uribarri y la misma estación de transbordo.

El tercer viaje más recogido en las estadísticas es el que va del Txorierri hasta Casco Viejo. El viejo trazado por el valle ubicado al otro lado de Artxanda se ha revitalizado con su integración en la línea 3. Si el primer año este ramal aportó 1,08 millones de traslados, el segundo superó los 1,27 millones.

Sin duda la ampliación de la frecuencia que activó Euskotren a partir de enero de 2018, se pasó de un tren cada 15 minutos solo en hora punta a ofrecerlo a lo largo de todo el día, supuso un atractivo para optar cada vez más por esta alternativa de transporte en el Txorierri.

El resto de clientes provino de la denominada línea general, el servicio que atiende el Duranguesado y que incluye también los trenes procedentes de Gipuzkoa y hasta desde Hendaia. Aquí también hubo incremento y se pasó de 658.355 a 979.708 usuarios.

Como es lógico la parada de Zazpikaleak es la más utilizada acaparando algo más de la mitad de todos los viajes que se practican en la línea 3 bien porque es final de trayecto, bien porque se usa como paso para conectar con las líneas 1 y 2 del suburbano. A una distancia muy alejada le siguen las estaciones de Otxarkoaga y Matiko como las más requeridas por los viajeros.

La Barik sigue siendo la reina en cuanto a soportes para pagar los viajes, casi alcanza el 95%, siendo los títulos de monedero, con un 57,4%, con los que más traslados se abonan. El resto se distribuye entre 26,8% de los temporales, 14,2% con tarifa reducida y el 1,6% de títulos ocasionales.

Las cifras