Álex Mumbrú espera ante el Zaragoza un Surne Bilbao Basket con "más energía y actividad"

El técnico de los 'hombres de negro' destaca la importancia del regreso de los aficionados a las gradas del Bilbao Arena

22.09.2021 | 12:14
Álex Mumbrú en el partido ante el Juventut.

El Surne Bilbao Basket disputará mañana jueves, ante el Casademont Zaragoza, su primer duelo como local del presente curso. Más allá de lo meramente competitivo tras arrancar el curso el sábado con derrota en Badalona, esta cita supondrá el regreso de la 'marea negra', al menos una parte de la misma, al graderío de Miribilla, vacío por los estragos del covid-19 desde el 8 de marzo de 2020 salvo la excepción del duelo inaugural de la BCL del pasado ejercicio ante el Pinar Karsiyaka.

Álex Mumbrú ha expresado este martes su alegría por volver a contar con el respaldo de la afición vizcaina. "La vuelta de la gente es importante tras más de un año en solitario. Se va a hacer hasta extraño, nos vamos a tener que acostumbrar", ha reconocido. Tanto él como los suyos ya vivieron la experiencia el pasado sábado en el Olimpic, aunque en esa ocasión fue con la afición en contra: "Se hizo un poco raro. Se nota en el ambiente y lo notan los jugadores, los entrenadores y también los árbitros. Hay que volver a acostumbrarse porque los partidos en casa son importantes".

Menos gracia le hace al técnico de los 'hombres de negro' que el Bilbao Arena, con el 40% del aforo permitido, no vaya a contar con su configuración habitual. "Uno de los fondos parece que va a estar tapado por el tema de los conciertos. Nos gustaría contar con la grada entera para tener a la gente más cerca, pero se ha decidido así y tenemos que jugar así", ha expuesto, recordando además que el equipo apenas ha podido trabajar desde el arranque de la pretemporada en el recinto de Miribilla porque este "ha absorbido muchos conciertos por el tema de la pandemia".

UN PASO ADELANTE


En lo meramente deportivo, y salvo percance de última hora, Mumbrú podrá contar contra el Zaragoza con todos sus efectivos a pesar de que Rafa Luz sufre molestias y no entrenó el martes y Tomeu Rigo está tocado. El técnico catalán espera que los suyos den un paso al frente en cuanto a intensidad para poder atar el primer triunfo del curso. "En Badalona no estuvimos a nuestro nivel de actividad normal, estuvimos algo más lentos y escasos de energía. A ver si mañana cambiamos esto", ha apuntado.

Los de Jaume Ponsarnau levantaron el telón de la temporada superando al Baxi Manresa y, en opinión de Mumbrú, van asimilando ya las nuevas líneas maestras de su nuevo entrenador. "El otro día ya se vio otro Zaragoza, tienen un gran equipo. Con Cook lesionado han traído a Sipahi para hacer pareja de bases con San Miguel, están Okoye, Mobley y Waczynski por fuera y McLean, Radoncic, Hlinason y Vanwijn en el juego interior. Son muy completos. El otro día, los exteriores, que son muy desequilibrantes, estuvieron muy acertados. Controlaron casi todo el partido con ventajas de unos diez puntos, jugando con muy buen ritmo. Además, ya sabemos lo disciplinados que son los equipos de Jaume", ha desgranado.

El entrenador del Surne Bilbao Basket ha vuelto a lamentar que "pequeños detalles" privaran a su equipo de la victoria en Badalona "pese a ser competitivos hasta el final" y ha reconocido que en estas primeras fechas competitivas apenas hay tiempo para ir corrigiendo esos errores: "Jugamos el sábado, viajamos el domingo, entrenamos un par de días, jugamos mañana y el viernes volvemos a viajar sin entrenar para jugar el sábado en Tenerife. Hay poco tiempo para ajustar, pero esperamos estar algo mejor en intensidad y agresividad y que el Zaragoza, que ya las tuvo en su debut, no nos sorprenda en esos aspectos aquí".

noticias de deia