Carlos Gurpegi: "Entrenar al Basconia es una gozada"

Lidera al segundo filial que afronta ante el Beasain el largo asalto a la segunda RFEF

04.05.2022 | 17:15
Carlos Gurpegi, ayer en las instalaciones de Lezama.

La figura del actual entrenador del Basconia, Carlos Gurpegi, ha salido tremendamente reforzada en este final de liga de la Tercera RFEF. Llegó a hurtadillas, tras la llamada del Bilbao Athletic a Patxi Salinas buscando un revulsivo para cambiar el signo de la racha de los cachorros que se encontraban preocupantemente en puestos de descenso de la Primera RFEF, y ha logrado consolidarse en el banquillo de los de Basauri, logrando el exigente pasaporte para el play-off en un grupo tremendamente duro, junto con Portugalete, Barakaldo y Beasain. "Hay dos momentos de temporada, de julio a diciembre, con el Bilbao Athletic de segundo entrenador que fueron meses difíciles, porque no conseguimos que el equipo funcionase como nos hubiera gustado y la experiencia del Basconia de primer entrenador que ha sido una gozada. Los chavales nos han facilitado mucho el trabajo", comenta Gurpegi.

Gurpegi debutó con mal pie. Una derrota en la última jornada del final de la primera vuelta, en casa del descendido Beti Gazte. Pero el conjunto aurinegro tomó aire clasificatorio y en el 2022 de la mano del míster de Andosilla, que se estrenaba en los banquillos como primer espada, ha sumado en la segunda vuelta tres derrotas más, seis empates y diez triunfos, con los que ha sellado la quinta plaza con derecho a liguilla de ascenso. "El proceso ha sido muy bonito. Cambiamos cuatro cositas y estuvimos diez partidos sin perder y en todos los partidos hemos tenido opciones de llevarnos algo. El hacer las cosas bien te lleva a quedar quinto. Y el mérito es de los chicos que cuanto más dificultades han tenido se han juntado más", revela.

El Basconia no tiene nada que perder y se cruzará en Lasesarre, el domingo a las 17.30 horas, en semifinales del play-off de ascenso, con el Beasain que ha logrado colarse como segundo clasificado. "Tenemos la referencia de que hace un mes que jugamos contra ellos y espero un partido duro, muy complicado, llevan quince partidos sin perder. Pero vamos con toda la ilusión y muchas ganas de seguir haciendo bien las cosas. Lo que han conseguido los chavales tiene mucho mérito; es una gozada el poder estar con ellos, poder jugar un play-off y sobre todo la experiencia que nos vamos a llevar. En el partido de casa nos hizo una presión muy fuerte arriba que nos complicó mucho las cosas. Tiene gente experimentada. Es un buen equipo y tienen muy claro a lo que juegan y es peligroso", advierte el técnico de los de Basauri. El vencedor de esta semifinal se cruzará el siguiente fin de semana en la final del play-off que se diputará en Ipurua con el ganador del derbi Portugalete entre Barakaldo.

En la primera vuelta, con el técnico de San Adrián en el banquillo, el Basconia estaba clasificado octavo con 29 puntos y, en la segunda vuelta, los 36 puntos del equipo basauritarra le han catapultado a la quinta plaza. "Tenemos 120 minutos para meter un gol. No sé hasta qué punto le puede hacer ver al Beasain que tiene ventaja. Es una ventaja que se la han ganado en la liga. De tres resultados les valen dos. Pero 120 minutos son muy largos", ha reflexionado un Gurpegi ilusionado.

noticias de deia