Athletic 3 - 2 Betis

La suerte cambia de bando en la victoria del Athletic ante el Betis

La fortuna sonríe al Athletic en su reencuentro con la victoria casi dos meses después en un encuentro que evidencia que Oihan Sancet y Oier Zarraga deben jugar más minutos

20.12.2021 | 00:34
Rui Silva, portero del Betis, trata de despejar un balón de puños por el que pugna Mikel Balenziaga.

Suerte, fortuna, azar, chamba, carambola, potra... utilicen el sinónimo que más les guste para referirse al desenlace del vibrante encuentro que disputaron Athletic y Betis ayer domingo en San Mamés y que se saldó con triunfo local. Casi dos meses después y tras ocho jornadas, el conjunto rojiblanco se reencontró con la victoria, algo que no conseguía desde el pasado 23 de octubre. Lo logró gracias a un disparo de Óscar de Marcos que se coló en la portería defendida por Rui Silva después de que el balón se desviara tras contactar en la pierna de Víctor Ruiz. Un golpe de fortuna, por fin, para un Athletic que durante muchos minutos estuvo a merced de un Betis con las ideas muy claras, pero que no convirtió su superioridad en goles. Tuvo cuatro claras y marcó dos. Una circunstancia que aprovecharon los rojiblancos para mantenerse con vida en el encuentro y remontarlo en el tramo final gracias en buena medida a la aportación del banquillo y a una pizca de suerte, esa que tantas veces les ha dado la espalda esta temporada.

Las mejores imágenes del Athletic 3- 2 Betis. Fotos: Borja Guerrero

A falta de goles, ninguno en los tres últimos encuentros, el Athletic hizo tres ayer domingo para desquitarse de las ocasiones falladas en los recientes enfrentamientos contra el Real Madrid y el Sevilla. La facilidad que ayer domingo sí encontraron los futbolistas rojiblancos para asociarse con el gol fue una de las notas positivas de la tarde, que no la única, pero encontró su contrapunto en la falta de contundencia defensiva que demostraron en los dos tantos del Betis y en algunos acercamientos de los andaluces. La pareja de centrales: Unai Nuñez y Yeray Álvarez, así como Iñigo Lekue y Mikel Vesga, no estuvieron nada acertados en dichas acciones.

Precisamente, este último fue uno de los nombres propios del encuentro, puesto que ocupó el puesto que dejó vacante el sancionado Dani García. No estuvo cómodo el gasteiztarra, muy exigido en el centro del campo. Fue sustituido antes de la hora de juego, ya con 1-2 en el marcador, y con la entrada de Oier Zarraga se empezó a intuir otra idea de juego. Más asociativa, diferente en definitiva, que tuvo un mayor reflejo sobre el terreno de juego cuando Oihan Sancet entró en la ecuación. Con Vencedor, Zarraga y Sancet combinando, más la positiva aportación de Berenguer, que en los poco más de 20 minutos que disputó dejó bastantes mejores sensaciones que las que había mostrado últimamente, el Athletic se lanzó a por la remontada.

Mención especial merece Sancet, quien participó en el segundo y el tercer tanto de los rojiblancos, por lo que jugó un papel relevante en el triunfo. Tanto él como Zarraga piden más minutos a gritos. Juntos, claro. El equipo lo agradece, ofrece otros registros, se diría que es más rico en recursos, lo que le facilita el camino hacia el gol. No cabe duda de esto último, pues cuando ha podido asociarse, combinar y mover el balón con criterio cerca del área rival, no solo ayer, también frente al Madrid o el Sevilla, es cuando más ocasiones de peligro ha generado. Además, si como ante el Betis, le acompaña un poco la suerte, tan esquiva este curso, encontrará un camino más sencillo hacia la victoria. Todo suma.

Ha tenido que tomar nota Marcelino García Toral de lo sucedido ayer domingo, si bien es de esperar que el miércoles, frente al Real Madrid, Dani García recupere su puesto en el centro del campo. No parece ver preparados aún a Zarraga, quien podría actuar en el costado derecho, y a Vencedor para jugar juntos de inicio. Su idea es otra. Aunque no funcione como le gustaría. Otra cuestión no menos cierta es que cuando mejores prestaciones ofreció ayer domingo el equipo fue cuando coincidieron Vencedor, Zarraga y Sancet sobre el campo. ¿Casualidad?

La cifra

300

Son los partidos que ha disputado, con el de ayer frente al Betis, Mikel Balenziaga con el Athletic. El de Zumarraga, que llegó al conjunto rojiblanco en el verano de 2008 procedente de Zubieta, ha jugado 231 encuentros de liga, 29 de Copa, 28 de Europa League, 8 de Champions y 4 de Supercopa.

noticias de deia