Raúl, una apuesta segura

Un empate que no sirve para nada. De nuevo, al Athletic se le atragantan los equipos de abajo en una cita que debió ganar, pero en la que le condicionaron en exceso los errores que cometió

26.11.2021 | 23:21
Raúl García celebra su gol.

1. Unai Simón. No pudo hacer nada para evitar los dos goles del Granada. No tuvo mucho trabajo, lo que viene siendo costumbre, pero falló en la última jugada en un pase fácil e Iñigo Martínez, el apagafuegos, acabó expulsado.


1. Lekue. Se reencontró con Machís, quien ya le amargó la existencia una mañana de enero de 2017 y anoche le dejó retratado en la jugada del primer gol. Atacó más que de costumbre, pero sin suerte. Terminó en banda izquierda.


2. Yeray. Se resbaló en el primer gol del Granada, si bien no tuvo incidencia, pero en el segundo dejó demasiado descuidada la zona central del área, por donde entró Jorge Molina. Sacó casi en la línea el tercero del Granada.


3. Iñigo Martínez. Acabó expulsado tras un error de Simón. Un mal menor, pues salvó al equipo de la derrota. Secó a Luis Suárez. Serio en labores defensivas y cómodo con el balón. Buscó el gol con un disparo lejano.


1. Balenziaga. Su despliegue físico y su capacidad para el trabajo no están nunca en entredicho, tampoco anoche, pero su aportación en ataque ante un Granada que por momentos esperó muy atrás, fue nula. No acabó el partido.


3. Nico Williams. Marcelino escuchó las demandas de la afición y le puso de titular. Respondió el chaval, puro desparpajo y desborde. Algo intermitente por momentos, fue casi siempre la primera opción en el ataque rojiblanco. Debe jugar más.


3. Vencedor. Se multiplicó. Serio con el balón en los pies, el único que le dio algo de criterio al juego en la primera parte, y enorme despliegue físico para evitar el juego del Granada. Es, de largo, el mejor centrocampista del equipo en ese arranque de temporada. Una gran noticia.


0. Dani García. A su desacierto con el balón en los pies hubo que añadir que salió en la foto de los dos tantos del Granada. En el primero, por entrar blando a un balón dividido. En el segundo, porque asistió, sin querer, a Jorge Molina. No acabó el partido.


1. Muniain. Robó el balón que precedió al tanto de Raúl García en una acción de pillo que no es la primera vez que repite, pero su partido quedó marcado por la más que evitable pérdida de balón en el segundo tanto del Granada. El fallo le sacó del partido, aunque se enganchó a tiempo en el tramo final.


1. Sancet. Regresó a la titularidad tras empezar en el banquillo frente al Levante, pero no tuvo su noche. Quiso participar del juego, pero estuvo bastante desacertado y perdió numerosos balones. Fue sustituido.


3. Raúl García. Ejerció de nueve, una posición que si bien no es nueva para él, pues ya jugó varios partidos en dicha demarcación con Garitano, nunca lo había hecho con Marcelino. Marcó un gol de 'killer' tras una gran recuperación de Muniain. No rehuyó ninguna disputa, algo que va en sus genes. Estuvo a punto de marcar en un disparo lejano que repelió el larguero. Participó, con una buena peinada, en el segundo tanto del Athletic. Es el pichichi junto a Williams.


- Zarraga. Entró a la hora de juego para aportar más criterio al juego. Y acertó Marcelino. Respondió el centrocampista, que buscó el gol con un disparo desde la frontal del área que rechazó el portero. Buenos minutos.


- Iñaki Williams. Suplente por segunda vez este año, participó en el segundo gol del Athletic, pero poco más. Demasiado impreciso.


- Petxarroman. Entró para dar más profundidad al equipo por banda. Lo logró, pero le faltó acierto.

noticias de deia