Sankt Gallen, un entrenamiento de altura

El Athletic elige un destino para la concentración veraniega que permitirá optimizar el rendimiento físico de los jugadores

16.07.2021 | 16:32
El Athletic Club parte rumbo a Suiza este mediodía en un vuelo vía Zurich para alojarse en St. Gallen.

"Uno para todos y todos para uno". Es el lema de Suiza. Unas bonitas palabras para impregnar de hermandad a un vestuario como el del Athletic, que permancerá concentrado en el país helvético durante nueve días. El escenario escogido como cuartel general para esta concentración es una de las ciudades suizas con mayor altitud con respecto al nivel del mar. Sankt Gallen, con una población cercana a los 75.000 habitantes, está a casi 700 metros de altura, unas condiciones del agrado de entrenadores y cuerpos técnicos.

Los entrenamientos a una cota superior a la habitual permiten aumentar la resistencia de los jugadores, optimizar la capacidad muscular, mejorar la tolerancia a la fatiga y favorecer la capacidad de recuperación. Esto se debe a que el cuerpo se acostumbra a un entorno con poco oxígeno y aumenta la capacidad del ser humano de generar glóbulos rojos en alrededor de un 10 o un 20%. En definitiva, deriva en una ganancia en la capacidad del esfuerzo y el beneficio se proyecta al regresar al lugar habitual de trabajo, donde el cuerpo rinde más con menos desgaste físico.

En el país de los relojes, las navajas, los bancos, el queso, el chocolate y Roger Federer, el club bilbaino ha escogido una ciudad del noreste del país que estos primeros días ofrecerá lluvia para regar el verde y bucólico paraje, donde los inviernos ofrecen el manto de la nieve y los veranos proyectan los coloridos e históricos edificios de una ciudad recortada en el horizonte por los Alpes. Porque Sankt Gallen, cuyo casco antiguo presenta burguesas y picudas casas levantadas entre los siglos XVI y XVIII, es la ciudad de los miradores, con hasta 111 balconadas creadas entre 1650 y 1720. La localidad es un abrazo a la historia de centroeuropa, con la especial distinción de una abadía declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Este paraje de postal, al igual que el país helvético en general -donde se cobijan las sedes de la FIFA, la UEFA, el COI o Cruz Roja- también posee una especial comunión con el mundo del deporte, puesto que por Sankt Gallen han pasado, por ejemplo, las selecciones de fútbol de España, Inglaterra, Brasil o Chile y equipos como el Liverpool o el Bayer Leverkusen, combinados que se hospedaron donde lo hará el Athletic, el Hotel Santispark, que se aleja a diez kilómetros del corazón de Sankt Gallen.

La llegada al hotel


El hospedaje, en el que lucen cuatro estrellas, se promociona a sí mismo como un 'hotel deportivo'. Entre sus instalaciones aparecen un completo gimnasio, piscinas, spa o un reputado centro médico. En los aledaños se encuentra el estadio Kybunpark, donde ejerce como local en sus compromisos de la Superliga suiza el Sankt Gallen, rival al que este sábado se medirá el Athletic y donde también los leones se enfrentarán al Borussia Dortmund, equipo que se encuentra concentrado a cerca de 90 kilómetros de la ciudad donde descansa la plantilla bilbaina. El estadio, con capacidad para 20.000 espectadores, se inauguró en 2008 y ha acogido encuentros de carácter internacional. Allí han jugado España, Chile o Brasil, entre otros.

noticias de deia