Los cachorros se quedan a un paso de Segunda

El Bilbao Athletic se queda con la miel en los labios del ascenso a Segunda

Los cachorros caen en el minuto 108 de la prórroga ante el Burgos y no redondean un fin de semana histórico que arrancó con el ascenso del Amorebieta a la categoría de plata

24.05.2021 | 01:10
La tristeza era máxima en las filas rojiblancas tras quedarse a las puertas de Segunda División.

Burgos 1

Bilbao Athletic 0

BURGOS: Barovero; Álvaro Rodríguez, Aitor Córdoba, Zabaco, Navarro; Miki Muñoz (Min. 88, Lobato), Elguezabal, Undabarrena, Saúl Berjón (Min. 112, Javi Gómez); Juanma (Min. 91, Alarcón) y Guillermo (Min. 65, Medina).

BILBAO ATHLETIC: Iru; Álvaro Núñez (Min. 110, Baqué), Paredes (Min. 110, Luengo), Jaso, Imanol; Prados (Min. 106, Bernaola), Diarra (Min. 110, Guruzeta), Nico Williams, Víctor San Bartolomé (Min. 61, Ewan), Cabo (Min. 75, Nico Serrano); y Artola.

Gol: 1-0: Min. 108; Saúl Berjón.

Árbitro: Pérez Hernández (Comité Madrileño). Ha expulsado por doble amarilla a Jaso y a Paredes por roja directa, estando en el banquillo. Además, ha amonestado a Guillermo, Navarro, Barovero y Medina, del Burgos; y a Prados y Luengo, del Bilbao Athletic.

Se acabó el sueño del Bilbao Athletic. No habrá dos equipos vizcainos la próxima temporada en Segunda División después de que el filial rojiblanco cayera en la final del play-off de ascenso ante el Burgos, que hizo valer su veteranía para ganar el partido decisivo y regresar a la categoría de plata. Lo de los cachorros fue un quiero y no puedo, un ejercicio de impotencia frente a un conjunto, el burgalés, que fue mejor en las dos horas de encuentro. Un tanto de Saúl Berjón, futbolista con pasado en Primera División, en el minuto 108 decantó la balanza a favor del Burgos. Pese al intento final del Bilbao Athletic, que buscó un imposible colgando balones al área rival, no pudo ser.
 



  El Burgos estuvo mejor en la primera mitad, con un 4-4-4-1 muy definido. De inicio, el equipo castellano asustó con una salida fulgurante, con el peligroso Juanma en banda y el hiper motivado Guillermo en la punta de ataque. Por parte del Bilbao Athletic, Joseba Etxeberria otra vez presentó un once sin un nueve definido, como contra el Celta B. Con Artola como hombre de referencia.

Numerosos aficionados del Athletic acudieron al Francisco de la Hera. Foto: Athletic Club


El Burgos salió con un ímpetu desmedido. A por todas. Algo inusual en una final. Una jugada entre Prados, Cabo y Williams acabó con un peligroso centro del último que buscaba desquitarse de la presión inicial burgalesa. Para Nico había una vigilancia especial. El inquieto Juanma intentó sorprender desde lejos. El Burgos seguía demasiado motivado y los cachorros apenas podían salir de su área cuando habían transcurrido diez minutos. Cabo buscaba hacer de las suyas y los del El Plantío no se lo pensaban a la hora de probar a Iru desde lejos. Había que frenar al rival. Núñez puso un balón de oro al que no llegó Artola, muy vigilado. Juanma, excanterano bético, era el peligro personificado e intentó marcharse de cuatro rojiblancos. Pero los cachorros lograron calmar los ánimos del rival, adelantando su línea defensiva, y en busca de su propia personalidad. Las ocasiones de peligro brillaban por su ausencia. Era fuego de artificio. Antes del minuto 40, Saúl Berjón asistió a Juanma, que remató de cabeza forzado, en la mejor ocasión de la primera mitad.

paso adelante
 

En la segunda parte Jaso se la jugó al suelo con Guillermo que tropezó y pidió una pena máxima inexistente. La mejor ocasión del Bilbao Athletic nació de un balón centrado por Núñez al que se lanzó de cabeza San Bartolomé, junto con Aitor Córdoba, pero le faltó unos centímetros para cazarlo. El escenario había variado y era ahora el conjunto bilbaino el que asumía la iniciativa. Imanol no pudo aprovechar una falta muy peligrosa. Antes de cumplirse la hora, el partido se fue rompiendo. Undabarrena hizo volar a Iru tras un disparo desde el balcón del área y Nico no pudo aprovechar el envío de Cabo. El partido se nivelaba de nuevo. Paredes taponó un nuevo disparo de Mumo y Williams tuvo el triunfo en sus botas pero no llegó al envío en boca de gol de Imanol. El Burgos se replegó por completo. Sin riesgos. El equipo castellano ya no tenía fuerzas y la prórroga estaba a la vuelta de la esquina. A la salida de un córner, los dos centrales del Burgos remataron arriba y en la siguiente Artola estuvo a punto de marcar.

En la prórroga, un error de Núñez y una ocasión de Undabarrena junto al poste estuvieron a punto de sentenciar la final. Diarrá buscó de cabeza, con su vuelo forzado, un acierto que no llegó. Y llegó el gol definitivo. Saúl Berjón entró a la espalda de Núñez y marcó el gol del título del ascenso tras la asistencia de Álvaro. Ya todos los intentos de remontar en el marcador fueron inútiles para el Bilbao Athletic. Incluso Joseba Etxeberria metió tres cambios a la americana, pero fue imposible. El Burgos se metió en su área y defendieron como titanes. Barovero detuvo el intento de disparo de Artola. Los rojiblancos pidieron mano por un disparo de Nico Serrano desde la izquierda contra un defensa y en la protesta Jaso vio el camino de vestuarios por su segunda amarilla. El Bilbao Athletic necesitaba dos goles pero no era capaz de marcar ni uno. Le faltó mordiente en ataque para rubricar una gran temporada que ha realizado el filial rojiblanco hasta casi el final de la prórroga.

noticias de deia