Papu Gómez, un elemento diferencial

El argentino, fichaje invernal del Sevilla, abandonó el Atalanta envuelto en la polémica para potenciar a un equipo que busca el título de liga

02.05.2021 | 00:59
Papu Gómez celebra su gol al Celta de Vigo.

Alejandro Darío Gómez, conocido popularmente como Papu Gómez (Buenos Aires, Argentina, 15-II-1988), no ha tardado en volver a lucirse en los terrenos de juego tras su polémica marcha del Atalanta, donde un insalvable enfrentamiento con el entrenador Gian Piero Gasperini desembocó en una brusca salida del club italiano en el último mercado invernal. El Sevilla, siempre atento a las oportunidades de mercado, no dudó en lanzarse a por él. No desperdició la entidad hispalense la ocasión de pescar en río revuelto a fin de incorporar a sus filas al talentoso y controvertido mediapunta argentino, quien aterrizó en el Ramón Sánchez Pizjuán a cambio de 7,5 millones de euros.

Con contrato recién estrenado hasta el 30 de junio de 2024, Papu, apodo que le viene del mote cariñoso con el que se dirigía a él su madre cuando era un bebé, comienza a sonreír de nuevo para gozo y disfrute del equipo que dirige Julen Lopetegui, sabedor del potencial de un futbolista capaz de marcar diferencias ante cualquier rival. Su periodo de adaptación, en la antesala del choque liguero de mañana ante el Athletic, está a punto de completarse. Con solo cinco jornadas por delante para cerrar una liga en la que el Sevilla aspira con fuerza al título, la aparición del Papu se presenta así las cosas como una grata noticia para un equipo en el que el ex del Atalanta empieza a sentirse cómodo.

En los quince partidos disputados como hispalense suma dos goles y una asistencia al abrigo de un creciente rendimiento que le ha servido para ganar enteros dentro del vestuario y asomar a día de hoy como titular por detrás del delantero. Lopetegui, decidido a explotar las virtudes del argentino, lo ha incluido en el once inicial en las últimas jornadas y el habilidoso enganche bonaerense ha respondido a la confianza del técnico guipuzcoano, sabedor por otra parte del fuerte carácter de un jugador que se enfrentó a su anterior entrenador en Italia debido a una decisión táctica que no resultó de su agrado.

Convertido en capitán del Atalanta, donde llegó en 2014 para ofrecer su mejor nivel tras militar previamente en el Arsenal de Sarandí, San Lorenzo de Almagro, Catania y Metalist Járkov de Ucrania, el argentino puso el punto final a su etapa en Italia de la peor manera posible para recalar en LaLiga, donde ya estuvo cerca de aterrizar en 2013 para reforzar al Atlético de Diego Simeone, quien lo tuvo a sus órdenes en San Lorenzo y Catania. "Yo era joven, rebelde y él me hizo crecer", aseguró Papu en su primera entrevista como futbolista del Sevilla, si bien la polémica no se ha separado de él en los últimos años.

Estelar sobre el verde con todo tipo de exhibiciones futbolísticas que catapultaron al Atalanta hasta el punto de alcanzar en la campaña 2019-20 los cuartos de final de la Champions League, logro sin precedentes hasta entonces en la historia del club transalpino, el de Buenos Aires también fue noticia el pasado diciembre, en medio de su fuerte desencuentro con Giasperini, por entonar el himno de la Juventus en los prolegómenos de un encuentro que enfrentó al Atalanta con la vecchia signora. En 2018, a su vez, incendió las redes sociales tras la eliminación de Argentina en el Mundial de Rusia a manos de Francia al escribir: "Todo humo".

No había sido convocado para la cita mundialista Papu, que hizo famoso un baile con el que se acostumbró a celebrar sus goles y que esta misma semana ha sorprendido a propios y extraños en Sevilla al ir a ir a recoger un paquete a una oficina de Seur vestido con la primera equipación del conjunto hispalense. Con la indumentaria de futbolista puesta, medias incluidas, el argentino dio así que hablar por enésima vez al ser grabado por su compatriota Lucas Ocampos, quien se encargó de hacer público el vídeo.

ESTRENO ANTE EL ATHLETIC 

Centrado en la lucha por el título liguero en el apartado estrictamente futbolístico, Papu se medirá mañana por primera vez al Athletic, rival contra el que nunca se ha enfrentado. Los hombres dirigidos por Marcelino García Toral, en tierra de nadie en la clasificación, tendrán enfrente de este modo a un singular futbolista con cartel de internacional que terminó por explotar la pasada temporada en el Atalanta con ocho goles y dieciocho asistencias y que, alistado por el Sevilla, emerge en la actualidad como un elemento diferencial en el cuadro hispalense.

la cifra

7,5

Son los millones de euros que ha invertido el Sevilla en la contratación de Papu Gómez, fichado hasta 2024. Autor de ocho goles y dieciocho asistencias el pasado curso con el Atalanta, suma dos dianas y un pase de gol en sus quince partidos como hispalense.

noticias de deia