El Athletic se atasca antes de la gran final (1-1)

Los rojiblancos, sin ideas en ataque, no pueden con el Eibar. Un grueso error de Unai López echa al traste el golazo de Yuri

20.03.2021 | 16:21
Remate de Iñaki Williams durante el encuentro Athletic-Eibar en San Mamés

El Athletic sigue lejos de Europa tras no pasar del empate ante el Eibar. Los rojiblancos no han brillado en un intenso derbi donde el fútbol de precisión y las ocasiones han llegado a cuentagotas. Parece que Marcelino está abonado al 1-1, aunque eso no es lo más relevante. A catorce días de disputar la primera final de Copa, la sensación que da el equipo no es la más idónea. Es verdad que el duelo ante la Real será harina de otro costal, pero hay bastantes cosas que mejorar.

El entrenador del Athletic no se ha guardado nada en el banquillo. El asturiano ha salido con su once de gala, en una especia de ensayo general antes de la cita de La Cartuja. Ahora llega el parón por los compromisos internacionales de las selecciones, y a dos semanas vista de la histórica cita frente a la Real Sociedad, seguro que el de Villaviciosa ha sacado bastantes conclusiones de lo acontecido sobre el césped de San Mamés.

Iñigo Martínez, tras cumplir cuatro partidos de sanción, ha vuelto al centro de la zaga junto a Yeray. De Marcos ha ocupado el lateral derecho, con Yuri en el otro costado. El resto, lo esperado: Unai López y Vesga han comandado la medular, con Berenguer y Muniain por las bandas, mientras que las referencias ofensivas han vuelto a ser Raúl García e Iñaki Williams.


GOLAZO DE YURI

Tras unos minutos de tanteo, el Athletic ha tardado poco en abrir el marcador. Y ha sido un auténtico golazo. En el primer disparo entre los tres palos, Yuri ha conectado una volea perfecta con la pierna izquierda desde dentro del área. El de Zarautz, que ha tenido todo el tiempo del mundo para acomodarse, ha conectado un centro bombeado de De Marcos y ha fusilado a Dimitrovic. El cabreo de Mendilibar en la zona técnica ha sido importante. El de Zaldibar, blasfemando, no daba crédito ante la falta de concentración de sus jugadores, que han dejado rematar solo al rojiblanco.

Mejor no ha podido comenzar el duelo para los leones ante un rival herido. Pero de nuevo un error grueso en defensa ha echado al traste el tanto inicial. En esta ocasión el que ha fallado, y de forma considerable, ha sido Unai López. El donostiarra ha recogido un balón en la medular de espaldas y ha ido retrocediendo encimado por Kike García. En lugar de cederla a Simón o despejarla a banda, se le ha hecho de noche y ha perdido la posesión. El delantero del Eibar, muy listo y persuasivo, la ha robado y la ha picado con calidad ante la salida a la desesperada del portero de Murgia. Corría el minuto 17 y el duelo entre vecinos comenzaba de nuevo.


A partir de entonces, los armeros parece que se han repuesto. Y el Athletic, con pocas intervenciones con peligro de Raúl García y Berenguer, lo ha fiado todo a las carreras de Williams. Se ha visto que el delantero ha hecho peligro al espacio, aunque no ha tenido muchos servicios. En el bando contrario, el habilidoso Bryan Gil, un extremo de los de antes que no rehuye nunca el cara a cara. Y en una jugada en la que ha tirado varios regates, menos mal que se ha entretenido con el balón, porque ya sin fuerzas se ha plantado ante Simón y ha disparado manso a las manos.

Con las tablas en el marcador se ha llegado al descanso. Marcelino no estaba contento con lo sucedido y ha dejado en la caseta a Unai López y Vesga. El mensaje a ambos es claro a catorce días de la primera final de Copa. Vencedor y Dani García han ocupado sus lugares tras la reanudación. Y ha parecido que el Athletic ha comenzado con brío el segundo acto cuando De Marcos ha tenido la ocasión más clara de lo que quedaba de partido. Llegando desde atrás, el de Biasteri ha conectado un buen centro de Muniain, pero Dimitrovic ha sacado una pierna extraordinaria al puro estilo de un portero de balonmano.


UN DRON SOBRE EL CÉSPED

A partir de entonces, el conjunto bilbaino se ha ofuscado cada vez que ha pisado el área. Y el fútbol ha comenzado a brillar por su ausencia. Lo más entretenido ha sido la pelea constante que han protagonizado Iñigo Martínez y Kike García, a los que el contacto les motiva. Por suerte, el ondarrutarra ha mantenido bien atado al capitán del Eibar. Ha sido tan anodino el encuentro que lo más llamativo ha sido la caída de un dron de procedencia desconocida sobre el verde de San Mamés. Pizarro Gómez lo ha recogido y el juego ha seguido.

Williams, de nuevo sin puntería, no ha estado fino y las únicas ocasiones con peligro han venido de Yuri, el mejor del encuentro por parte local. Así se ha ido consumiendo un derbi que deja más contento al Eibar, por eso de que busca huir de la quema. Pero que genera cierta preocupación en el Athletic, ya que su próxima cita será en La Cartuja y con un título en juego.


ATHLETIC: Unai Simón; De Marcos, Yeray, Iñigo Martínez, Yuri; Berenguer (Min. 74, Ibai), Unai López (Min. 46, Vencedor), Vesga (Min. 46, Dani García), Muniain (Min. 74, Morcillo); Raúl García (Min. 69, Villalibre) y Williams. 

EIBAR: Dmitrovic; Pozo, Paulo Oliveira, Arbilla, Soares; Sergio Álvarez, Diop; Bryan Gil, Aleix García (Min. 84, Pedro León), Kevin Rodrígues (Min. 70, Inui); y Kike García (Min. 91, Quique González). 
Goles: 1-0: Min. 9; Yuri. 1-1: Min. 17; Kike García. 
Árbitro: Pizarro Gómez (Comité Madrileño). Mostró tarjeta amarilla al local Iñigo Martínez y al visitante Pozo. 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada vigésimo octava jornada de LaLiga Santander disputado en San Mamés a puerta cerrada. En la segunda mitad, cayó un dron al terreno de juego y tuvo que ser retirado.