Jugador del Getafe

Xabier Etxeita: "Celebré la Supercopa como un athleticzale más"

Xabier Etxeita, que regresa esta noche a San Mamés como visitante, analiza con DEIA el contexto de un partido que llega en el mejor momento del curso para Athletic y Getafe

25.01.2021 | 00:57
Etxeita aguanta a Luis Suárez.

Xabier Etxeita (Zornotza, 31-X-1987) continúa en su incansable pelea por afianzarse como titular en un Getafe que visita San Mamés con aires renovados. Los movimientos realizados en el mercado invernal han dado un nuevo aire al conjunto azulón, donde asoma un central que vio "nervioso" la final de la Supercopa al estar de por medio un equipo al que admite añorar, si bien remarca que "también hay que ver las cosas positivas que tiene el fútbol fuera del Athletic y las estoy intentando disfrutar y aprovechar al máximo".

Dos victorias consecutivas el Getafe y tres el Athletic. Un partido envuelto en dinámicas positivas esta noche.

—Sí, por nuestra parte es la primera vez que encadenamos dos victorias consecutivas esta temporada y era necesario para coger ese punto de confianza, mientras que el Athletic viene de ganar la Supercopa tras superar a dos grandísimos equipos y de sacar también adelante un partido de Copa que parecía que se les complicaba. Será un partido entre dos equipos en buenas dinámicas.

¿Vio la semifinal y la final de sus excompañeros en la Supercopa?

—Sí, vi los dos partidos y el Athletic dio un nivel impresionante. En la semifinal se pusieron por delante aprovechando sus oportunidades con una presión muy alta y después defendieron muy bien. En la final ante el Barça también fueron merecedores de la victoria, por lo que se merecieron el título.

Lo celebraría como un aficionado más.

—Sí, después de ver el partido nervioso, lo celebré como un athleticzale más, contento.

Usted fue parte importante en la conquista de la Supercopa de 2015 al ser titular en la ida y en la vuelta. ¿Es su mejor recuerdo en el mundo del fútbol?

—Sin duda. Después de tantos años sin que el Athletic consiguiera ningún título, ganar aquella Supercopa fue lo máximo para nosotros. Para un chaval que siente al Athletic, jugar en el primer equipo es un sueño y poder levantar un título es lo máximo, por lo que para mí y mis compañeros fue lo más grande que pudimos conseguir en aquel momento.

Le lloverían los recuerdos tras este nuevo logro.

—Sí, porque fue una pasada lo que vivimos en 2015. Cuando vi a los jugadores celebrar el título en el campo me vinieron esos recuerdos. Fue muy emocionante, aunque esta vez no se pudiera celebrar con todos los aficionados en Bilbao.

Lo cierto es que el Athletic parece otro tras el cambio en el banquillo. ¿Le sorprendió la destitución de Garitano?

—Sí, para mí fue una sorpresa. Desde fuera se veía a través de la prensa que Gaizka podía estar en la cuerda floja, pero que le cesaran después de una victoria fue sorprendente y no lo esperaba. También, porque la situación no era tan crítica como para destituir a un entrenador y menos a uno que ha dado tanto al Athletic.

¿Cómo se hinca el diente al equipo de Marcelino?

—No es fácil, porque intentan mantener la misma fortaleza de antes o incluso mejorarla y ofensivamente también se ve que tienen clara la idea de cómo hacer daño al rival. Teniendo en cuenta además la calidad de los jugadores, seguro que va a ser un partido difícil para nosotros y más aún jugándose en San Mamés.

¿Considera que es el peor momento para visitar al Athletic?

—Nunca se sabe, pero nunca es buen momento para visitar San Mamés. El año pasado también parecía que no íbamos como favoritos y pudimos ganar haciendo un buen partido. Vamos ilusionados y con ganas de conseguir esa tercera victoria consecutiva.

La pasada semana fue titular en la victoria ante el Huesca. ¿Confía en volver a partir de inicio hoy?

—Sí, estoy ilusionado con poder jugar, aunque es decisión del entrenador y nunca se sabe. A ver si tengo esa posibilidad de salir de inicio y si es así, encantado y a dar lo máximo de mí en un partido tan bonito.

Está siendo una temporada complicada para usted, con entradas y salidas de las alineaciones, pero continúa sin rendirse.

—El fútbol es así. Hay partidos que juegas y otros no. Esta temporada es cierto que no estoy jugando de manera tan seguida o habitual, pero estoy entrando en el equipo y, como siempre, seguiré peleando en cada entrenamiento para intentar aportar y ayudar al equipo.

¿No le llega a desgastar tener que demostrar sin cesar su valía para asentarse en las alineaciones?

—No, porque la experiencia me dice que el fútbol da muchas vueltas y todo puede cambiar de un momento a otro. Lo que tengo que hacer es prepararme y estar lo mejor posible para demostrar cuando tenga la oportunidad que puedo ser titular.

¿Añora al Athletic?

—¿Quién no echa de menos al Athletic? Es la casa en la que siempre hemos estado y donde siempre hemos querido jugar chicos como yo, pero también hay que ver las cosas positivas que tiene el fútbol fuera del Athletic y las estoy intentando disfrutar y aprovechar al máximo.

Las incorporaciones de Aleñá y Kubo les han dado un nuevo aire. ¿Se verá un Getafe más atrevido y ofensivo en San Mamés que en años anteriores?

—Creo que siempre hemos buscado ser ofensivos y somos uno de los equipos que más intenta jugar en campo contrario, pero puede que sí se vean ciertas variantes en nuestro juego, porque estamos modificando algunas cosas por las características que tienen estos dos compañeros. Son diferentes a lo que estábamos habituados a tener en el equipo al hacer cosas diferentes con el balón y hay que intentar sacar el máximo provecho de ellos.

A José Bordalás le molesta sobremanera que se les acusen de ser un equipo duro, como sucedió en un pasado. ¿A usted también?

—Lo que más nos molesta es que los árbitros se vean influenciados por ello al tomar las decisiones. Por lo demás, si se habla mucho de nosotros significa que estamos haciendo bien las cosas. Tenemos un estilo, que puede gustar más o menos, pero en los últimos años hemos estado de mitad de tabla para arriba y cada equipo toma su camino para intentar ganar cada partido, que es lo que quieren todos.

¿Se atrevería a decir que comparten objetivo europeo con el Athletic?

—No, porque somos un club un poco más humilde y nuestro objetivo principal es conseguir la permanencia para, a partir de ahí, intentar estar lo más arriba posible. Creo que el Athletic tiene mejor plantilla que nosotros para pelear por objetivos como Europa, aunque este año está más igualada que nunca LaLiga y veremos.

¿Hasta qué punto le apena que no pueda haber público hoy en San Mamés?

—Me da mucha pena, porque podía haber venido toda mi familia y mis amigos a ver otro partido mío en San Mamés y no va a poder ser, teniendo en cuenta además mi edad y que no sé si voy a tener la posibilidad de jugar muchos encuentros más aquí. Es una pena que no se vaya a poder vivir ese ambiente tan bonito en el campo.

¿Se han acostumbrado ya a esta especie de fútbol alternativo?

—Yo no termino de acostumbrarme, porque la esencia del fútbol está en el público y muchas veces cuesta ponerse el mono de trabajo y disfrutar de un partido sin gente, pero es lo que ha tocado y es un mal menor que tenemos que sufrir con todo lo que está pasando. No estamos como para quejarnos.

"Vi los dos partidos del Athletic en la Supercopa y dio un nivel impresionante; fueron merecedores del título"

"La situación no era tan crítica como para destituir a un entrenador y menos a uno que ha dado tanto al Athletic"

"Nunca es buen momento para visitar San Mamés, pero el año pasado parecía que no íbamos como favoritos y pudimos ganar"