"Estamos a un punto del Barça", defiende Garitano

El de Derio rehuye pronunciarse sobre un posible ultimátum en Mestalla y recurre a la clasificación para no hablar de alarmismo. "Estoy muy bien, soy optimista", declara

12.12.2020 | 00:20
Los jugadores rojiblancos bromean durante el inicio de la sesión de ayer en Lezama

Joaquín Caparrós dejó unas cuantas perlas dialécticas durante sus cuatro temporadas al frente del Athletic. El utrerano no se parapetaba en recovecos. Lo que decía le salía instantáneo. Una de esas expresiones que se graban la pronunció tras vencer en abril de 2011 en un derbi infumable de fútbol ante Osasuna en El Sadar: "Déjate de imagen, clasificación, amigo".

Probablemente Gaizka Garitano la tenga guardada. Entonces dirigía al filial del Eibar en Tercera División, en lo que eran sus inicios como entrenador. Casi una década después, Garitano también se protege en la clasificación. Ayer volvió a echar balones fuera cuando se le cuestionó sobre su persona y ante la posibilidad de que sea destituido si esta tarde el conjunto rojiblanco sufre una nueva derrota en su visita al Valencia.

"Me preguntáis prácticamente por lo mismo todas las semanas", se limitó a indicar. Ni quiso referirse a si está sometido a un reiterativo ultimátum, ni a las críticas que pueda recibir. "Estoy bien, muy bien. Soy optimista", describió. Prefiere ver la botella medio llena, momento en que rescató el dato clasificatorio. Lo dijo hasta en dos ocasiones, a modo de subrayarlo: "Estamos a un punto del Barcelona y a tres del Sevilla (sexto clasificado y que marca la zona europea)". Estos dos equipos han jugado un partido menos que los leones. No quiso mirar, sin embargo, hacia abajo. Los puestos de descenso están a solo dos puntos de distancia.


 

CRISIS CASI INSOSTENIBLE

Sea como fuere, el compromiso en Mestalla podría suponer el último de Garitano al frente del Athletic en caso de no sumar punto alguno ante un Valencia igual de necesitado que el cuadro bilbaino. La división en la Junta Directiva de Aitor Elizegi en torno a la figura del entrenador es evidente y un nuevo fiasco acentuaría una crisis casi insostenible, aunque la cercanía del siguiente duelo ante el Real Madrid quizá demoraría un poco más las decisiones.

Garitano vive al margen de lo que se cueza en los despachos y se centra en el matiz deportivo. "Estamos pendientes de este partido, está todo apretado, venimos de jugar bien, podemos volver a ganar en Valencia. Estamos optimistas. Pero lo demás no depende de mí, de los resultados, de que podamos ganar en Valencia. Estamos tranquilos en el día a día, somos gente de fútbol, llevamos años y nos limitamos a trabajar", recalcó el derioztarra, que insistió en la competitividad que hay en Primera, una lectura que le lleva a huir de términos pesimistas en la misma idea de los mensajes de los días previos de Iker Muniain y Óscar de Marcos, los dos capitanes: "La situación no es mala, evidentemente puede ser mejor, pero la situación no es alarmante, ni mucho menos en este comienzo de temporada. Pero es normal... Estamos en un gran club, en el Athletic, y aceptamos todo, cualquier crítica, cualquier cosa, es parte del juego, parte de lo que se mueve en el fútbol. No tengo ningún problema en este sentido".

 

DECLARACIONES TRAS EL PARTIDO DEL CELTA

Sus declaraciones tras la derrota sufrida frente al Celta levantaron polvareda, sobre todo cuando se refirió al peaje que debe pagar jugar con jóvenes y la supuesta falta de potencial para ganar dos partidos seguidos. Ayer incidió en estos dos asuntos y para el primero de ellos tiró de sus estadísticas: "Somos el cuarto equipo más joven de la liga en minutos, el equipo que juega con más canteranos, un 51% de los minutos. A veces hace falta un poquito de paciencia. Eso es lo que he dicho y si ha creado revuelo, no lo entiendo, porque es la realidad".

Sobre la dificultad de encadenar triunfos tampoco se movió en demasía de su discurso: "A todo el mundo le cuesta, y Barcelona y Sevilla (en su tercera mención a estos dos conjuntos) tampoco ganan de seguido. No solo el Athletic, todo el resto tampoco. Ahora hay buenos equipos y ganar cuesta a todo el mundo, no solo a nosotros. Hay mucha igualdad, los partidos se deciden en un detalle y hay más igualdad que nunca en Primera".

Novedades en la lista

El Athletic regresa a Mestalla cinco meses y medio después de su exhibición en su anterior visita a un Valencia que muy poco tendrá que ver hoy con el de entonces. "Hasta ahora es un equipo que ha jugado bastante al contraataque. Tiene jugadores rápidos arriba, se repliega bien y luego hace dos líneas de cuatro muy fuertes atrás y se despliega en ataque", destacó sobre el conjunto che un Garitano que dejó fuera de la lista respecto al partido con el Celta a Ibai Gómez e Iñigo Vicente, cuyos lugares ocupan Iñigo Martínez, que vuelve al once tras cumplir un partido de sanción, e Iñigo Córdoba, uno de los damnificados por el fichaje de Álex Berenguer. El técnico derioztarra recordó la saturación de duelos a los que tiene que hacer frente el Athletic en solo once días, por lo que no extrañarían algunos ajustes en su plan. Dani García y Raúl García, ambos suplentes en los tres encuentros anteriores, podrían tener opciones de salir de inicio, como también puede ser el caso de Unai López o incluso de Jon Morcillo, que ha perdido un punto de protagonismo tras su brillante irrupción.

raúl garcía: "sus suplencias son anecdóticas"

Berchiche, en buen estado. En la comparecencia de Garitano emergieron dos nombres propios. Uno de ellos fue del de Raúl García, suplente en las tres jornadas anteriores y autor de un doblete determinante en la anterior visita del Athletic a Mestalla, saldada con victoria (0-2). "Es anecdótico que haya estado tres días en el banquillo. Confiamos totalmente en él, es un jugador vital para nosotros", reflexionó.

El estado de Yuri Berchiche, que no pudo acabar los partidos ante el Getafe y el Celta al sufrir sendos mareos después de haber superado el covid-19, supuso otro foco de interés: "Estamos todos los días pendientes de él. En todas las pruebas que le han hecho no tiene nada. Está bien, algún mareo de vez en cuando, pero esta semana ha entrenado normal".

"La situación no es mala, evidentemente puede ser mejor, pero la situación no es alarmante, ni mucho menos en este inicio"

"Falta paciencia con los jóvenes. Es lo que he dicho y si ha creado revuelo, no lo entiendo, porque es la realidad"

gaizka garitano

Entrenador del Athletic