Daniel Vivian brilla en el Mirandés

El central cedido por el Athletic asume la capitanía con solo 21 años. Mitxelo, su descubridor, y Koldo Asua, uno de sus formadores, elogian su figura

13.10.2020 | 01:06
Daniel Vivian, en un lance del duelo del Mirandés ante el Sabadell, en el que estrenó capitanía.

Si dos personas que son referencias en el fútbol vizcaino y en la formación coinciden en el mismo calificativo, en conversaciones diferentes, a la hora de definir a un futbolista, se deduce que esa concomitancia no es fruto de la casualidad. Ese futbolista al que se detalla es Daniel Vivian (Gasteiz, 5 de julio de 1999), recientemente nombrado capitán del Mirandés, equipo de LaLiga SmartBank, a sus 21 años de edad, cuando solo acumula poco más de mes y medio en sus filas. Ese futbolista es un activo del Athletic que ejerce en el cuadro burgalés en calidad de cedido. Ese futbolista es un "chico muy responsable", el epíteto en el que se ponen de acuerdo Miguel Ángel Gómez, Mitxelo, y Koldo Asua, dos profesionales que, al margen de sus adeptos y adversarios, emergen como voces autorizadas. El primero es presidente del Santutxu y el descubridor del central. El segundo es el exresponsable del área de Atención al Jugador en el organigrama del Athletic, que canalizó la adaptación del jugador y que dejó su cargo por su falta de sintonía con la actual dirección deportiva del club bilbaino. A los dos les une su conocimiento de Vivian, cada uno en su medida. "Es un chico ambicioso, en el mejor sentido de la palabra, y nada egoísta", declara Mitxelo. "Tiene las ideas muy claras, es un chico del que te puedes fiar desde el minuto cero", subraya Asua.

Vivian es un ejemplo de superación. Llegó al Santutxu en su primer año juvenil, verano de 2015, y el Athletic no tardó en captarle, a través de la figura de Jorge Boluka, para ascender muy pronto al Basconia y después al Bilbao Athletic. En agosto de 2019 participó en la pretemporada con el primer equipo e incluso hizo un gol en uno de los amistosos ante el Numancia en Los Pajaritos y Gaizka Garitano le solía reclutar, ya iniciada la liga, para ejercitarse con los leones. Una inoportuna lesión de espalda le marcó el último curso, pero se recuperó tras el confinamiento, el club reiteró su confianza en él, le renovó hasta el 30 de junio de 2023 ("Fue un proceso muy rápido, a la vieja usanza, porque la prioridad de Vivian es triunfar en el Athletic", comentan los que le conocen a la perfección) con una cláusula de 40 millones de euros, pocas horas después de la firma cerró su cesión al Mirandés, en el que ha cuajado nada más llegar, es un fijo para José Alberto López, su técnico, luce pleno recorridas las cinco primeras jornadas de LaLiga SmartBank y se ha ganado la confianza de un vestuario profundamente renovado para ganarse una capitanía que estrenó en el triunfo de su equipo el sábado en su visita al Sabadell de Gorka Guruzeta, excompañero en el Bilbao Athletic.

"Jugamos contra el Ariznabarra en la Liga Vasca Cadete, yo ya le llevaba un tiempo siguiendo. Al ser de Gasteiz ni pensaba en la posibilidad de traerle por los problemas de viajes y estudios. Pero sus padres (José y Celia) y su hermano mayor (Jonathan) me dijeron que quería venir a jugar a Bilbao para dar ese salto que no lo veía en el fútbol alavés. Apenas lo pensé, vino para jugar en el juvenil C que entrenaba Ibai (actual jugador el Athletic al que volvió tras su periplo en el Alavés) y lo cierto es que sorprendió", recuerda Mitxelo, que no cesa en sus elogios hacia el central. "No faltó ni a un solo entrenamiento. Venía con sus padres de Gasteiz a Maiona tres días a la semana y el fin de semana de partido, incluso venía los días de charla sin necesidad de ello. Destacaba por ser un central agresivo, que dominaba el juego aéreo y con buenos fundamentos técnicos. Es muy trabajador, muy serio, muy responsable y con ganas de conseguir cosas", reflexiona el presidente del Santutxu, que augura un buen futuro para Vivian: "No sé si va a llegar, porque no es fácil, pero sí está preparado para dar el salto a Primera, aunque luego está el factor suerte, que es muy importante".

Koldo Asua, ex responsable del área de Atención al Jugador del Athletic y una referencia en la formación de los futbolistas, pone en el acento en humildad de Vivian, que llegó a Lezama "con las ideas muy claras". "Vivian viene de una familia humilde y muy educada. Desde el primer día era consciente de que tenía que trabajar, que nadie le iba a regalar nada. Era muy serio en los entrenamientos, no fallaba. Es un chaval con la cabeza muy amueblada y su mayor virtud es la responsabilidad, tanto en el fútbol como en los estudios. Es un chaval en el que puedes confiar nada más conocerle", expresa Asua, que facilitó, junto a Izaskun Larrieta, exdirectiva en la Junta de Josu Urrutia, el ingreso del futbolista en la Facultad de Comercio de Elcano de la UPV, donde se matriculó en el Grado de Gestión de Negocios, que desde su cesión en el Mirandés lo debe realizar a distancia, en esta ocasión en la Universidad de Deusto.

Vivian, el nuevo capitán del Mirandés, presume de una irrupción brillante a base de trabajo. Hace un par de semanas entró en el mejor once de la jornada en LaLiga SmartBank, y ha insistido en alguna ocasión que se quiere curtir en la categoría de plata, la universidad para ganarse su regreso al Athletic. De momento, cumple con creces y el club rojiblanco aplaude su progresión.