Williams acelera sobre la bocina

06.09.2020 | 01:10
Muniain, Morcillo, Williams y Raúl García celebran uno de los dos goles anotados ayer por el Athletic frente al Eibar.

El delantero bilbaino se pone en marcha ante el Eibar con 72 minutos de recorrido y dos claras ocasiones de gol

EL último amistoso de pretemporada con el Eibar como rival en Lezama (2-2) sirvió a Gaizka Garitano para recuperar nuevos efectivos de cara al inminente arranque de liga ante el Granada en Los Cármenes. Si el viernes fueron Unai Núñez, Iñigo Córdoba y Mikel Vesga, además del cachorro Ander Iru, quienes tuvieron sus primeros minutos estivales en la visita al Oviedo, ayer fueron el ya recuperado Iñigo Martínez y los inicialmente contagiados con covid-19 Unai López, Iñaki Williams y Oihan Sancet los que se estrenaron en un atípico y accidentado verano en clave rojiblanca. Los tres primeros lo hicieron partiendo de inicio, mientras que Sancet ingresó en el terreno de juego en el minuto 67 en sustitución de Unai López. Hasta el término del exigente test de preparación frente al conjunto armero se fajó en el centro de la defensa un entonado Iñigo Martínez, pero no así Williams, a quien Garitano dio vuelo durante 72 minutos.

Le relevó en sus funciones Ewan Urain, sin fortuna al desviar el centro de Pedro León que supuso el 2-2, después de que el incombustible delantero bilbaino cogiera ritmo en las piernas con vistas al choque del próximo viernes en Granada. Evidenció el 9 del Athletic su falta de rodaje tras haber iniciado los entrenamientos en Lezama el pasado 28 de agosto, pero demostró estar en condiciones de poder ser empleado por el técnico derioztarra en la apertura de una campaña en la que debe dar un paso al frente en la finalización. Sin Aritz Aduriz en la plantilla y sin la incorporación de ningún punta externo, la necesidad de mejorar sus números de cara a portería se antoja tarea indispensable para no volver a cargar con tamaña responsabilidad a Raúl García, quien, no obstante, marcó en la matinal de ayer para no perder la buena costumbre.

No fue el caso de Williams, que se mostró activo para acelerar la marcha sobre la bocina, pero no acertó ante el guardameta Yoel en ninguna de las dos claras ocasiones que tuvo durante los primeros 45 minutos. Activo como punta de lanza por todo el frente de ataque con continuos desmarques de ruptura y caídas a ambas bandas, el ariete rojiblanco pinchó un balón en carrera a las mil maravillas en el minuto 30 para poner el lazo a un magnífico envío lejano de Iñigo Martínez, pero no acertó en su intento de vaselina sobre el portero del Eibar. Salió desviado el globo de Williams, desacertado en una ejecución que mejoró poco después al rematar de primeras un centro de Raúl García desde la banda izquierda. Conectó un buen disparo cruzado el bilbaino, aunque tampoco encontró portería. Dado el cariz amistoso de la cita, la doble opción de gol sin culminar no irá más allá de una mera anécdota en un encuentro que pasará rápidamente al olvido.

A partir del próximo viernes, sin embargo, la historia será bien distinta y consciente de ello es Williams, quien cerró el pasado curso con solo seis tantos en liga. Sumó otros cuatro en el tránsito copero, pero las diez dianas que firmó en total fueron escaso bagaje para un futbolista que aspira a consolidarse como delantero centro titular del equipo. Urge, por tanto, una rápida mejora en el remate. Los números, no en vano, hablan por sí solos, toda vez que Williams solo ha sido capaz de alcanzar el doble dígito de goles en el campeonato de la regularidad en una de sus seis temporadas como león. Lo logró en la campaña 2018-19 al lograr trece, siete más que en un último ejercicio en el que no estuvo a la altura de las necesidades del colectivo en materia realizadora.

Máximos goleadores 

Superados los cuatro amistosos programados este verano, la condición de máximos goleadores la comparten el capitán Iker Muniain y el novato Jon Morcillo, ambos con dos goles a sus espaldas. El jugador de La Txantrea firmó los dos primeros tantos estivales de los leones al marcar ante la Unión Deportiva Logroñés y el Alavés, de penalti, con el extremo zornotzarra vestido también de goleador contra el cuadro gasteiztarra y ayer frente al Eibar. Ante los dos rivales de Primera División, así las cosas, ha visto portería en los test previos al inicio de la competición un lanzado Morcillo, al frente junto a Muniain de una tabla de goleadores que completan con un zarpazo por barba Asier Villalibre, Oier Zarraga y Raúl García, siempre dispuesto a dejar su sello más allá del compromiso en cuestión.

Williams, activo en su primera aparición estival, perdonó en un vis a vis con Yoel y rozó el gol con un disparo cruzado

Al Athletic le urge una mejora de sus números en materia realizadora tras firmar el pasado curso seis tantos en liga